Abrir menú principal
Gato en una bolsa de papel.

La bolsa de papel es un recipiente de papel que se utiliza para transportar productos. Suele tener un par de asas, ya sea recortando dos orificios o añadiendo dos asas salientes, fabricadas también con papel.

Son ofrecidas por los comerciantes para facilitar al cliente el transporte de su compra, y suele estar estampada en su exterior con una imagen de marca que sirve como medio de publicidad.


Al ser el papel un residuo reciclable, y poco duradero si es abandonado en el medio ambiente, se está tratando de promocionar su uso en sustitución de las bolsas de plástico, mucho más duraderas y perjudiciales si se abandonan. El término bolsa viene del término griego “birsa” que ya determinaba un recipiente de cuero para guardar semillas.

La resistencia de una bolsa de papel Kraft es función directa del grosos de la hoja, y se mide en g/m² —gramos por metro cuadrado—

Invención y mejorasEditar

Su inventor fue el estadounidense Francis Wolle, que en la década de 1850 inventó la primera versión. Posteriormente Margaret E. Knight mejoró el diseño dotándolas de un fondo plano que permitía que se mantuvieran en pie, además de ser fácilmente plegables y apilables. Charles Stilwell aún mejoró más el diseño y a partir de los años 30 del siglo XX la mayoría de los comercios adoptaron su uso.


Hoy en día existen diferentes modelos de bolsas de papel: con asa plana, asa rizada, asa troquelada y las bolsas de lujo con cordones de algodón.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar