Céfalo (hijo de Hermes)

hijo de Hermes en la mitología griega
Aglauro es convertida en piedra.

En la mitología griega, Céfalo[1]​ fue un ateniense, hijo de Hermes y Herse, hija de Cécrope, o de Creúsa, hija de Erecteo.

Cuando se enamoró Hermes de Herse, la celosa hermana de ella, Aglauro, se interpuso entre ambos y rehusó moverse. Hermes la transformó en piedra.

La diosa Eos secuestró a Céfalo y lo llevó hasta Siria, donde lo hizo su amante. Distintos autores les atribuyen por separado tres hijos, llamados Titono, Héspero o Eósforo y un Faetón (del que algunas fuentes afirman era hijo de Céfalo y Hemera, el Día), distinto del Faetón hijo del dios solar Helios.

Este personaje de Céfalo es confundido a menudo con otro Céfalo hijo de Deyoneo, debido a que ambos son nombrados como amantes de la diosa Eos.

ReferenciasEditar