Carlos Cano

cantautor y poeta andaluz

José Carlos Cano Fernández,[1]​ artísticamente conocido como Carlos Cano (Granada, 28 de enero de 1946 - Granada, 19 de diciembre de 2000), fue un cantautor, compositor y poeta español que recuperó estilos tradicionales del sur peninsular relativamente olvidados como el trovo popular, y muy especialmente la copla, que recuperó para contemporaneizarla. Fue (y sigue siendo) un referente democrático durante la Transición española y su música traspasó fronteras llegando a ser nexo de unión entre la cultura española y la cultura latinoamericana. Entre sus amistades destaca la cantante María Dolores Pradera, con quien interpretó en numerosas ocasiones muchas de sus coplas, que alcanzaron gran fama.

Carlos Cano
Información personal
Nombre de nacimiento José Carlos Cano Fernández
Nacimiento 28 de enero de 1946
Bandera de España Granada España
Fallecimiento 19 de diciembre de 2000 (54 años)
Granada (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de la muerte Aneurisma Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española
Familia
Hijos Amaranta, Paloma y Pablo
Información profesional
Ocupación Cantautor, Compositor, Poeta y Músico
Géneros Trova , Copla y Canción social
Instrumento Voz y guitarra
Discográficas EMI, Sony
Artistas relacionados María Dolores Pradera, Violeta Parra, Javier Ruibal, José Antonio Labordeta, Joan Manuel Serrat, Eliades Ochoa
Web
Sitio web

Su versatilidad como compositor, capaz de escribir cuecas, tangos, boleros, rumbas, pasodobles, sambas, nanas, coplas, murgas carnavaleras o temas intimistas, acompañado por tan solo su voz y su guitarra o por una orquesta, unida a la calidad y emotividad de sus textos, hacen de Cano un personaje destacado dentro del panorama musical español. Entre sus temas más conocidos caben destacar «Verde, blanca y verde», «María la Portuguesa», «Ay Candela», «La murga de los currelantes», «Tango de las madres locas», «Que desespero», «Habaneras de Cádiz», «Un vaso de té verde» y «La metamorfosis».

BiografíaEditar

Carlos Cano nació en Granada el 28 de enero de 1946. En su juventud, como tantos miles de granadinos, emigró a Suiza y Alemania buscando trabajo, experiencia que junto a la precariedad y las desigualdades en Granada, le marcaría profundamente y que se vería reflejada en su obra desde su primer tema, La miseria, o en El Salustiano, donde cantó la pobreza y la tristeza por tener que abandonar su tierra para cambiarla por los grises paisajes industriales del norte de Europa, más favorecidos económicamente.

Nació en Granada y la amaba, como refleja toda su obra, pero en su corazón cabían más amores, como Sevilla o Cádiz, como dejó constancia en la inmortal Habanera, bellísimo himno gaditano que creó con su amigo Antonio Burgos.

En 1969, junto con Juan de Loxa, Enrique Moratalla y Antonio Mata, crea el Manifiesto Canción del Sur y comienza a cantar en la Universidad de Granada, acompañado por su guitarra y su característica voz trémula, que se convertiría en una de sus señas de identidad. Lo hace teniendo como referente una memoria familiar republicana, ya que su abuelo había sido fusilado en Granada, al comienzo de la Guerra Civil Española (donde era capitán en la fábrica de pólvora de El Fargue). Su primera época, la de la Transición Española, es marcadamente política y sus canciones se unen a la reivindicación general de una España democrática. Durante su estancia en París, en 1972 con motivo del homenaje de la Unesco a Federico García Lorca conoce a Enrique Morente, Lluis Llach y Ian Gibson. A finales de 1975, Carlos Cano busca ampliar sus horizontes y abandona el manifiesto por discrepancias con el resto de los miembros.

En los años ochenta gira hacia el intimismo por el desencanto provocado tras ver en qué quedaron los sueños de mediados de los 1970 y sobre él pivotan discos como Si estuvieran abiertas todas las puertas, De la luna y el sol o A través del olvido, durante esta época amplía su estilo incluyendo tangos, boleros o rumbas a la vez que crea composiciones musicalmente muy cuidadas, como El rey Al-Mutamid le dice adiós a Sevilla, de influencia árabe y cuya letra está tomada de los propios versos de Al-Mutamid, el rey poeta de Sevilla. Posteriormente con Cuaderno de coplas y Quédate con la copla reivindica el valor de la copla española como canción popular, consiguiendo desempolvarla tras un uso maniqueado por parte del franquismo que le había supuesto el desprecio de la modernidad progresista, que ignoraba su historia. Cano fue el primer artífice de esta reivindicación, continuada posteriormente por artistas como Martirio o Pasión Vega quien en 2014 le dedicó un disco Pasión por Cano, donde colabora con un tema inédito Antonio Martínez Ares.

En 1998 pone música a los poemas del Diván del Tamarit, el último libro de Federico García Lorca, para lo que cuenta con la colaboración de Leo Brouwer, la Orquesta Filarmónica de Londres, Curro Romero, el Orfeón Donostiarra, Paco Ibáñez, Santiago Auserón o Marina Rossell.

En 1995 fue ingresado en el Hospital San Cecilio por un aneurisma de aorta, enfermedad genética que provocó la muerte también de su madre (1986) o de su hermano Javier (2013), siendo trasladado en un avión-ambulancia a Nueva York por recomendación directa del Dr. Ramiro Rivera López, uno de los mayores expertos en España en cirugía cardiovascular, quien se desplazó expresamente desde Madrid a Granada para recomendar su traslado. Sufría una disección de aorta que fue intervenida por el Doctor Graham Griepp en la clínica neoyorquina Monte Sinaí. El doctor Valentín Fuster, responsable de cardiología del Hospital le dijo una frase que sería premonitoria: “Carlos, te puedo cambiar el corazón, pero ‘las tuberías’ (refiriéndose a la aorta y sus ramificaciones) las tienes muy mal”. Tras el incidente comentaría “He vuelto a nacer en Nueva York, provincia de Granada”.

Tras el nacimiento de su hijo Pablo, fruto de su relación con Eva Sánchez, proyecta el trabajo Así cantan los niños de Cuba, grabado en los estudios Abdala con voces de niños y niñas del Coro Solfa de la Schola Cantorum Coralina junto con las de ganadores de festivales de la canción infantil de la isla. El disco, nominado al Grammy Latino en 2001, sirvió de apoyo a la organización no gubernamental Proyecto Mundo y a la organización de pioneros de Cuba José Martí, y cuenta con un dueto de Carlos con Compay Segundo cantando “Guantanamera”.

Tras cinco años de reconocimientos y una producción importante consigue con sus dos últimos discos llevar a la copla musicalmente a la perfección y dejar grabado una serie de conciertos con el pianista Benjamín Torrijo para la elaboración de su tercer disco en directo, con una selección de sus mejores canciones.

En el año 2000 se reproduce el aneurisma en el asiento de un avión que lo trasladaba a Madrid. Una diputada que viajaba en el avión detectó la gravedad de Carlos Cano y una ambulancia le trasladaría al Hospital Universitario San Cecilio, el Hospital Clínico de Granada, siendo ingresado e intervenido durante más de 7 horas por el equipo del doctor Eduardo Ros, y tras una tensa espera de tres semanas, fallece el 19 de diciembre en su ciudad natal.

En 2001 se publica Que naveguen los sueños, un disco de duetos con diversos artistas que interpretan sus grandes éxitos.

DiscografíaEditar

EstudioEditar

  • A duras penas (1976)
  • A la luz de los cantares (1977)
  • Crónicas granadinas (1978)
  • De la luna y el sol (1980)
  • El gallo de Morón (1981)
  • Si estuvieran abiertas todas las puertas (1983)
  • Cuaderno de coplas (1985)
  • A través del olvido (1986)
  • Quédate con la copla (1987)
  • Luna de abril (1988)
  • Ritmo de vida (1989)
  • Mestizo (1992)
  • Forma de ser (1994)
  • El color de la vida (1996)
  • Diván del Tamarit (1998)
  • La copla, memoria sentimental (1999)
  • De lo perdido y otras coplas (2000)
  • Manifiesto canción del sur, de la memoria contra el olvido (1968-2004)

En directoEditar

RecopilatorioEditar

ReconocimientoEditar

  • 2001: Hijo predilecto de Andalucía a título póstumo[2]
  • El Ayuntamiento de Granada le dedicó una plaza en el barrio del Realejo. En Cádiz tiene otra frente a La Caleta. Córdoba también tiene una calle con su nombre.

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar

  • Fernando González Lucini: Y la palabra se hizo música. La canción de autor en España, Ed Fundación Autor, 2006.
  • Juan José Téllez: Carlos Cano. Una historia musical, Iberautor Promociones Culturales.2005.
  • Antonio Ramos Espejo y Juan José Téllez: Carlos Cano, una vida de coplas, 2001.
  • Varios Autores: Ibn Cano, ed. secretOlivo, 2020.

Enlaces externosEditar