Campo de concentración

centro de detención donde se encierra a personas de un colectivo genérico sin juicio previo ni garantías judiciales
(Redirigido desde «Campos de concentración»)

Un campo de concentración o campo de internamiento es un centro de detención o confinamiento donde se encierra a personas por su pertenencia a un colectivo genérico en lugar de por sus actos individuales, sin juicio previo y sin garantías judiciales, aunque puede existir una cobertura legal integrada en un sistema de represión política. Se suelen emplear campos de concentración para encerrar a opositores políticos, grupos étnicos o religiosos específicos, personas de una determinada orientación sexual, prisioneros de guerra, civiles habitantes de una región en conflicto u otros colectivos.[1]

Campo de concentración utilizado para albergar a canadienses de origen japonés durante la Segunda Guerra Mundial en la Columbia británica
Lizzie van Zyl, bóer muerta en el campo de concentración inglés de Bloemfontein en la Segunda Guerra Bóer.

A diferencia de un campo de prisioneros, que se emplea como centro de detención de militares enemigos en un conflicto, un campo de concentración se usa mayoritariamente para la detención de personas no combatientes, aunque en algunos períodos históricos también se emplearon para encerrar a prisioneros de guerra. Son centros de detención conocidos públicamente, usualmente de gran extensión.

Se considera como variante el campo de trabajo, un campo de concentración donde los reclusos son sometidos a trabajos forzados, frecuentemente en condiciones deplorables.

Debido al maltrato de la población civil durante la Segunda Guerra Mundial, se redactó la Cuarta Convención de Ginebra en 1949, legislando específicamente sobre el trato que deben dar las partes beligerantes en un conflicto a la población civil.

Historia del términoEditar

 
Mujeres y niños Bóeres en un campo de concentración británico hacia 1900, durante las Guerras de los Bóer

Aunque a lo largo de la historia los gobiernos han empleado la deportación de población civil como medio de control de territorios, no es hasta el siglo XVIII cuando se documentan los primeros casos de grupos de civiles no combatientes encerrados en campos. El historiador polaco Władysław Konopczyński ha sugerido que los primeros campos de concentración se crearon en el siglo XVIII durante la Confederación de Bar, cuando los rusos organizaron tres campos de concentración en Polonia-Lituania para los prisioneros rebeldes de Polonia, internados en espera de deportación a Siberia.[2]

El origen moderno del término procede de los campos de reconcentración que construyeron las autoridades españolas en la isla de Cuba durante la Guerra de los Diez Años (1869-1878), imitados posteriormente por los Estados Unidos durante la guerra filipino-estadounidense (1899-1902). La expresión inglesa «concentration camp» se popularizó a raíz de su uso por las autoridades británicas durante la segunda guerra de los Bóer en Sudáfrica, (1899-1902). Así, el objetivo declarado de un campo de concentración es precisamente concentrar a la población de un determinado grupo étnico o región geográfica, con el fin de separar a los combatientes enemigos del apoyo de la población civil, evitando también que pueda rebelarse.

Campos de concentración y exterminio de la Alemania naziEditar

 
Campos de concentración y exterminio nazis durante la II Guerra Mundial.

Durante el siglo XX el internamiento de civiles por parte de los distintos estados se hizo cada vez más frecuente; alcanzó su clímax antes y durante la Segunda Guerra Mundial con los Campos de concentración nazis (1933-1945). Se crearon campos de trabajo y de exterminio con el fin de mantener presos y exterminar a judíos, comunistas, anarquistas, socialistas, disidentes políticos, prisioneros de guerra, homosexuales, gitanos, eslavos, testigos de Jehová, criminales comunes, republicanos españoles emigrados, personas con discapacidades y demás colectivos calificados como «inferiores» o «traidores» para el ideario nazi.

El término «campo de concentración» ganó muchas de las connotaciones del campo de exterminio, y es confundido como sinónimo. También ha sido reemplazado por eufemismos como «campo de internamiento» o «de reubicación», con independencia de las circunstancias de cada lugar.

Los más sangrientos fueron Auschwitz-Birkenau, Treblinka, Belzec y Dachau -entre otros 39 campos centros de concentración- donde morían 1000 personas por día.

Otros campos de concentraciónEditar

ArgentinaEditar

ChileEditar

  • Isla Dawson, Región de Magallanes, Patagonia Chilena, usada para recluir a altos funcionarios y autoridades del derrocado gobierno de Salvador Allende Gossens, el 11 de septiembre de 1973.
  • Campo de concentración de exsalitrera Chacabuco, 11 de septiembre de 1973.
  • Campo de Prisioneros de Pisagua.
  • Estadio Nacional de Santiago de Chile, usado como centro de reclusión, tortura y desaparición durante los primeros meses de la dictadura Militar de Augusto Pinochet.
  • Campo de Prisioneros de Ritoque
  • Campo de concentración "Tejas Verdes" (San Antonio, región de Valparaíso)
  • Campo de concentración "Isla Riesco" (Colliguay, región de Valparaíso)
  • Campo de concentración "Melinka" (Puchuncaví, región de Valparaíso)

ChinaEditar

  • En China, el Laogai, red de campos de trabajo, actualmente en funcionamiento.

Corea del NorteEditar

ColombiaEditar

  • Campo de concentración de Sabaneta, donde en 1944 fueron trasladados más de 100 alemanes, italianos y japoneses a un hotel en las afueras de Fusagasugá, en Cundinamarca, Colombia a raíz de un ataque realizado por Alemania hacia una embarcación colombiana que transportaba náufragos ingleses.

Corea del SurEditar

  • A partir de 1975 el gobierno surcoreano ordenó la detención de todas las personas sin hogar de Seúl y su posterior envío a campos de concentración.[3]

CubaEditar

EspañaEditar

Más de 400.000 presos políticos fueron utilizados como mano de obra esclava por la dictadura de Francisco Franco. Según el historiador Javier Rodrigo, «buena parte de las políticas de construcción de la posguerra están hechas con mano de obra forzosa de prisioneros de guerra. Estos prisioneros provienen de campos de concentración que nacen con la lógica de superponer una política de violencia represiva, de transformación y de reeducación, a esta lógica del aniquilamiento y la eliminación directa».[4]

Estados UnidosEditar

Campos para japoneses: Los campos de concentración para japoneses en Estados Unidos alojaron a unas 120 000 personas, en su mayor parte de etnia japonesa, más de la mitad de las cuales eran ciudadanos estadounidenses y japoneses provenientes de Latinoamérica, principalmente de Brasil y Perú, quienes fueron deportados bajo presión del gobierno estadounidense, en establecimientos diseñados a ese efecto en el interior del país, durante 1942 y 1948.

Campos para inmigrantes irregulares: Los campos de concentración para niños inmigrantes en Estados Unidos son un conjunto de centros de detención para infantes que ha implementado el gobierno de Donald Trump como medida de contención a la migración ilegal en donde son separados los hijos de inmigrantes que son capturados a su llegada a Estados Unidos de América.[5]

Centros clandestinos de detención de la CIA: Los centros clandestinos de detención de la CIA (también llamados black sites) son centros de detención o prisiones secretas operadas por la CIA, generalmente ubicados fuera del territorio continental estadounidense y de su jurisdicción, con poca o ninguna vigilancia política o pública. Puede referirse a las instalaciones que son controladas por la CIA en la denominada «guerra contra el terrorismo» para detener a supuestos combatientes enemigos o terroristas. Según el informe del Parlamento europeo de febrero de 2007, el programa de rendición extraordinaria, que puso en marcha los Estados Unidos para apresar a sospechosos de terrorismo, utilizó vuelos de la CIA a través de territorio europeo.

FranciaEditar

GuineaEditar

Imperio austrohúngaroEditar

Durante la Primera Guerra Mundial se crearon en el Imperio austrohúngaro, en Terezín y Talerhof los campos de concentración para los rusos y ucranianos del Imperio que simpatizaban con los Estados de la Triple Entente.

IsraelEditar

Durante y después de la guerra árabe-israelí de 1948, Israel creó cinco campos de concentración en los que encerró a miles de civiles palestinos y a soldados árabes de los ejércitos beligerantes. Las autoridades militares israelíes crearon cinco campos de concentración: Ijlil, cerca de Tel Aviv, Atlit, al sur de Haifa, y tres campos más pequeños ubicados en el centro del país. Los campos se construyeron con tiendas de campaña y en algunos casos, como el de Atlit, usaron instalaciones de la policía del Mandato británico de Palestina. Los civiles encerrados en los campos de concentración israelíes fueron sometidos a trabajos forzosos (entre otros, en canteras o en granjas y fábricas de judíos) y algunos denunciaron torturas y ejecuciones extrajudiciales. Algunos de los prisioneros serían posteriormente encerrados en cárceles israelíes hasta 1955 sin haber sido sometidos a ningún tipo de proceso judicial.[6][7][8]

MéxicoEditar

  • Presidio de la isla María Magdalena, campo de concentración creado en 1918 por el gobierno de Sonora para los inmigrantes chinos. Albergó a siete mil personas. Actualmente destruido.
  • Campo de concentración en Perote, Veracruz; creado en febrero de 1942 durante la Segunda Guerra Mundial hasta finalizar la guerra en mayo de 1945.[9]​ Albergó a más de 500 ciudadanos alemanes, italianos, japoneses y de otras nacionalidades. La población de Perote se compuso de los marineros de los barcos de bandera alemana e italiana que habían sido confiscados por el gobierno de Manuel Ávila Camacho en 1941; y por casi una centena de individuos acusados de los delitos de espionaje, propaganda y sabotaje. Por ello, estos individuos fueron considerados un riesgo para la seguridad nacional y del hemisferio.[10]

RusiaEditar

  • Sistema Gulag, red de campos de concentración y trabajos forzados en la Unión Soviética.
  • Katorga sistema de campos de concentración de la Rusia Imperial.

Sudáfrica (Reino Unido)Editar

Durante la Segunda Guerra Bóer (1899-1902) librada entre el imperio británico y los colonos de origen neerlandés (llamados bóeres o afrikáneres) en la actual Sudáfrica (entonces una colonia del imperio británico), unos 116,572 hombres, mujeres y niños bóeres fueron desplazados a campos de concentración, más unos 120,000 africanos negros. Debido a las duras condiciones de los campos, aproximadamente el 25% de los bóeres (27,927 bóeres ,de los cuales 22,074 eran niños menores de 16 años) y el 12 % de los africanos presos murieron (14,155, aunque algunos lo elevan hasta los 20.000).

VenezuelaEditar

YugoslaviaEditar

  • Campo de concentración de Jasenovac. Luego del desmembramiento de Yugoslavia tras la invasión nazi, el naciente "Estado Independiente de Croacia", controlado por el partido fascista "Ustasha", diseñó este campo de concentración para el exterminio de la minoría serbia de Bosnia y de judíos.
  • Campo de concentración de Goli Otok, en una isla en el mar Adriático. Funcionó durante la presidencia de Tito, en especial en su primera etapa de intensa persecución política.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Según el DRAE, "Recinto cercado para reclusos, especialmente presos políticos y prisioneros de guerra."
  2. Władysław Konopczyński, Konfederacja barska, t. II, Warszawa 1991, pp. 733-734.
  3. «AP: S. Korea covered up mass abuse, killings of 'vagrants'». AP News (en inglés estadounidense). Consultado el 28 de julio de 2017. 
  4. «'Esclavos del franquismo': España no ha reparado aún a los presos políticos». RT en Español. Consultado el 20 de septiembre de 2017. 
  5. «Sessions ordena “tolerancia cero” contra cruces ilegales en la frontera». El Universal. 6 de abril de 2018. Consultado el 20 de junio de 2018. 
  6. Guttman, Nathan (22 de octubre de 2014). «Dueling Narratives Emerge On Palestinian Internment Camps». Forward. Consultado el 10 de octubre de 2020. 
  7. Hass, Amira (12 de octubre de 2014). «A Nightmare Question Highlights the Importance of Oral History». Haaretz. Consultado el 10 de octubre de 2020. 
  8. Abu Sitta, Salman, y Terry Rempel (Verano de 2014). «The ICRC and the Detention of Palestinian Civilians in Israel’s 1948 POW/Labor Camps». Journal of Palestine Studies Vol. XLIII, No. 4, p. 11. Consultado el 10 de octubre de 2020. 
  9. http://treff3.net/index.php?option=com_k2&view=item&id=145:el-campo-de-concentraci%C3%B3n-mexicano&Itemid=8&lang=es
  10. Carlos Inclán Fuentes. Perote y los nazis: las políticas de control y vigilancia del Estado mexicano a los ciudadanos alemanes durante la segunda Guerra Mundial (1939-1946). México: UNAM-Gobierno del Estado de Veracruz, 2013. 248p.