Abrir menú principal
En Keldur, Rangárvallasýsla.

Las casas de césped (o casas de tepe) fueron el tipo de casas más comunes en Islandia desde el siglo IX al XIX. Están construidas principalmente de tepes de césped, puede incluir piedra y madera.[1]​ Son producto de un clima duro, ofrecieron un aislamiento superior (en comparación con los edificios hechos de piedra o madera) y en esos tiempos era difícil encontrar otros tipos de materiales en cantidades suficientes.[2]

La mayoría de las casas de tepe que se han conservado hasta hoy son del estilo de «tejado de aguilones»[a]​ que viene del siglo XIX.[3]

ConstrucciónEditar

Como material de construcción, el tepe era accesible y barato. Éste solía venir de pantanos,[3]​ y el mejor tipo de tepe contenía raíces de plantas pantanosas[4]​ y no contenía arcilla ni arena. Se usaba una guadaña o una pala para sacarlo. Antes de apilarlo para la construcción de las paredes había que secarlo bien, si no podía contraerse y las paredes podrían deformarse. Además las paredes tenían que ser muy gruesas para ser estables.[3]

Las casas de tepe ofrecían un buen aislamiento, retenían el calor adentro cuando fuera hacía frío, y no había necesidad de calefacción.

No obstante, estas casas eran un domicilio débil porque había que arreglarlos constantemente, ya que el tepe no dura igual que otros materiales.[4]​ Las casas no soportaban bien la lluvia.[1][5]

Casi no había madera en Islandia, así que los paneles interiores eran un signo de riqueza.[3]

EvoluciónEditar

Originalmente las viviendas solían ser casas comunales al estilo de vikingos (grandes, estrechas y sin habitaciones), pero en el siglo XIV empezaron a abandonar este estilo por casas más pequeñas interconectadas.[3]

A principios del siglo XIX, el estilo de «tejado de aguilones»[a]​ se popularizó, el tejado tenía sus lados extremos de madera.[3]​ Los islandeses empezaron a dejar este tipo de viviendas con la modernización del siglo XIX, pero siguen como una pieza del patrimonio nacional.[4][6]

En 2011, Islandia propuso que 12 de sus casas de tepe y 2 iglesias de tepe fueran incluidas en la Lista Indicativa del Patrimonio de la Humanidad.[3][7][6]

GaleríaEditar

NotasEditar

  1. a b En arquitectura, un aguilón es un madero que en las armaduras con faldon está puesto en diagonal desde el ángulo del edificio hasta el cuadral. En islandés, los tejados de aguilones se llaman «burstabæir».

ReferenciasEditar

  1. a b Bergsteinn Kristjánsson (22 de enero de 1950). «Skemma bóndans» [El almacén del granjero]. Lesbók Morgunblaðsins (en islandés). pp. 29-32. 
  2. Noble, Allen George (2007). Traditional buildings: a global survey of structural forms and cultural functions. I.B.Tauris. p. 339. ISBN 1-84511-305-5. 
  3. a b c d e f g «The Turf House Tradition» [La tradición de las casas de césped]. UNESCO World Heritage Centre (en inglés). 7 de febrero de 2011. Consultado el 23 de agosto de 2019. 
  4. a b c G. S. (19 de julio de 1970). «Íslenzki torfbærinn á listahátíð» [La casa de cespéd islandesa en una muestra de arte]. Lesbók Morgunblaðsins (en islandés). p. 2. 
  5. Á. Ó. (2 de febrero de 1958). «Þegar torfbyggingar voru bannaðar í Miðbænum» [Cuando edificiós de cespéd fueron prohibidos en el centro de Reikiavik]. Lesbók Morgunblaðsins (en islandés). pp. 33-36. 
  6. a b Margrét Hallgrímsdóttir (9 de mayo de 2010). «Ísland og heimsminjaskrá UNESCO» [Islandia y el Patrimonio de la Humanidad]. Morgunblaðið. 
  7. «Torfhúsin njóta virðingar» [Respetan a las casas de césped]. Bændablaðið. 19 de junio de 2014.