Abrir menú principal

El carnavalito es un tipo de ritmo y música tradicional de raíces prehispánicas, ha perdurado y hoy sigue practicándose en el Norte de Argentina en las provincias de Jujuy y en partes de Salta, Catamarca y Tucumán y en la zona oriental de Bolivia,[1]​ pero con determinadas figuras de otras danzas incluidas por el paso del tiempo. También se baila en el departamento de Nariño al sur de Colombia, Norte de Chile, desde Arica y Parinacota hasta La Serena y en partes de Perú, como Arequipa y Cajamarca.

Índice

CaracterísticasEditar

Es el nombre de una antigua danza que practican pueblos indígenas del Altiplano, mas precisamente los indígenas collas. Suelen bailarla en cualquier época del año. Su música es alegre, en general pentatónica, ejecutada con instrumentos regionales como la quena, el charango, el erke, la caja chayera, el sikus y el bombo.[2]

Primitivamente se bailó como danza colectiva, sin parejas, con las pocas figuras comunes a casi todos los bailes arcaicos: rondas, filas, serpentinas, etc.[3]​ Posteriormente, se continuó bailando en grupo pero también agrupados en parejas, realizando movimientos al compás de la música. Los danzantes se mueven en torno a los músicos o en hilera y una mujer u hombre con un estandarte o banderín adornado con cintas en la mano, se encarga de dirigir la hilera.

EstructuraEditar

Es una danza que posee elementos simples que van disponiéndonos a gusto de los bailarines, tal es el caso de las hileras o filas, de los puentes y las diferentes tomas y enlaces entre las parejas. Cada elemento es utilizado dentro de la danza desde la propia iniciativa del grupo danzante. Como por ejemplo las "Calles" se generan para que las demás parejas pasen por el pasillo central y cada una de esas parejas decide como atravesar la calle. Esto puede ser imitando algún movimiento, haciendo morisquetas, girando, saltando, todo desde un sentido alegre.

Las figuras que podemos ver son la rueda, la doble rueda, la hilera de itinerario libre y otras. Es común el trote y pequeños saltos, y una larga fila que forman de a dos bailarines tomados del brazo. Se destacan las figuras conocidas como «el puente», «las alas» y «las calles».

En el oriente, el Carnavalito anuncia la llegada de las carnestolendas y cierra las fiestas después del primer viernes de pascua. Su importancia no sólo es festiva; por lo general, sus letras eran viejas composiciones rimadas, portadoras de enseñanzas tradicionales y de historias de enamorados.

Como era la usanza de Santa Cruz, Beni y Pando, en Bolivia, las mujeres que bailan un Carnavalito visten un tipoy colorido (vestido largo, sin cuello ni mangas) y llevan flores veraniegas en el cabello. La indumentaria de los varones consiste en una camisa blanca, un pantalón casi hasta los tobillos, una pañoleta y un "sombrero de Sao".

Por la forma en que los bailarines se mueven, la danza recuerda un vals europeo, pero por su ritmo es más semejante al taquirari y al bailecito.

Desde aproximadamente la mitad del siglo XX, los Carnavalitos son interpretados por bandas, denominadas buris; igual modificación ocurrió en el caso del Taquirari, ejecutada antes sólo con la guitarra criolla.

También puede encontrarse versiones de este baile y su música alegre en las provincias de Chuquisaca, Cochabamba, Tarija y las poblaciones de Vallegrande en Bolivia.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar