Ceceo

fenómeno lingüístico

El ceceo es un fenómeno lingüístico que en lengua española implica que los fonemas del español peninsular /s/ y /θ/ (el segundo es el sonido de <z> en español peninsular septentrional) se pronuncian del mismo modo, es decir, como sibilante dental [s̪̟] (similar a la consonante fricativa dental sorda [θ] aunque no idéntica fonéticamente[1]​).

Mapa de las zonas de la península ibérica donde se habla español. Las zonas ceceantes en verde claro.

En el dominio del español el ceceo es una característica del dialecto andaluz, especialmente desde el suroeste de Andalucía hasta la zona del poniente almeriense, desde donde solo aparece al norte y este en puntos aislados. Históricamente el fenómeno fue notado en los siglos XV y XVI en textos del sur de España, donde aparecían formas como paço en lugar de passo (a este fenómeno se le llamó çeçeo) o caza en lugar de casa (a este otro se le llamó zezeo).

Distribución espacialEditar

La extensión andaluza de dicho rasgo es aproximadamente la que se recoge en los estudios del ALEA (Atlas Lingüístico y Etnográfico de Andalucía). Por tanto la zona de dominio ceceante se extendería por la práctica totalidad de la provincia de Cádiz, excepto la ciudad de Cádiz que es mayoritariamente seseante, la mayor parte de Málaga, exceptuando la zona de Antequera, la mitad sur de las provincias de Huelva, Sevilla y Granada y la comarca del poniente almeriense. Además hay algunos núcleos de población ceceantes aislados del entorno mayoritario seseante en Jaén y Córdoba.

En las principales ciudades andaluzas no ceceantes en zona de dominio ceceante, como es el caso de Sevilla y Cádiz (seseantes) o Granada (de dominancia actual distinguidora con gran cantidad de seseantes), existe una notable población ceceante de origen no autóctono, que suele conservar en cierta medida su rasgo lingüístico materno.

A pesar de que es algo infrecuente, se ha encontrado el ceceo también en ciertas partes de Hispanoamérica. Los "dialectólogos muy atentos han encontrado en rincones americanos como pujos de s ceceada".[2]​ Por ejemplo, se encuentra ocasionalmente en Puerto Rico, Honduras y Venezuela.[2][3]​ En Honduras se ha documentado en los departamentos de Colón, Francisco Morazán y El Paraíso.[4]​ También, una publicación de la Universidad de Oviedo nota que hay hablantes ceceantes en Argentina y Chile.[5]​ Un fonema similar, fricativo corono-dental, fue identificado por el lingüista Adan Alonso en los países de "Nicaragua, El Salvador, Honduras y en partes de Colombia, Venezuela y Puerto Rico".[6]

Estadística

La siguiente tabla muestra los porcentajes de seseo, ceceo y distinción en tres ciudades seleccionadas, según datos tomados entre 1982 y 1992.[7]

Ciudad Seseo Ceceo Distinción
Sevilla 87 % 6 % 7 %
Jerez de la Frontera 44 % 47 % 9 %
Granada 42 % 11 % 47 %

Consideraciones socialesEditar

Históricamente el ceceo ha tenido mucha peor aceptación social que el seseo, la otra solución posible de esta característica fonética dialectal que es el ceceo/seseo, conocido también como indistinción. Antaño los hablantes cultos de las zonas de ceceo andaluzas cambiaban esa articulación por la seseante.

En la actualidad existe en ciertos individuos de ceceo materno, la tendencia en situaciones de tensión idiomática, a sustituir su indistinción ceceante por distinción, normalmente andaluza (con ese predorsal o coronal plana).

No obstante, actualmente la pronunciación ceceante está mejor valorada entre los hablantes que la practican y la consideración social del fenómeno ha perdido normalmente, dentro del entorno mayoritario de su uso y en menor medida en el resto de Andalucía, el estigma que acarreaba frente al seseo o la distinción.

En la actualidad, mayoritariamente los ceceantes ya no ven necesidad de renunciar al ceceo y solo manifiestan un cambio hacia la distinción o el seseo ocasionalmente, en contextos conversacionales de tensión lingüística en los que algún interlocutor sea no ceceante.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Ralph Penny, 1993, p. 103
  2. a b «Historia del ceceo y del seseo españoles». Central Virtual Cervantes. Consultado el el 18 de marzo de 2016. 
  3. Lapesa, Rafael. «Sobre El Ceceo y el Seseo en Hispanoamérica». Universidad de Madrid. 
  4. Herranz H., Atanasio (1990). «El español de Honduras a través de su bibliografía». Nueva Revista de Filología Hispánica 38 (1): 15-61. ISSN 0185-0121. Consultado el 23 de julio de 2020. 
  5. Álvarez, Alfredo. Hablar en español: la cortesía verbal, la pronunciación estándar del español, las formas de expresión oral. Universidad de Oviedo. 
  6. Dalbor, John B. (1980). «Observations on Present-Day Seseo and Ceceo in Southern Spain». Hispania 63 (1): 5-19. ISSN 0018-2133. doi:10.2307/340806. Consultado el 23 de julio de 2020. 
  7. Villena Ponsoda, Juan Andrés, A. Ávila, J. M. Sánchez Sáez (1994-1995). Modelos probabilísticos multinominales para el estudio del ceceo, seseo y distinción de “s” y “q”: datos de la ciudad de Málaga (10). Universidad de Málaga. pp. 391-436. ISSN 0212-7636. Consultado el 21 de octubre de 2010. 

BibliografíaEditar

  • Alvar, Manuel (ed.) (1999). Manual de dialectología hispánica: el español de España. Barcelona: Ariel. 
  • Penny, Ralph (1993). Gramática histórica del español. Barcelona: Ariel. ISBN 84-344-8265-7. 
  • Zamora Vicente, Alonso (1996). Dialectología Española. Madrid: Gredos. 

Enlaces externosEditar