Catalina de Jesús Herrera

religiosa y escritora ecuatoriana

Catalina de Jesús María Herrera Campusano (Guayaquil, 22 de agosto de 1717-Quito, 29 de septiembre de 1795), conocida como Sor Catalina de Jesús Herrera fue una religiosa y escritora ecuatoriana; perteneció al Monasterio de Santa Catalina de Siena en Quito. Está en la categoría de venerable dentro de la Iglesia católica por los múltiples milagros y profecías que se le atribuyen. Su autobiografía titulada Secretos entre el alma y Dios reescrita en 1760, se publicó en 1895 en la colección Antología de Prosistas en homenaje por el centenario de su muerte.[1]

Sor Catalina de Jesús Herrera
Catalina de Jesus Maria Herrera.jpg
Información personal
Nacimiento 22 de agosto de 1717
Guayaquil
Fallecimiento 29 de septiembre de 1795
Quito
Nacionalidad Ecuatoriana
Familia
Padres Juan Delfín Herrera Campusano, María Navarro Navarrete y Castro
Información profesional
Ocupación Religiosa, escritora, venerable y monja Ver y modificar los datos en Wikidata
Información religiosa
Venerada en Iglesia católica
Orden religiosa Orden de Predicadores Ver y modificar los datos en Wikidata

BiografíaEditar

Catalina de Jesús Herrera nació en Guayaquil el 22 de agosto de 1717, fue hija de Juan Delfín Herrera Campusano y de María Navarro Navarrete y Castro, siendo su madre quien le enseñó a leer y escribir a los 7 años. La muerte de su padre en 1728, la llevó a un cambio espiritual y adquirió la costumbre de confesarse y comulgar cada quince días; era devota de la Virgen del Rosario e ingresó a la tercera Orden dominicana del convento de San Pablo Apóstol de Guayaquil con ayuda de Fray Carlos García de Bustamante.[2]

Viajó a Quito en 1741 para ingresar al Monasterio de Santa Catalina de Siena, adoptando el nombre religioso de "Catalina Luisa de Jesús, María y José"; en 1745 fue asignada como Maestra de Novicias y para 1755 ostentaba el cargo de Madre Priora. Falleció el 29 de septiembre de 1795 a los 78 años de edad y fue enterrada en el mismo convento donde vivió[3]

ObraEditar

En 1747 escribió su primera autobiografía titulada Secretos entre el alma y Dios pero al terminarlo lo quemó; años después su nuevo confesor, Fray Tomás Corrales, le ordenó que escribiera nuevamente y así lo hizo; Sor Catalina inició esta labor desde el 8 de febrero de 1758 y lo terminó el 29 de agostó de 1760.[4]

Su obra está escrita en estilo sencillo pero hermoso y muy ameno, propio del alma privilegiada de una mujer culta. Revela algunos pasajes de su vida monástica no exenta de problemas materiales y espirituales y narra hermosas anécdotas que hacen las delicias del lector. Su prosa está considerada una de las más sólidas y mejor construidas de la colonia por los recursos y riqueza idiomática que contiene.

Sus escritos fueron 30 cuadernillos realizados a mano y posteriormente publicados en 1895, en el centenario de su muerte, que se convirtieron en seis tomos.

ReferenciasEditar