Cinane (en griego antiguo Kυνανη o Kυνα, † 323 a. C.) era la hermanastra de Alejandro Magno, hija de Filipo II y Audata, una princesa iliria.

Audata enseñó a su hija a montar a caballo, cazar y luchar según la tradición iliria. Su padre la dio en matrimonio a su primo Amintas, y quedó viuda cuando éste murió en el 336 a. C. Al año siguiente Alejandro le prometió su mano, como recompensa por sus servicios, a Langaro, rey de los agrianos, pero el futuro esposo enfermó y murió.

Cinane continuó sin casarse, y dedicaba su tiempo a la educación de su hija, Adea o Eurídice, a la que entrenó en las artes marciales de igual forma que su madre la entrenó a ella. Cuando su hermanastro Filipo Arrideo fue elegido rey en el 323 a. C., Cinane decidió casar a Eurídice con él, y cruzó toda Asia para que así fuera.

Su influencia era bastante notable, y sus proyectos alarmaron a Pérdicas y Antígono I Monóftalmos; Pérdicas mandó a su hermano Alcetas para que la sorprendiera en el camino y la matase. Alcetas aceptó a pesar de que las tropas se oponían a tal misión, y Cinane murió con orgullo. La boda de Eurídice llegó a celebrarse, pero tanto ella como su esposo Arrideo fueron asesinados poco después por Olimpia. En el 317 a. C., Casandro, tras derrotar a Olimpia, enterró a Eurídice, Arrideo y Cinane en el cementerio real de Egas.[1]

Polieno escribe: "Cinane, hija de Filipo, era famosa por sus conocimientos en las artes militares: conducía ejércitos, y en el campo de batalla cargaba la primera, guiando a sus soldados. En una lucha con los ilirios, mató a la reina Ceria con su propia mano, y derrotó al ejército ilirio con una gran matanza."[2]

Cinane como personaje de ficciónEditar

Cinane aparece como personaje en la novela histórica Juegos funerarios de Mary Renault. En la versión original, Renault le llama "Kynna".

BibliografíaEditar

  • Leon, Vicki. (1995) Uppity Women of Ancient Times. Publishers Group West. Páginas 182-183. ISBN 1-57324-010-9

ReferenciasEditar