Abrir menú principal

Cem Ānáhuac (pronunciado originalmente [sem.aːˈna.wak]) es el nombre dado a la extensión territorial ocupada por la civilización mexica hasta antes de la conquista de México, a manos de Hernán Cortés y otros europeos a su llegada a lo que hoy conocemos como América. Semánticamente, corresponde a dicho continente, sin embargo, técnica e históricamente sólo se lo hace corresponder con el territorio ocupado por el pueblo mexica hasta ese momento.

Para describir su significado en castellano puede ser usado la palabra "patria".

OrigenEditar

Se trata de un nombre náhuatl derivado de las palabras "cem" (totalmente) y "Ānáhuac", que a su vez deriva de las palabras "atl" (agua) y "nahuac" (locativo que significa "circunvalado o rodeado"). Literalmente puede traducirse como "tierra completamente rodeada por agua", o más formalmente: "[la] totalidad [de lo que está] junto a las aguas".

Esta expresión hace referencia a la conciencia continental que ya tenían los Mexicas frente al territorio americano, el cual es rodeado por dos masas de agua importantes u océanos: el Atlántico y el Pacífico.

TratamientosEditar

Derivado de Cem Ānáhuac, los antiguos pobladores de la Cuenca de México utilizaban el gentilicio ānahuacah para referirse a los habitantes del mismo. Para distinguir a las distintas naciones que habitaban en dicho lugar: daban distintas denominaciones tales como: 'ānahuacah maya', 'ānahuacah zapotecah', 'anahuacah mexicah' y así sucesivamente[1]

ReferenciasEditar

  1. Marín, Guillermo. «La Civilización del Anáhuac». toltecayotl.org. Consultado el 17 de octubre de 2010.