Boda de Felipe de Borbón y Letizia Ortiz

enlace real celebrado el 22 de mayo de 2004 en Madrid, España

La boda real entre el entonces príncipe Felipe de Borbón y Letizia Ortiz se celebró en la catedral de la Almudena de Madrid el 22 de mayo de 2004, ante más de 1200 invitados. Al acontecimiento asistieron representantes de doce casas reales reinantes y otros doce pertenecientes a casas reales no reinantes.[1]

Monograma conjunto de Felipe y Letizia como príncipes de Asturias, creado con motivo de su boda.

Tuvo la consideración de boda de Estado, la primera en España desde hacía más de 50 años, y fue también la primera boda en celebrarse en la catedral de Madrid, que había sido consagrada en 1993.

Cupón de la ONCE dedicado al Enlace Real en Madrid de S.A.R. El Príncipe de Asturias y Doña Letizia Ortiz Rocasolano.

La boda

editar
 
Felipe y Letizia la tarde en la que se anunció su compromiso matrimonial

A las 10:43:02 horas, el cortejo real salió por la Puerta del Rey del Palacio Real de Madrid. Encabezado por un oficial seguido de seis alabarderos, estaba formado por:

A las 11.12, se produjo la llegada y la entrada de la novia, Letizia Ortiz, a la catedral, precedida por los pajes, que fueron los cinco nietos de los reyes, Felipe, Juan, Victoria, Pablo y Miguel, la nieta de los duques de Calabria y la sobrina de doña Letizia. Llegó al templo en un automóvil, en lugar de hacerlo a pie como estaba previsto, debido a la persistente e intensa lluvia.

Letizia lucía la tiara con la que se casó la reina Sofía, de estilo imperio, en platino y diamantes. El traje de novia, diseñado por Manuel Pertegaz, era de color blanco, manga larga, ceñido al talle, escote en pico con cuello en forma de corola, falda amplia y cola de 4,5 metros bordada con motivos heráldicos. El manto nupcial fue un regalo del Príncipe a doña Letizia; con forma triangular, de tres metros de largo por dos de ancho, de tul de seda natural en color blanco marfil con roleos y guirnaldas bordadas a mano, que mezclaban la flor de lis y la espiga. Los zapatos obra y creación de la diseñadora ilicitana Pura López.

La boda fue oficiada con misa solemne, celebrada por el arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela.

A las 11.49 se produjo el momento del consentimiento, con la siguiente fórmula ritual:

  • Príncipe Felipe de Borbón:
Yo, Felipe, te recibo a ti, Letizia, como esposa, y me entrego a ti, y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida.
  • Letizia:
Yo, Letizia, te recibo a ti, Felipe, como esposo, y me entrego a ti, y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, todos los días de mi vida.

El recorrido nupcial

editar

Tras la ceremonia religiosa, los recién casados realizaron un recorrido en automóvil, un Rolls-Royce negro, por las calles de Madrid, pasando por la Plaza de Oriente, Plaza de España, Gran Vía, calle de Alcalá, Paseo del Prado y Glorieta del Emperador Carlos V, hasta llegar a la Basílica de Nuestra Señora de Atocha, donde la Princesa depositó el ramo de novia ante la imagen de la Virgen de Atocha, tradicional patrona de la realeza española.

Homenaje a las víctimas del 11-M

editar

A las 8.00 horas del día del enlace, un teniente coronel del ejército de Tierra, escoltado por dos soldados de la Guardia Real, depositó una corona de flores con la frase: "Siempre en nuestra memoria, Felipe y Letizia" en el Bosque de los Ausentes, una composición en el centro de la Glorieta de Atocha con árboles y flores, en recuerdo a las víctimas de los ataques terroristas del 11-M.[3]

Banquete nupcial

editar

Tras la ofrenda floral a la Virgen, los novios llegaron al Palacio Real, donde se sirvió el banquete de bodas. A tal efecto, debido al elevado número de invitados, se tuvo que cerrar con una techumbre provisional el patio central del Palacio, que se adornó con tapices y alfombras y numerosas composiciones florales. El menú fue diseñado por los chefs españoles Ferran Adrià y Juan Mari Arzak y consistió en:

  • Un aperitivo tradicional de jamón de Jabugo, queso manchego, vieiras rebozadas y croquetas, entre otras delicias y panes especiales.
  • Tartaleta de hojaldre con marisco sobre lecho de verduras.
  • Capón asado con tomillo y nueces.
  • Pastel.
  • Vino blanco y tinto junto con cava.

Medidas de seguridad

editar

Los miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que vigilaron la capital de España fueron: 14.500 policías nacionales y 3.200 guardias civiles. Además, se llevó a cabo el cierre de fronteras y del espacio aéreo de Madrid; dos AWACS de la OTAN reforzaron aún más la seguridad. Ambos aparatos permanecieron durante el fin de semana en la base, al igual que los 25 efectivos de la OTAN, en su mayoría británicos, que participaron en el operativo.[4]

Invitados

editar

Familia Real española

editar

Familia Ortiz - Rocasolano

editar
  • Jesús Ortiz y Paloma Rocasolano
  • Telma Ortiz Rocasolano
  • Érika Ortiz Rocasolano y su esposo Antonio Vigo
  • Menchu Álvarez y José Luis Ortiz
  • Francisco Rocasolano y Enriqueta Rodríguez

Realeza reinante

editar

Arabia Saudita:

Baréin:

Bélgica:

Brunei

Dinamarca:

Japón:

Jordania:

Liechtenstein:

Luxemburgo:

Marruecos:

Mónaco:

Noruega:

Países Bajos:

Reino Unido:

Suecia:

Realeza no reinante

editar

Alemania:

  • Príncipe Alois-Konstantin y su esposa, la princesa Anastasia de Lowenstein-Wertheim-Rosenberg

Brasil:

Bulgaria:

Dos Sicilias:

Francia:

  • La princesa Beatriz de Orleáns, su hijo menor, su hija Clotilde y su marido

Grecia:

Irán:

Islam:

Italia:

Yugoslavia:

Portugal:

Rumania:

Rusia:

Nobleza y grandeza española

editar

Delegaciones internacionales

editar

Expresidentes:

Organismos internacionales:

Representantes del Estado, gobierno y comunidades autónomas

editar

Presidentes autonómicos:

Otros invitados

editar

Retransmisión y audiencia

editar

25.145.000 espectadores siguieron por televisión la boda de los Príncipes de Asturias. Todos ellos dedicaron a ver el enlace un promedio de 94 minutos, según los datos facilitados por TVE, que sirvió la señal institucional. Se trata de la boda real que más espectadores por televisión ha acumulado en España.

Según los datos de TVE, se trata del día de más audiencia de televisión en toda la historia de España desde que se tienen registros de audímetros.;[5]​ probablemente solo superado por la final del Mundial de fútbol 2010.[6]

Referencias

editar

Enlaces externos

editar