Abrir menú principal

Clima de la Antártida

Clima de el continente más frío de la Tierra
Cambios naturales de la temperatura antártica, durante los últimos periodos glaciares y ciclos interglaciares de la presente glaciación

El clima de la Antártida es el más frío del planeta Tierra. El registro más bajo de la temperatura del aire de la Antártida se fijó el 21 de julio de 1983, con -89.2 ° C en la Base Vostok.[1]​ Las mediciones de satélites libres de nubes han identificado aún temperaturas más bajas, hasta –93.2 °C en la meseta Antártica el 10 de agosto de 2010.[2]​ y el 5 de julio de 2018 se registró una temperatura récord de -98.6° C. También es extremadamente seco, con un promedio de 166 mm de precipitación por año. En la mayoría de las partes del continente la nieve rara vez se funde y es finalmente comprimida para convertirse en el hielo glaciar que forma la capa de hielo. Los frentes meteorológicos rara vez penetran en el continente, debido a los vientos catabáticos. La mayor parte de la Antártida tiene un clima polar (según la clasificación climática de Köppen) con clima muy frío, generalmente extremadamente seco.

Índice

TemperaturaEditar

 
Supuesto aspecto de la Antártida sin la calota glacial. Este mapa no considera las áreas que se inundarían casi inmediatamente si la calota se fundiese y con ello se elevara el nivel del mar, tampoco considera las áreas que por isostasia —tras decenas de miles de años— se elevarían ya que actualmente se encuentran hundidas por el enorme peso de los hielos.
 
Colores correspondientes a las temperaturas del mapa del calentamiento global en el periodo 1957-2006.
 
Mapa de velocidades de fusión del hielo ca el año 2014. Los diferentes tonos de rojo (los tonos más oscuros indican mayor lentitud) indican de las diferentes velocidades de flujo actual de las corrientes de los hielos antárticos.
 
Mapa topográfico de la Antártida después de quitar el hielo, actualizarse el equilibrio y el nivel del mar. Por tanto este mapa muestra como podría ser la Antártida hace 35 Ma, cuando la tierra era lo suficientemente cálida como para que se formara permafrost en Antártida.

La temperatura más baja confiable, medida en una estación ocupada continuamente en la tierra, es de –89.2 °C recogida el 21 de julio de 1983 en la Base Vostok.[3][4]​ A modo de comparación, esto es 10,7 °C más frío que el hielo seco en sublimación (a la presión del nivel del mar). La altitud del lugar es de 3900 msnm.

La temperatura más baja registrada en la superficie de la tierra era –93.2 °C en la posición 81°48′S 63°30′E / -81.8, 63.5, que está en la meseta antártica entre el domo A y el domo F, recogida el 10 de agosto de 2010. La temperatura fue deducida mediante radiancia espectral medida por el satélite Landsat 8 y descubierta durante una revisión del National Snow and Ice Data Center en diciembre de 2013.[5][6]​ Esta temperatura no es directamente comparable a la –89.2 citada anteriormente, ya que se trata de una temperatura deducida de la superficie de la afloración medida por satélite de radiación, en lugar de una temperatura medida por el termómetro del aire 1,5 m por encima de la superficie del suelo.

En la costa las temperaturas medias antárticas son alrededor de –10 °C (en las partes más cálidas de la Antártida) y en el interior elevado la media es de alrededor de -55 °C en Vostok.[7][8][9]

La temperatura más alta jamás registrada en la Antártida fue de 17,5 °C en la Base Esperanza, en la península Antártica, el 24 de marzo de 2015.[10]​ La temperatura media anual del interior es de –57 °C. La costa es más cálida. Los promedios mensuales en la Base McMurdo oscilan entre –26 °C en agosto a –3 °C en enero.[11]​ En el polo sur, la temperatura más alta registrada fue de –12,3 °C el 25 de diciembre de 2011.[12]​ A lo largo de la península Antártica, se han registrado temperaturas de hasta 15 °C, aunque la temperatura del verano está por debajo de 0 °C la mayor parte del tiempo. Las bajas temperaturas severas varían con la latitud, la elevación y la distancia desde el océano. La Antártida Oriental es más fría que la Antártida Occidental debido a su elevación más alta. La península Antártica tiene el clima más moderado. Las temperaturas más altas se producen en enero a lo largo de la costa y un promedio ligeramente por debajo de cero.

PrecipitacionesEditar

La precipitación total en la Antártida, promedio en todo el continente, es de unos 166 milímetros por año (Vaughan et al., Journal of Climate, 1999). Las tasas reales varían ampliamente, desde valores altos en la península Antártica hasta valores muy bajos (tan poco como 50 milímetros en el interior alto) (Bromwich, Reviews of Geophysics, 1988). Las áreas que reciben menos de 250 milímetros de precipitación al año se clasifican como desiertos. Casi toda la precipitación antártica cae como nieve. La lluvia es rara y ocurre principalmente durante el verano en áreas costeras e islas circundantes.[13]​ Obsérvese que la precipitación citada es una medida de su equivalencia con el agua, en lugar de profundidad real de nieve. El aire en la Antártida también es muy seco. El efectos de las bajas temperaturas en una humedad del aire muy baja, significa que la piel seca y los labios agrietados son un problema continuo para los científicos y expedicionarios que trabajan en el continente.

Clasificación de condiciones climáticasEditar

El clima en la Antártida puede ser muy variable, y las condiciones climáticas a menudo pueden cambiar dramáticamente en períodos cortos de tiempo. Hay varias clasificaciones para describir las condiciones climáticas en la Antártida; las restricciones dadas a los trabajadores durante las diferentes condiciones varían según la base y el país. En la Antártida hay diferentes bases dispersas por toda la Antártida, 16 en total (Amery, Burger Hills, Cape Poinsett, Casey, Davis, Dumont D'urville, Haupt Nunatak, Law Dome, Mawson, Base McMurdo, Mirnyj, Novolazarevskaja, Skiway South, Syowa, Whoop Whoop y Wilkins Runway) y uno en la sub-Antártida (Macquarie Island). Los tres lugares que tienen la temperatura más baja son Amery, Law Dome y Wilkins Runway (temperatura en orden: –24,1, –12,8, –10,2).[14][15][16][17]

Cubierta de hieloEditar

Casi toda la Antártida está cubierta por una capa de hielo que es, en promedio, de un grosor de 1,6 km. La Antártida contiene el 90 % del hielo del mundo y más del 70 % de su agua dulce. Si todo el hielo terrestre que cubre la Antártida se derritiera —alrededor de 30 millones de kilómetros cúbicos de hielo— los mares aumentarían en más de 60 metros.[18]​ Esto es, sin embargo, muy poco probable en los próximos siglos. La Antártida es tan fría que incluso con aumentos de algunos grados, las temperaturas generalmente permanecerían por debajo del punto de fusión del hielo. Se espera que las temperaturas más altas lleven a más nieve, lo que aumentaría la cantidad de hielo en la Antártida, compensando aproximadamente un tercio del aumento esperado del nivel del mar de la expansión térmica de los océanos.[19]​ Durante la reciente década, la Antártida Oriental se espesó a una tasa promedio de 1,8 centímetros por año, mientras que la Antártida Occidental mostró un adelgazamiento general de 0,9 centímetros por año.[20]​ Para la contribución de la Antártida al presente y futuro cambio del nivel del mar, vea el aumento del nivel del mar. Debido a que el hielo fluye, aunque lentamente, el hielo dentro de la capa de hielo es más joven que la edad de la hoja en sí.

Datos morfométricos de la Antártida (de Drewry, 1983)
Superficie Área
(km²)
Porcentaje Espesor medio del hielo
(m)
Volumen
(km³)
Porcentaje
Plataforma de la capa de hielo 11.965.700 85,97 2.450 29.324.700 97,00
Barrera de hielo 1.541.710 11,08 475 731.900 2,43
Aumento del hielo 78.970 0,57 670 53.100 0,18
Hielo glaciar (total) 13.586.380   2.160 30.109.800¹
Afloramiento de roca 331.690 2,38
Antártida (total) 13.918.070 100,00 2.160 30.109.800¹ 100,00
¹El volumen total de hielo es diferente de la suma de las partes componentes, porque las cifras individuales se han redondeado.
Datos regionales sobre el hielo (de Drewry y otros, 1982; Drewry, 1983)
Región Área
(km²)
Espesor medio
del hielo
(m)
Volumen
(km³)
Antártida Oriental
Plataforma de la capa de hielo 9.855.570 2.630 25.920.100
Barrera de hielo 293.510 400 117.400
Aumento del hielo 4.090 400 1.600
Antártida Occidental (excluida la Península Antártica)
Plataforma de la capa de hielo 1.809.760 1.780 3.221.400
Barrera de hielo 104.860 375 39.300
Aumento de hielo 3.550 375 1.300
Península Antártica
Plataforma de la capa de hielo 300.380 610 183.200
Barrera de hielo 144.750 300 43.400
Aumento del hielo 1.570 300 500
Barrera de hielo de Ross
Barrera de hielo 525.840 427 224.500
Aumento del hielo 10.320 500 5.100
Barrera de hielo Filchner-Ronne
Barrera de hielo 472.760 650 307.300
Aumento del hielo 59.440 750 44.600

Plataforma de hieloEditar

Alrededor del 75% de la costa de la Antártida es una plataforma de hielo. Las partes más importantes consisten en hielo flotante hasta que se alcanza la línea de aterrizaje de los glaciares terrestres, que se determina a través de recursos como la "Operación IceBridge". Las plataformas de hielo pierden masa a través de la desintegración de los icebergs, o fusión basal (al pie del glaciar, cuando el agua del océano afecta los impactos), y esto puede afectar la estabilidad de la capa de hielo cuando los glaciares terrestres comienzan a retroceder; la fusión o desintegración del hielo de la plataforma flotante no afecta directamente los niveles globales del mar, sin embargo, cuando el hielo del mar se congela, preferentemente expulsa la sal, en el proceso se vuelve más puro que el agua de mar que está flotando. El agua pura es menos densa que el agua salada, por lo que cuando el hielo se funde se desbordará el "agujero en el agua" que el hielo había ocupado, y cuando se desborda, eleva el nivel del agua.[21][22]

Cambios conocidos en el hielo de la costa:

  • Alrededor de la Península Antártica:
    • 1936–1989: La barrera de hielo Wordie ha reducido significativamente su tamaño.
    • 1995: El hielo del canal Príncipe Gustavo se ha desintegrado.
    • Partes de la barrera de hielo Larsen se dividieron en las últimas décadas.
      • 1995: La barrera de hielo Larsen A se desintegró en 1995.
      • 2001: La barrera de hielo Larsen B se desintegró casi en su totalidad en 2001. Quedan algunos sectores remanentes.
      • 2015: Un estudio concluyó que el resto de la barrera de hielo Larsen B se desintegrará a finales de la década, basado en observaciones de flujo más rápido y adelgazamiento rápido de los glaciares en la zona.[23]

La plataforma de hielo George VI, puede estar al borde de la inestabilidad,[24]​ probablemente existió durante aproximadamente 8.000 años, después de fundirse 1.500 años antes.[25]​ Las corrientes cálidas del océano pueden haber sido la causa de la fusión.[26]​ No sólo las capas de hielo están perdiendo masa, sino que están perdiendo masa a una velocidad acelerada.[27]

Calentamiento globalEditar

La tendencia media continental de temperatura de la superficie de la Antártida es positiva y significativa a > 0,05 °C / década desde 1957.[28][29]​ La capa de hielo de la Antártida Occidental se ha calentado más de 0,1 °C / década en los últimos 50 años y es más fuerte en invierno y primavera. Aunque esto está parcialmente compensado por el enfriamiento de la caída en la Antártida Oriental, este efecto se restringe a los años ochenta y noventa.[28]

La investigación publicada en 2009 descubrió que en general el continente se había calentado desde la década de 1950, un hallazgo consistente con la influencia del cambio climático provocado por el hombre:

"No podemos determinarlo, pero sí es coherente con la influencia de los gases de efecto invernadero de los combustibles fósiles", dijo el científico de la NASA, Drew Shindell, otro coautor del estudio. Algunos de los efectos también podrían ser la variabilidad natural, dijo también.
 
Por la NASA y revista NATURE. Fusión del hielo en el mar de la Antártida, desde su punto más alto en agosto de 2016, hasta su récord más bajo el 3 de marzo de 2017.[30]

El British Antarctic Survey, que ha realizado la mayor parte de la investigación científica de Reino Unido en la zona, declaró en 2009:[31]

  • La pérdida de hielo de la Antártica Occidental podría contribuir al aumento 1.4 metros del nivel del mar
  • Pronosticó un calentamiento de la Antártida de 3 °C en torno a este siglo
  • Aumento del 10% del hielo marino alrededor de la Antártida
  • Pérdida rápida de hielo en partes de la Antártida
  • El calentamiento del océano Antártico causará cambios en el ecosistema antártico
  • Agujero en la capa de ozono, que ha protegido la mayor parte de la Antártida contra el calentamiento global
 
20 de septiembre 2007, NASA mapa que muestra la fusión de nieve antes de fundirse

El área de mayor enfriamiento aparece en el Polo Sur, y la región de mayor calentamiento se encuentra a lo largo de la Península Antártica. Una posible explicación es la absorción de radiación ultravioleta debido a la pérdida de ozono, que puede haber enfriado la estratosfera y fortalecido el vórtice polar, un patrón de vientos giratorios alrededor del Polo Sur. El vórtice actúa como una barrera atmosférica, evitando que el aire más cálido y costero se mueva hacia el interior del continente. Un vórtice polar más fuerte podría explicar la tendencia de enfriamiento en el interior de la Antártida.[32]

En su último estudio (20 de septiembre de 2007), investigadores de la NASA han confirmado que la nieve antártica se está derritiendo a lo largo del tiempo más allá de la costa, derritiéndose en altitudes más elevadas que nunca y se incrementa la fundición de la plataforma de hielo más grande de la Antártida.[33]

También hay evidencia de un retiro generalizado de glaciares alrededor de la Península Antártica.[34]

Los investigadores informaron el 21 de diciembre de 2012 en Nature Geoscience que de 1958 a 2010, la temperatura promedio en la Base Byrd, de una milla de altura, aumentó en 2,4 ° C, con el calentamiento más rápido en su invierno y primavera. El lugar que se encuentra en el corazón de la capa de hielo del oeste de la Antártida es uno de los lugares de mayor calentamiento en la Tierra. En 2015, la temperatura mostró cambios pero de manera estable y los únicos meses que han cambiado drásticamente en ese año fueron agosto y septiembre. También mostró que la temperatura era muy estable durante todo el año.[35][36][37][38]

La cubierta de hielo en el mar de la Antártida, a diferencia con la del Ártico, ha permanecido estable, e incluso, se ha incrementado por décadas, sus puntos máximos fueron en el 2012, 2013 y 2014.[39]​ El 1 de marzo de 2017, científicos descubrieron que la fusión del hielo en el mar de la Antártida alcanzó un récord histórico. Se cree que este hecho pueda ser una pequeña anomalía, no obstante, también puede ser el comienzo de un problema a largo plazo.[30]

Meteoros y precipitacionesEditar

Ya al sur de los 55°S se pueden producir arcos circunhorizontales o arcoíris de fuego que se producen cuando el Sol está en el cénit o a más de 58° sexagesimales de elevación respecto al horizonte y su luz blanca atraviesa las cristalinas y muy elevadas nubes de hielo llamadas cirros.

Otra singularidad antártica es que se trata del continente más seco del mundo.[40]​ Aproximadamente el 90 % de su territorio se trata de un desierto nival, esto es, un área fría con escasa presencia de vida y una aparentemente paradójica gran sequedad del aire; sequedad que llega a superar la de los desiertos cálidos. Que la atmósfera tenga casi nula humedad en casi toda la Antártida y que en las áreas del Polo Sur geográfico casi nunca se registren precipitaciones (ni siquiera en forma de nieve) tiene una explicación evidente: debido a las bajísimas temperaturas constantes del interior antártico el agua se encuentra naturalmente en estado sólido, faltando por ello brumas, neblinas, nubes, lluvias o nieves. La Antártida presenta hoy una media aproximada de 166 mm de precipitación líquida al año.[40]

La Antártida es, en la mayor parte de su extensión, en cuanto a su humedad atmosférica –paradójicamente– el lugar más seco de la Tierra (excepto las zonas costeras e insulares de la Antártida), ya que al estar las temperaturas casi siempre bajo 0 °Celsius el agua se encuentra cristalizada y el aire, que es extremadamente frío, apenas retiene humedad.

 
Punta Renier.

Un fenómeno térmico característico de la Antártida es el llamado Kernlose winter; es decir, las temperaturas medias durante el invierno tienen variaciones muy pequeñas, en las zonas cercanas a las costas son frecuentes las nevascas, en la península antártica las nevadas y, actualmente (claramente observable 2008 y presente en el 2015), también las celliscas y lluvias (en muchos casos aguanieves) durante el breve verano, los fuertes vientos son frecuentes ya que sobre el centro de la Antártida se ubica permanentemente un área de alta presión (anticiclón) que hace fluir (acorde con las fuerzas de Coriolis) corrientes eólicas a gran velocidad desde el sur hacia el norte y noreste, estos vientos alcanzan velocidades de 200 km/h provocando en el interior del continente temporales llamados «sordos» ya que carecen de truenos y relámpagos.

En la Antártida también se han registrado los vientos más intensos de la superficie terrestre: 327 km/h, en julio de 1972, en la estación científica francesa Dumont d’Urville.

Las diferencias térmicas y los vientos en la Antártida pueden hacer que las precipitaciones nivales «blandas» se congelen y literalmente rueden, enroscándose, sobre las superficies sólidas ya antes congeladas produciendo el fenómeno llamado rollos de nieve.

La meteorología en la Antártida se ve completada con la presencia de curiosos fenómenos ópticos en la atmósfera: espejismos (debidos a reflejos del hielo y a la refracción por diferencia de las temperaturas en las capas de aire), antelias: halos iridiscentes en torno a la luz de los astros (en especial en torno a la luz solar) debidos a cristales de hielo flotando en la atmósfera, parhelios; auroras polares debidas al viento solar interactuando con la magnetósfera y la atmósfera (las auroras polares son más intensas durante cada máximum solar, es decir durante cada ciclo en que se intensifican las manchas solares, esto casi siempre cada 11 años.

 
Iluminación de la Tierra por el Sol en el solsticio de diciembre (verano polar austral). En este período, puede verse que, independientemente de la rotación de la Tierra, en la Antártida es siempre de día.

Días y nochesEditar

En pleno verano austral (enero), los días en la Antártida tienen luz casi las 24 horas del día, a medianoche el Sol «baja» hasta la línea del horizonte para luego volver a «subir» en un movimiento sinusoidal aparente (solo existe desde la perspectiva), en el breve verano antártico las horas en que el sol está más próximo al horizonte son llamadas noches blancas, mientras que durante el extenso invierno los días permanecen en una prolongada penumbra. Al sur del círculo polar antártico hay al menos un día en que no se pone completamente el sol (solsticio de verano) y al menos una noche en que no sale completamente el sol (solsticio de invierno). En el Polo Sur geográfico el día dura seis meses y la noche los otros seis meses. Esto se debe a que el eje de rotación de la Tierra está inclinado con respecto al plano de la órbita de la Tierra alrededor del Sol.

El agujero de la capa de ozonoEditar

 
Foto satelital del mayor agujero de ozono hasta ahora registrado debido a los gases CFC; esto ocurrió en septiembre de 2006.

En el presente la mayor parte de la atmósfera que cubre a la Antártida y zonas adyacentes presenta unos niveles de ozono significativamente por debajo de la media, lo cual posibilita que se incremente la radiación UV. El área con déficit de ozono es llamada agujero de ozono y su aumento se debe principalmente a la emisión de gases clorofluorocarbonos por las actividades industriales presentes en el mundo y en particular en las zonas con más actividad industrial en donde no se tomen medidas para evitar la liberación de estos gases principalmente en EE. UU., Rusia, Japón, China, Brasil y Europa (ver Protocolo de Montreal y Protocolo de Kioto sobre el cambio climático).

FuentesEditar

  • D. G. Vaughan; G. J. Marshall; W. M. Connolley; J. C. King; R. M. Mulvaney (2001). «Devil in the detail». Science (en inglés) 293 (5536): 1777-9. PMID 11546858. doi:10.1126/science.1065116. 
  • M.J. Bentley; D.A. Hodgson; D.E. Sugden; S.J. Roberts; J.A. Smith; M.J. Leng; C. Bryant (2005). «Early Holocene retreat of the George VI Ice Shelf, Antarctic Peninsula». Geology (en inglés) 33 (3): 173-6. Bibcode:2005Geo....33..173B. doi:10.1130/G21203.1. 

ReferenciasEditar

  1. «The Coldest Place on Earth: -90°C and below from Landsat 8 and other satellite thermal sensors.» Ted Scambos, Allen Pope, Garrett Campbell, and Terry Haran, American Geophysical Union fall meeting, 9 December 2013.
  2. Coldest spot on Earth identified by satellite, Jonathan Amos, BBC News, 9 December 2013,
  3. Budretsky, A. B. (1984). «New absolute minimum of air temperature». Bulletin of the Soviet Antarctic Expedition (en ruso) (Leningrad: Gidrometeoizdat) (105). 
  4. «World: Lowest Temperature - ASU World Meteorological Organization». asu.edu. Archivado desde el original el 16 de junio de 2010. 
  5. Natasha Vizcarra (9 de diciembre de 2013). «Landsat 8 helps unveil the coldest place on Earth». National Snow and Ice Data Center. Consultado el 27 de diciembre de 2013. 
  6. Jonathan Amos (9 de diciembre de 2013). «Coldest spot on Earth identified by satellite». BBC News Science & Environment. Consultado el 27 de diciembre de 2013. 
  7. http://www.antarctica.gov.au/about-antarctica/environment/weather
  8. http://www.bom.gov.au/climate/averages/tables/cw_300017_All.shtml
  9. «Copia archivada». Archivado desde el original el 7 de mayo de 2008. Consultado el 7 de mayo de 2008. 
  10. «WMO Region VII (Antarctica mainland & adjoining islands): Highest Temperature». World Meteorological Organization. Consultado el 1 de marzo de 2017. 
  11. «Antarctica Climate data and graphs, South Pole, McMurdo and Vostok». coolantarctica.com. Archivado desde el original el 9 de octubre de 2010. Consultado el 10 de septiembre de 2017. 
  12. Matthew A. Lazzara (28 de diciembre de 2011). «Preliminary Report: Record Temperatures at South Pole (and nearby AWS sites…)». Consultado el 28 de diciembre de 2011. 
  13. «La Antártida». Dirección Nacional del Antártico. Archivado desde el original el 13 de noviembre de 2016. Consultado el 13 de noviembre de 2016. 
  14. http://www.bom.gov.au/ant/observations/antall.shtml
  15. «Weathering The Conditions» (PDF). The Antarctic Sun. 18 de octubre de 1997. p. 8. Consultado el 8 de junio de 2015. 
  16. Jim Scott. «Weather and Travel» (PDF). Welcome to McMurdo Station. McMurdo Station. p. 6. Consultado el 8 de junio de 2015. 
  17. «Field Manual» (PDF). Antarctica New Zealand. New Zealand Government. p. 37. Archivado desde el original el 15 de enero de 2015. Consultado el 8 de junio de 2015. 
  18. «Climate Change 2001: The Scientific Basis». Grida.no. Consultado el 27 de marzo de 2011. 
  19. «Climate Change 2001: The Scientific Basis». Grida.no. Archivado desde el original el 14 de mayo de 2011. Consultado el 27 de marzo de 2011. 
  20. Davis (2005). «Snowfall-Driven Growth in East Antarctic Ice Sheet Mitigates Recent Sea-Level Rise,». Science 308 (5730): 1898-1901. Bibcode:2005Sci...308.1898D. PMID 15905362. doi:10.1126/science.1110662. 
  21. http://peacelegacy.org/articles/does-melting-sea-ice-raise-sea-levels
  22. E. Rignot; S. Jacobs; J. Mouginot; B. Scheuchl. «Ice-Shelf Melting Around Antarctica». Science 341: 266-270. Bibcode:2013Sci...341..266R. PMID 23765278. doi:10.1126/science.1235798. 
  23. NASA (14 de mayo de 2015). «NASA Study Shows Antarctica’s Larsen B Ice Shelf Nearing Its Final Act». 
  24. Mike Bentley; Dominic Hodgson. «Millennial-scale variability of George VI Ice Shelf, Antarctic Peninsula». Natural Environment Research Council. Archivado desde el original el 12 de septiembre de 2002. Consultado el 8 de junio de 2015. 
  25. Bentley, M.J. (1), Hjort, C. (2) Ingolfsson, O. (3) and Sugden, D.E. (4). «Holocene Instability of the George VI Ice Shelf, Antarctic Peninsula». Archivado desde el original el 20 de octubre de 2004. Consultado el 8 de junio de 2015. 
  26. «Press Release – New Year?s Honours for British Antarctic Survey Personnel». British Antarctic Survey. 5 de enero de 2006. Archivado desde el original el 15 de diciembre de 2006. Consultado el 27 de marzo de 2011. 
  27. https://www.nasa.gov/topics/earth/features/20100108_Is_Antarctica_Melting.html
  28. a b Tenney Naumer. «Climate Change: The Next Generation». climatechangepsychology.blogspot.com. 
  29. «Global warming hitting all of Antarctica: scientists». The Sydney Morning Herald. 
  30. a b Turner, J. & Comiso, J. (19 de julio de 2017). «Solve Antarctica’s sea-ice puzzle». Nature Publishing Group. 
  31. [1]
  32. [2]
  33. «NASA - NASA Researchers Find Snowmelt in Antarctica Creeping Inland». nasa.gov. 
  34. IPCC 2007, Intergovernmental Panel on Climate Change, Climate Change 2007: The Physical Science Basis. Contribution of Working Group I to the Fourth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change, Cambridge University Press, 2007, page 376.
  35. http://polarmet.osu.edu/datasets/Byrd_recon/
  36. West Antarctica warming fast; Temperature record from high-altitude station shows unexpectedly rapid rise December 21, 2012 Science News
  37. «Map of Antarctica and annual spatial footprint of the Byrd temperature record. : Central West Antarctica among the most rapidly warming regions on Earth». Nature Geoscience 6: 139-145. Bibcode:2013NatGe...6..139B. doi:10.1038/ngeo1671. 
  38. Bromwich, D. H.; Nicolas, J. P.; Monaghan, A. J.; Lazzara, M. A.; Keller, L. M.; Weidner, G. A.; Wilson, A. B. (2012). «Central West Antarctica among the most rapidly warming regions on Earth». Nature Geoscience 6 (2): 139-145. Bibcode:2013NatGe...6..139B. doi:10.1038/ngeo1671. 
  39. Reid, Phillip; Massom, Robert (Julio de 2015). «SUCCESSIVE ANTARCTIC SEA ICE EXTENT RECORDS DURING 2012, 2013, AND 2014». En Blunden, Jessica. State of the Climate 2014 (American Meteorological Society): S163-S164. 
  40. a b El desierto antártico. DatosFreak.org Consultado el 13-04-2010

Enlaces externosEditar

ClimaEditar

Cambio climático en la AntártidaEditar

Hielo antárticoEditar