Chiles serranos.

El chile serrano (Capsicum annuum cv. ‘Serrano Sinahusia’) también conocido como chile verde es una variedad de chile de origen y consumo en México, caracterizado por ser pequeño, de forma cilíndrica y a veces terminado en punta. Se considera picante y generalmente se acompaña con sus semillas y venas, también muy picantes. La mayor parte de las veces se consume fresco, es decir inmaduro, aunque también puede consumirse en su estado maduro cuando presenta un color rojo. Menos común es el chile serrano seco, que se puede utilizar completo o molido. Su picor se encuentra de 10,000 a 25,000 en la escala de Scoville.[1][2]

DescripciónEditar

El nombre de este chile se debe supuestamente a que se cultivaba mucho en la sierra de los estados de Puebla, Hidalgo, Veracruz, Sonora y México. Se puede comer crudo, cocido, asado o frito. También se usa como ingrediente principal de salsas como la salsa verde, salsa mexicana y el guacamole entre otras.[3]

Una gran parte de los chiles serranos que se producen se venden enlatados, ya sea enteros o cortados, y pueden encontrarse con los nombres de serranos en escabeche, serranos encurtidos, serranos en rajas, y otros. De esta manera se consumen dentro de sándwiches y tortas, para acompañar huevos estrellados, o en las preparaciones de verduras encurtidas.[4]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar