Bonifacio (en latín, Bonifacius; m. 432) fue un general y gobernador romano de la diócesis de África. Junto con su rival, Aecio, a veces es llamado «el último de los romanos».

Bonifacio

Moneda con la imagen de Bonifacio
Información personal
Nacimiento finales del siglo IV
(lugar desconocido)
Fallecimiento 432
(lugar desconocido)
Causa de muerte Muerto en combate Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge Pelagia Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Oficial militar Ver y modificar los datos en Wikidata
Años activo 417-454
Cargos ocupados Gobernador romano Ver y modificar los datos en Wikidata
Lealtad Imperio romano de Occidente
Rama militar Ejército romano Ver y modificar los datos en Wikidata
Rango militar comes Africae (423/424-425)
comes domesticorum et Africae (425-427) (429-432)
magister militum (432)[1]
Conflictos

caída del Imperio romano de Occidente

Carrera política

editar

Después de la muerte del emperador Honorio en 423, el primicerius notariorum Juan fue proclamado por emperador occidental por los altos funcionarios civiles. Bonifacio, desde África, rechazó reconocerlo y evitó que los abundantes envíos de grano africano alcanzaran Italia. Después de una guerra civil, Juan fue derrocado y Valentiniano III, sobrino de Honorio, fue hecho emperador occidental por el emperador romano del este, Teodosio II. Bonifacio lo apoyó y comenzaron de nuevo los envíos de grano.

Bajo la influencia de Aecio, Gala Placidia, madre del emperador, condenó a Bonifacio por traición contra el emperador. Temeroso por la probable ejecución, Bonifacio pidió la ayuda de mercenarios vándalos.[2]​ La tribu entera emigró en masa a África. Sin embargo, cuando llegaron, Bonifacio había recuperado el favor de Placidia, quien le había concedido el título de patricio. Informó a los vándalos que sus servicios ya no eran necesarios, pero en vez de volver a Hispania, se rebelaron y se apoderaron de África. Los vándalos gobernarían la diócesis hasta que Belisario la recobrase en 534 para el Imperio bizantino.

Bonifacio había sido llamado a Italia antes de que los vándalos hubieran ocupado la provincia; sin embargo, Aecio y su ejército de mercenarios germanos marcharon contra él. El resultado fue la batalla de Rímini (432), que Bonifacio ganó, a pesar de ser mortalmente herido; murió varios meses más tarde [3]​ y Aecio se convirtió en el gobernante de hecho del Imperio romano de Occidente.

Referencias

editar
  1. Martindale, 1980, pp. 237-240.
  2. Jordanes, Historia de los godos, c. 33.
  3. Gibbon, E., Historia de la decadencia y caída del Imperio romano, p. 989.

Bibliografía

editar


Predecesor:
Flavio Félix
Magister militum
del ejército romano occidental

432
Sucesor:
Sebastiano