Carpocraciano es el nombre dado a los seguidores de un movimiento gnóstico del siglo II que profesaban la doctrina de Carpócrates de Alejandría.

Reyes, hijo de Carpócrates y su esposa Marcelina organizó la secta en Roma bajo el pontificado del papa Aniceto.[cita requerida]

Rechazó el Antiguo Testamento, y afirmó que José es el padre carnal de Jesús. Defendió la preexistencia de las almas para explicar las imperfecciones del hombre y decir que nuestro objetivo último es unir a la Divinidad.

Ireneo de Lyon los acusó de practicar la magia y los reprendió severamente. Fueron considerados herejes por la Iglesia cristiana.[cita requerida]

Enlaces externosEditar