Abrir menú principal

Caelus

primitivo dios del cielo en la mitología romana

Caelus, Caelo o Coelus (del latin cælus, "cielo" o "los cielos" y de ahí "celestial") fue un primitivo dios del cielo en la mitología y teología romana, apareciendo también en su iconografía y literatura.

El nombre de la deidad generalmente aparece en forma gramatical masculina cuando se lo concibe como una fuerza generativa masculina, pero la forma neutral Caelum también se encuentra como una personificación divina.[1]

IdentidadEditar

El nombre de Caelus indica que fue el equivalente romano del dios griego Urano (Οὐρανός, Ouranos), que tuvo gran importancia en la teogonía y mitología de los griegos. Varrón lo une con Terra (Tierra) como pater y mater (padre y madre), y dice que son 'grandes deidades' (dei magni) en la teología de los misterios en Samotracia.[2]​ Aunque se desconoce si tuvo culto en Roma,[3]​ no todos los estudiosos consideran que sea una importación griega dado su nombre latino. Se le ha asociado con Summanus, el dios del trueno nocturno, como 'puramente romano'.[4]

Caelus comienza a aparecer regularmente en el arte augusteo y en relación con el culto a Mitra durante la era imperial. Vitruvio lo incluye entre los dioses celestiales cuyos templos (aedes) debían construirse abiertos al cielo. Otros dioses para quienes este tipo de diseño del aedes era apropiado fueron Júpiter, Sol y Luna.[5]​ Como dios del cielo, se identificó con Júpiter, como lo indica una inscripción donde se lee: Optimus Maximus Caelus Aeternus Iup<pi>ter.[6]

GenealogíaEditar

Según Cicerón e Higinio, Caelus era hijo de Éter y Dies ('Día' o 'Luz del día').[7]​ Caelus y Dies fueron en esta tradición los padres de Mercurio.[8]

Con Trivia, Caelus fue el padre del dios distintivamente romano jano, así como de Saturno y Ops.[9]​ Caelus también fue el padre de una de las tres formas de Júpiter, siendo los otros dos padres Éter y Saturno.[10]​ En una tradición, Caelus era el padre, con Tellus, de las Musas, aunque probablemente fuera una mera traducción de Ouranos de una fuente griega.[11]

Mito y alegoríaEditar

Caelus sustituyó a Urano en las versiones latinas del mito de Saturno (Crono) que castra a su padre celestial, de cuyos genitales cortados, arrojados al mar, nació la diosa Venus (Afrodita).[12]​ En su obra Sobre la naturaleza de los dioses, Cicerón presenta una alegoría estoica del mito en el que la castración significa 'que el éter celestial más elevado, ese fuego de semillas que genera todas las cosas, no requirió el equivalente de los genitales humanos para proceder en su trabajo generador'.[13]​ Para Macrobio, la separación marca el Caos del Tiempo (Saturno) fijo y medido según lo determinado por los Cielos giratorios (Caelum). La semina rerum ('semillas' de las cosas que existen físicamente) proviene de Caelum y son los elementos que crean el mundo.[14]

La abstracción espacial divina Caelum es un sinónimo del Olimpo como morada celestial metafórica de lo divino, identificada y distinguida de la montaña de la antigua Grecia como hogar de los dioses. Varrón dice que los griegos llaman a Caelum (o Caelus) 'Olympo'.[15]​ Como representación del espacio, Caelum es uno de los componentes del mundus, 'el 'mundo' o cosmos, junto con terra (tierra), mare (mar) y aer (aire).[16]​ En su obra sobre los sistemas cosmológicos de la antigüedad, el humanista renacentista holandés Gérard Vossius trata ampliamente de Caelus y su dualidad tanto como dios como un lugar en el que habitan los otros dioses.[17]

El escritor cristiano del período preniceno, Lactancio, usa habitualmente los teónimos latinos Caelus, Saturno y Júpiter para referirse a las tres hipóstasis divinas de la escuela neoplatónica de Plotino: el Primer Dios (Caelus), el Intelecto (Saturno) y Alma, hijo del Inteligible (Júpiter).[18]

 
Augusto de Prima Porta llevando en su coraza una posible representación de Caelus.

En el arteEditar

Generalmente, aunque no está universalmente aceptado, Caelus es representado en la coraza del Augusto de Prima Porta,[19]​ en la parte superior por encima de los cuatro caballos de la cuadriga del dios Sol. Aparece como un hombre maduro y barbudo que lleva una capa sobre su cabeza que ondea en forma de arco, un signo convencional de deidad (velificatio) que 'recuerda la bóveda del firmamento'.[20]​ Está equilibrado y emparejado con la personificación de la Tierra en el fondo de la coraza.[21]​ Otra interpretación es que estas dos figuras podrían ser identificadas con Saturno y la Magna Mater, para representar la nueva 'Edad de Oro' de Saturno de la ideología augustea.[22]

En un altar de los Lares ahora en el Museo Vaticano, Caelus aparece en su carro con Apolo-Sol sobre la figura de Augusto.[23]

ReferenciasEditar

  1. Tiene género neutro, por ejemplo, en Varrón en De lingua latina 5.57, donde podría esperarse una forma masculina para el compañero de Terra. Neutro también en Higinio en Fabula pr. 2 (17) en una serie de personificaciones divinas con Terra y Mare (el mar). Las formas masculinas y neutras del nombre Caelus y Caelum difieren solo en los casos vocativos y nominativos. Cuando aparece un sustantivo de segunda declinación en el caso genitivo, dativo o ablativo, no hay forma de distinguir si es neutro o masculino. Cuando la deidad se concibe en plural, 'los Cielos', se usa el masculino Caeli, y no el neutro Caela, lo que crearía una ambigüedad con los sustantivos de primera declinación del género femenino. Las personificaciones divinas en latín son en su mayoría femeninas.
  2. Varrón, De lingua Latina 5.58.
  3. Pierre Grimal, The Dictionary of Classical Mythology (Blackwell, 1986, 1996), pp. 83–84.
  4. Marion Lawrence, "The Velletri Sarcophagus", American Journal of Archaeology 69.3 (1965), p. 220.
  5. Vitruvio, De architectura 1.2.5; John E. Stambaugh, "The Functions of Roman Temples," Aufstieg und Niedergang der römischen Welt II.16.1 (1978), p. 561.
  6. CIL 6.81.2.
  7. Cicerón, De natura deorum 3.44, citado por E. J. Kenney, Apuleius: Cupid and Psyche (Cambridge University Press, 1990, 2001), nota a 6.6.4, p. 198; Higino, prefacio. No es la teogonía que Hesíodo presenta.
  8. Cicerón, De natura Deorum 3.56; también Arnobio, Adversus Nationes 4.14.
  9. Ennio, Annales 27 (edición de Vahlen); Varrón, citado por Nonio Marcelo, p. 197M; Cicerón, Timaeus XI; Arnobio, Adversus Nationes 2.71, 3.29.
  10. Arnobio, Adversus Nationes 4.14.
  11. Arnobio, Adversus Nationes 3.37, citando a Mnaseas como fuente.
  12. Cicerón, De nature Deorum; Arnobio, Adversus Nationes 4.24.
  13. Cicerón, De natura Deorum 2.64. Isidoro de Sevilla narra, de forma similar que Saturno "cortó los genitales de su padre Caelus, porque nada nace en los cielos, de las semillas (Etimologías 9.11.32). Jane Chance, Medieval Mythography: From Roman North Africa to the School of Chartres, A. D. 433–1177 (University Press of Florida, 1994), pp. 27 y 142.
  14. Macrobio, Saturnalia 1.8.6–9; Chance, Medieval Mythography, p. 72.
  15. Varrón, De lingua latina 7.20; igualmente Isidoro de Sevilla, Etimologías 14.8.9. El nombre Caelum aparece en caso acusativo, que oscurece cualquier distinción entre masculino y neutro. Servio, anota a Eneida 6.268, narrando que "Olympo" es el nombre tanto para la montaña macedonia como para caelum. Citas de Michel Huhm, "Le mundus et le Comitium: Représentations symboliques de l'espace de la cité", Histoire urbaine 10 (2004), p. 54.
  16. Servio, anota a la Eneida 3.134; Huhm, "Le mundus et le Comitium," p. 53, notas 36 y 37.
  17. Gérard Vossius, Idolatriae 3.59 en línea et passim, en Gerardi Joan. Vossii Operum, vol. 5, De idololatria gentili. También Giovanni Santinello y Francesco Bottin, Models of the History of Philosophy: From Its Origins in the Renaissance to the "Historia Philosophica" (Kluwer, 1993), vol. 1, pp. 222–235.
  18. Elizabeth De Palma Digeser, "Religion, Law and the Roman Polity: The Era of the Great Persecution," en Religion and Law in Classical and Christian Rome (Franz Steiner, 2006), pp. 78–79.
  19. Jane Clark Reeder, "The Statue of Augustus from Prima Porta, the Underground Complex, and the Omen of the Gallina Alba," American Journal of Philology 118.1 (1997), p. 109; Charles Brian Rose, "The Parthians in Augustan Rome," American Journal of Archaeology 109.1 (2005), p. 27.
  20. Karl Galinsky, Augustan Culture: An Interpretive Introduction (Princeton University Press, 1996), pp. 158 y 321.
  21. Reeder, "The Statue of Augustus," p. 109.
  22. Específicamente, Juppiter Optimus Maximus Saturnus Augustus: Reeder, "The Statue of Augustus," p. 109 y 111.
  23. Reeder, "The Statue of Augustus," p. 103; Lily Ross Taylor, "The Mother of the Lares," American Journal of Archaeology 29.3 (1925), p. 308.