Abrir menú principal
Capón listo para ser cocinado.
Capones en una granja de Hainan.

El capón es un gallo castrado a la edad de cuatro meses aproximadamente, antes de comenzar el proceso de engorde. Con ello se consigue mayor tamaño y peso que los gallos camperos normales, y su carne es más fina.

Tradicionalmente el proceso de castración se hacía de forma manual y durante el mismo también se le cortaba la cresta. Una vez castrado, comenzaba el proceso de engorde (sobrealimentación) hasta alcanzar los tres kilos o tres kilos y medio de peso, momento en el que era sacrificado. En Argentina y Uruguay se usa esta designación también para el borrego macho castrado adulto.

Características de la carneEditar

La carne del capón es muy característica, con una gran cantidad de grasa entreverada, de modo que resulta una carne tierna, sabrosa y aromática, muy adecuada para preparar rellena y asada. Las formas de preparar el capón son diversas, aunque las más conocidas son el cocido de capón o el pollo relleno con carne picada y embutido.

En la gastronomía de España forma parte de los platos típicos de Navidad. Es famoso en Galicia el capón de Villalba (Lugo) y, en Castilla y León los capones de Cascajares, de la localidad palentina de Dueñas, ya preparados y rellenos de foie, orejones de albaricoque y piñones. En Cataluña, también es un plato navideño y se vende en la Feria de capones, aves de corral y motivos navideños de Valls.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar