Canal Segarra-Garrigues

El canal Segarra-Garrigues es una infraestructura hidráulica situada en la provincia de Lérida (España) destinada al regadío de más de 70.000 hectáreas de cultivo en las comarcas de Las Garrigas, Noguera, Pla de Urgel, Segarra, Segriá y Urgel. Las obras, iniciadas en el año 2002, tenían como objetivo dinamizar económicamente este sector de Cataluña, creando 4.000 puestos de trabajo directos y aumentando en un 70% su PIB.[1]

Canal Segarra-Garrigues
Canal Segarra-Garrigues.jpg
Tramo del canal durante su fase de obras a su paso por el término municipal de Tárrega.
Localización
País Bandera de España España
División Bandera de Cataluña Cataluña
Subdivisión Lérida
Cuenca Ebro
Río Segre
Coordenadas 41°50′46″N 1°10′11″E / 41.84623611, 1.16980833Coordenadas: 41°50′46″N 1°10′11″E / 41.84623611, 1.16980833
Datos generales
Uso Regadío
Obras 2002-2013

La infraestructura también garantizará el agua para el consumo residencial a 72.000 personas de varios municipios leridanos, que hasta entonces sufrían un suministro deficiente. La nueva red eléctrica requerida por el canal también podrá ser aprovechada para el desarrollo industrial de las comarcas implicadas.

El primer tramo fue inaugurado en julio de 2009, aunque la totalidad del canal, que consta de cinco partes, no será terminado hasta 2013.

Datos técnicosEditar

El canal tendrá una longitud total de 85 kilómetros, y permitirá el desvío de 342 hm3 de agua desde los embalses de Albagés y de Rialb a tierras más bajas. Además se realizarán otras obras como 43 bases de regulación o 17 estaciones de bombeo. En total el coste de la construcción del canal se estima en 1.600 millones de euros.[1][2]

Un total 47.110 ha se convertirán al regadío, y 23.040 ha que ya lo son podrán abastecerse del agua del canal, lo que supone 17.000 agricultores beneficiados.[2]​ De manera previa a la ejecución de las obras, y para mejorar la eficiencia del abastecimiento, fue necesaria la realización de un proceso de concentración parcelaria iniciado en aquellos casos en donde los agricultores (por mayoría o por posesión de al menos 3/4 de las tierras) lo solicitaron.[3]

Problemas medioambientalesEditar

Uno de los principales problemas que podría generar la construcción del canal es la alteración que sufrirán los terrenos declarados como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA). En torno a la mitad de las hectáreas serán irrigadas están bajo esta denominación, lo que ha provocado protestas por parte de movimientos ecologistas que se oponen al proyecto acudiendo incluso a la Comisión Europea, que ha obligado a la Generalidad de Cataluña a aumentar el nivel de protección.[1]​ Sin embargo, desde la Generalidad se asegura que el canal será respetuoso con el entorno.[4]

ReferenciasEditar

  1. a b c Dámaris Torrado (4 de julio de 2009). «Un canal de agua para transformar la economía». Público. Archivado desde el original el 5 de julio de 2009. Consultado el 4 de julio de 2009. 
  2. a b Red de regadío Archivado el 30 de marzo de 2009 en la Wayback Machine. Red Sistema Segarra-Garrigues
  3. Concentración parcelaria Archivado el 30 de marzo de 2009 en la Wayback Machine. Red Sistema Segarra-Garrigues
  4. Protección medioambiental Archivado el 30 de marzo de 2009 en la Wayback Machine. Red Sistema Segarra-Garrigues

Enlaces externosEditar