Bravo F1

Bravo F1 fue un proyecto que se empezó a mediados de 1992 que fue llevado a cabo por Nick Wirth para participar en la Fórmula 1 en 1993. Su creación data de noviembre de 1992 y fue declarado ilegal tan solo al mes siguiente, en diciembre, por lo que a inicios de 1993, el proyecto se abandonó. 17 años después, Adrián Campos volvería con Hispania Racing.

El equipo es conocido también por ser un proyecto inglés y porque el monoplaza tuvo nacionalidad española. El fundador de la escudería fue Adrián Campos y los diseñadores fueron Nick Wirth y Jean-Pierre Mosnier.

HistoriaEditar

El coche fue construido con un chasis del antiguo monoplaza Andrea Moda y con una caja de cambios de Dallara. El motor era un motor Judd V8 y el principal patrocinador era ElMondo, junto con nombres de pequeñas empresas españolas.

El monoplaza se terminó en noviembre de 1992 y el equipo contaba con un presupuesto de 3.000.000 de dólares, menos de la mitad que tenía el equipo Andrea Moda en 1992.

Nick Wirth y los otros pensaron si en detener el proyecto o no y ahorrar dinero para construir otro coche propio. El monoplaza fue hecho en poco tiempo, sin hacer ningún tipo de pruebas, y negociando con Jordi Gené como piloto y Judd como motorista. El equipo constituía de los fundadores que empezaron este proyecto y tres mecánicos. La muerte de Jean Pierre-Monsier durante el desarrollo del coche afectó al equipo en su proyecto.

El modelo del monoplaza se llamaba Bravo S931.[1]​ En diciembre el monoplaza fue prohibido por la FIA ya que no superó las pruebas de choque. Así, por falta de dinero y deudas, al final el proyecto se abandonó.

Nick empezó con el proyecto de Simtek, que compitió una temporada completa. Los pilotos candidatos a conducir el coche eran Nicola Larini, Ivan Árias, Jordi Gené y Luca Badoer. También intentaron contratar a Damon Hill.

Anteriormente, el proyecto Pegaso España había tenido intenciones de correr en este campeonato, pero también fracasó.[2]

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar