Köstritzer, un ejemplo de cerveza negra.

La cerveza negra (en alemán Schwarzbier) es un tipo de cerveza lager alemana opaca, de color muy oscuro y sabor fuerte que recuerda al chocolate o al café. Aunque tienen un sabor parecido, son más suaves y menos amargas que las stouts o porters británicas, debido al uso de levadura lager en lugar de ale y a la omisión del uso de la cebada tostada.

Se le conoce en Chile como malta (no confundir con la bebida llamada malta, la cual a pesar de ser similar no contiene alcohol).

HistoriaEditar

Las raíces de la cerveza negra están en Turingia y Sajonia. La más antigua conocida es la Braunschweiger Mumme, elaborada desde la Edad Media (la primera mención documentada es de 1390) en Brunswick. La primera mención documentada en Turingia es de 1543 a la Köstritzer, una popular cerveza negra que sigue produciéndose actualmente.

CaracterísticasEditar

Las Schwarzbiers son cervezas de fermentación baja (lager), aunque originalmente se usaba levadura de fermentación alta para elaborarlas. El contenido alcohólico suele estar entre el 4,8 y el 5 %. Obtienen su color oscuro del uso de maltas especialmente oscuras durante su elaboración. La malta obtiene a su vez el color durante el procedimiento de tueste. Las cervezas oscuras son algunas de las originalmente elaboradas, siendo posible obtener colores más claros gracias a maltas tostadas más ligera y brevemente, desde hace aproximadamente 150 años.

En el este de Alemania hay muchas variedades únicas de este estilo, procedentes de cerveceras locales. Se sirve a menudo con trozos de pan negro con queso crema. También combina bien con carnes marinadas como la falda, y es un excelente acompañamiento del Sauerbraten alemán.

Su sabor tiende a ser ligeramente dulce; similar al de la melaza, (aunque menos dulce que la malta sin alcohol).

Véase tambiénEditar