Abrir menú principal

César Torres Martínez

político español

César Torres Martínez (Caldas de Reyes, 1905-Vigo, 14 de noviembre de 1988) fue un político y abogado español. Durante el periodo de la Segunda República fue gobernador civil de Lugo, Almería, Ávila, Jaén y Granada.

César Torres Martínez
César Torres Martínez 1932.jpg

Gobernador civil de Lugo
19 de julio de 1932-13 de mayo de 1933

Gobernador civil de Almería
13 de mayo-14 de sept. de 1933

Gobernador civil de Ávila
12 de octubre-19 de dic. de 1933

Gobernador civil de Jaén
18 de marzo-23 de junio de 1936

Gobernador civil de Granada
23 de junio-20 de julio de 1936

Información personal
Nacimiento 1905
Caldas de Reyes
Fallecimiento 14 de noviembre de 1988
Vigo
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Partido político ORGA
Izquierda Republicana
Información profesional
Ocupación Político, abogado

Índice

BiografíaEditar

Nacido en 1905,[1]​ realizó estudios de derecho por la Universidad de Santiago de Compostela.

Abogado de profesión, era católico creyente y desde joven militó en la Organización Republicana Gallega Autónoma (ORGA) fundada por Santiago Casares Quiroga,[2]​ con el que mantuvo una íntima amistad.[3]​ Posteriormente militó en Izquierda Republicana (IR),[4]​ fundada por Manuel Azaña. En 1931 se convirtió en alcalde de Caldas de Reyes.

Durante los años de la Segunda República fue gobernador civil de las provincias de Lugo, Almería, Ávila y Jaén.[3]

En junio de 1936 fue nombrado gobernador civil de Granada, cargo en el que le sorprendió el comienzo de la Guerra Civil. Durante el mes que ocupó el cargo hubo de enfrentarse a distintos problemas que existían en la provincia de Granada, aunque su reciente llegada a Granada le impidió hacer frente de forma efectiva a la conspiración militar en la capital granadina.[5]​ Siguiendo las instrucciones de Casares Quiroga, Torres Martínez se negó en repetidas ocasiones a repartir armas entre las organizaciones obreras granadinas.[6]​ Cuando el 20 de julio se sublevó la guarnición, estos no encontraron apenas resistencia y Torres Martínez fue inmediatamente detenido por los militares sublevados y encarcelado.[7]

Juzgado posteriormente por un consejo de guerra,[8]​ consiguió salvar la vida aunque sería condenado a más de treinta años de prisión.[9]​ Fue también inhabilitado para ejercer como abogado.[2]​ Estuvo ocho años en prisión, siendo puesto en libertad condicional en enero de 1944. Algún autor ha sugerido que Torres Martínez salvó la vida en compensación a los «servicios prestados a los sublevados», es decir, por haberse negado a repartir armas a los obreros.[10]

Regresaría a Galicia, donde en 1954 se convirtió en miembro del consejo de administración del Banco de Vigo.[11]

Vida privadaEditar

Estuvo casado con Josefina Díaz Torres, con la que contrajo matrimonio en 1933.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Grande, 1987, p. 210.
  2. a b Múgica Melgar, 2009, p. 62.
  3. a b Gibson, 1981, p. 67.
  4. Gómez Oliver, 2007, p. 303.
  5. Gibson, 1981, pp. 67-68.
  6. Gibson, 1981, p. 83.
  7. Aróstegui, 2006, p. 69.
  8. Juliá, 2004, p. 328.
  9. Gibson, 1981, pp. 108-109.
  10. Gil Bracero, 1998, p. 21.
  11. Múgica Melgar, 2009, p. 69.

BibliografíaEditar

  • Aróstegui, Julio (2006). Por qué el 18 de Julio...y después. Flor del Viento Ediciones. 
  • Gibson, Ian (1981). El Asesinato de Federico García Lorca. Barcelona: Editorial Bruguera. 
  • Grande, Félix (1987). La Calumnia. De cómo a Luis Rosales, por defender a Federico García Lorca, lo persiguieron hasta la muerte. Mondadori. 
  • Gil Bracero, Rafael (1998). Revolucionarios sin revolución: marxistas y anarcosindicalistas en guerra: Granada-Baza, 1936-1939. Universidad de Granada. 
  • Gómez Oliver, Miguel (2007). José Palanco Romero: la pasión por la "res pública". Universidad de Granada. 
  • Juliá, Santos (2004). «República y Guerra Civil». Historia de España Menéndez Pidal 40 (Espasa-Calpe). 
  • Múgica Melgar, José Luis (2009). Banco de Galicia. Orígenes, evolución y extinción. Bubok.