Buenas prácticas

método o técnica que ha sido generalmente aceptado como superior a las alternativas, ya sea porque produce mejores resultados o porque se ha convertido en una forma estándar de hacer las cosas

Por buenas o mejores prácticas se entiende un conjunto coherente de acciones que han rendido bien o incluso excelente servicio en un determinado contexto y que se espera que, en contextos similares, rindan similares resultados. Dichas "buenas prácticas" dependen de las épocas, de las modas y, por esto último, es posible que algunas resulten contradictorias entre ellas mismas.[1]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar