Abrir menú principal

La capirotada es un postre típico de los estados mexicanos de Chihuahua, Coahuila, Durango, Nayarit, Sinaloa, Sonora, Zacatecas,Tamaulipas, Jalisco,Michoacán y Nuevo León, así como en Nuevo México (Estados Unidos). Consiste en pan tostado, o añejado hasta que se deshidrata (en el caso de Jalisco de birote salado), cortado en rodajas que son puestas a cocer junto con trozos de plátano, pasas, nueces, guayaba y cacahuates, cubierto con jarabe de piloncillo y queso de mesa rallado. Este platillo se consume principalmente durante la época de Cuaresma. Es un postre que ha sido pasado de generación en generación, y que ha sido adoptado por diversos países. En Zacatecas se le suele poner betún (merengue).

Capirotada (postre)
Capiratoda.jpg
Lugar de origen México

En Jalisco, generalmente, se omiten las frutas y solamente se prepara con pasas, cacahuates, piloncillo y queso de mesa rallado. En Nayarit, se elabora de forma similar a la preparada en Jalisco y se pueden agregar frutos secos; otras, además de lo anterior, agregan un preparado de leche con canela; aunque también hay variantes que incluyen cebolla y jitomate, sin el preparado de leche. En Nuevo León se prepara con bolillo, queso chihuahua, menonita, o manchego, pasas, cacahuate, coco y piloncillo. La única pequeña diferencia entre la capirotada de Sinaloa y la de Sonora es que, en general, en Sinaloa usan la guayaba en lugar de la biznaga en la preparación. Es distinto a la capirotada que se consume en el centro del país, que no lleva frutas, nueces ni cacahuates, y que usa queso añejo en lugar de queso chihuahua o ranchero. Dicha capirotada es muy similar a las torrijas. En Sinaloa, se acostumbra a comerla los miércoles de ceniza y los viernes de Cuaresma.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar