Abrir menú principal
Trazado del canal Mar Blanco-Báltico.

El canal Mar Blanco-Mar Báltico (en ruso: Belomorsko-Baltíyskiy kanal (BBK)) es un canal de navegación para barcos que une el mar Blanco con el Báltico cerca de San Petersburgo, abierto el 2 de agosto de 1933. Su nombre original era Belomorsko-Baltíyskiy kanal ímeni Stálina, o sea Canal Mar Blanco-Mar Báltico en el nombre de Stalin y se lo conoce por la abreviación Belomorkanal. Fue construido por prisioneros del GULAG, su realización costó la vida, según V. N. Zemskov, a 10.933 personas.[1]

Índice

TrazadoEditar

El canal transcurre a lo largo de varios ríos y dos lagos: el Onega y el Vygózero. La ruta creada con el canal también cursa el río Neva y el lago Ládoga. La longitud es de 227 km. Su utilidad económica es limitada debido a su escasa profundidad (unos cuatro metros) que impide que los barcos de gran calado puedan utilizarlo. Aunque tampoco la tuvo en su momento puesto que el bajo calado no permitía el paso de grandes mercantes ni de navíos de guerra por él. Con lo que el gran puerto ruso del Ártico, Arjángelsk, no se podía conectar con el mar Báltico, como era el objetivo. Por su latitud extrema, de octubre a mayo permanece cerrado por el congelamiento de sus aguas.

 
Convictos excavando el canal en 1932

ConstrucciónEditar

La construcción se inició en 1931 y duró 20 meses, prácticamente sin medios mecanizados, siendo dirigida por Naftaly Frenkel. Para aumentar la mano de obra, se trajeron prisioneros del campo de trabajos forzados de la islas Solovetsky, en el mar Blanco.

La Unión Soviética presentó el canal como un gran éxito del primer plan quinquenal.

Los soviéticos retrataron el proyecto como una prueba de la eficiencia del Gulag. De hecho, constituyó el primer proyecto importante hecho con mano de obra de los campos de trabajo del Gulag. Se calcula que trabajaron en ella 100 000 detenidos,[2]​ muchos de los cuales murieron en esas circunstancias.[3]​ Esto el objetivo de "reeducar los criminales a través de trabajos correctivos".[4]​ Carteles de propaganda agitprop eran usados para motivar los prisioneros durante la construcción. Afirmaban "¡Soldado del ejército del canal! ¡El calor de tu trabajo derretirá tu pena de prisión!".

Una visita cuidadosamente preparada en agosto de 1933 al recién inaugurado canal escondió el peor de la brutalidad a un grupo de 120 escritores y artistas , la llamada "Brigada de los Escritores". A finales de 1934, estos El canal Mar Blanco-Báltico de Stalin, un texto de que 600 páginas lleno de alabanzas a la obra, el cual dirigió Máximo Gorki e incluyó textos de Alekséi Nikoláyevich Tolstói, Vera Inber, Valentín Katáyev, Mijail Zoshchenko y Víktor Shklovski.[5]

Entre los muchos prisioneros célebres que fueron obligados a participar en los trabajos forzados de la construcción del canal se encontraban Mijaíl Bajtín, Varlam Shalámov y Pável Florenski.

ReferenciasEditar

  1. V.N. Zemskov. «Prisoners in 1930-th: social - demographic problems» (PDF) (en ruso). p. 79. Archivado desde el original el 15 de septiembre de 2008. Consultado el 4 de noviembre de 2008. 
  2. «The Economics of Forced Labour: The Soviet Gulag, Chapter 8: "The White Sea–Baltic Canal" by Paul R. Gregory, page 158». Consultado el 13 August 2017. 
  3. "Gulag, The Storm projects - The White Sea Canal", Gulag.eu. Retrieved August 28, 2011.
  4. O. Figes, The Whisperers 117 (2007)
  5. Solzhenitsyn, Alexandr (2017). Archipiélago GULAG: Cuando falta algún nombre, se debe a un fallo de la memoria humana. Aurora Ebook. ISBN 9781370350520. Consultado el 2019-04-06. 

Enlaces externosEditar