Abrir menú principal
Sede de la empresa constructora Graña y Montero, presunto integrante del Club de la Construcción.

El Club de la Construcción, es el nombre dado a una presunta concertación ilícita de constructoras en el Perú (entre nacionales y extranjeras) para repartirse obras adjudicadas por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones del Perú (MTC). Está siendo investigada por la Fiscalía anticorrupción desde el 2017, con el aporte de aspirantes a colaboradores eficaces.[1]

El caso está actualmente en manos del fiscal Germán Juárez Atoche, del Equipo Especial del caso Lava Jato. Los delitos investigados son por tráfico de influencias, lavado de activos y asociación ilícita para delinquir.

Las empresas involucradasEditar

Las empresas en cuestión serían más de 25, entre las que se cuentan las peruanas Obrainsa, Graña y Montero, ICCGSA, JOHESA, Grupo Plaza, Cosapi, Constructora San Martín, Málaga Hermanos, H & H Casa; y las brasileñas Odebrecht, OAS, Andrade Gutierrez, Queiroz Galvao, Mota-Engil.[2]

Odebrecht, así como Graña y Montero, no se adjudicaron muchas obras, ya que apuntaban más a los megaproyectos como el Metro de Lima y el gasoducto del Sur; el Club de la Construcción prefería las obras menos vistosas.

OAS, que, al igual que Odebrecht, se ha acogido a la colaboración eficaz con la Fiscalía peruana, ha reconocido haber pagado US$ 25 millones al Club de la Construcción, para ser incorporado como miembro del mismo.[3]

Antigüedad del Club de la ConstrucciónEditar

La tesis de la fiscalía es que el Club de la Construcción habría actuado durante el gobierno de Ollanta Humala, entre agosto de 2011 y junio de 2014, aunque se presume que ya existía desde mucho antes y solo se reactivó en dicho gobierno.[4]

Raymundo Trindade Serra, ex apoderado de Odebrecht, y testigo del Caso Lava Jato, al ser interrogado por los fiscales peruanos en febrero de 2019, declaró que el Club de la construcción existía en el Perú desde la segunda mitad de la década de 1990, y que su formación se debió a un cambio en la legislación durante el gobierno de Alberto Fujimori. Dicho cambió habría facilitado el direccionamiento de licitaciones a cambio de sobornos de las constructoras.[5]

Promotores del ClubEditar

Las investigaciones determinaron que los principales promotores y organizadores del Club de la Construcción fueron el lobista Rodolfo Prialé de la Peña y el ex asesor del Viceministerio de Transportes Carlos Eugenio García Alcázar. Se ordenó la prisión preventiva de ambos, aunque solo logró ser capturado García. Los dos se acogieron a la Ley de Colaboración Eficaz y están actualmente en libertad, negociando un acuerdo de colaboración eficaz con el Equipo Especial del Caso Lava Jato.[6]

Otros operadores habrían sido Elard Paul Tejeda Moscoso (gerente de Obrainsa), Félix Erdulfo Málaga Torres (gerente general de Constructora Málaga Hermanos), Luis Humberto Prevoo Neira y Guillermo Reynoso Medina, estos dos últimos ex socios de Prialé.[7]

Modus operandisEditar

De acuerdo al testimonio de los aspirantes a colaboradores, este habría sido el procedimiento de la corrupción: Una vez realizada las licitaciones públicas en la página de Provías Nacional (entidad del MTC), los representantes legales de las empresas interesadas se reunían con Rodolfo Edgardo Prialé de la Peña, para acordar cuál sería la firma ganadora. El acuerdo tomado se informaba a Carlos Eugenio García Alcázar, funcionario del MTC, quien era el encargado de hacer el otorgamiento de la Buena Pro a la empresa designada. Asimismo, en dichas reuniones se determinaba que la compañía ganadora debía realizar un pago ascendente del 2.92% a 5 % del valor referencial de la obra, que era entregado a Prialé de la Peña.[8]

Pero tras la aprobación de la ley contra el lavado de activos, se acordó que los pagos se justifiquen a través de falsos contratos de servicios o suministro de agregados. Así, cuando una empresa del Club de la Construcción "ganaba" la licitación, firmaba un contrato con alguna de las empresas de Prialé: Lual Contratistas Generales, P y P Contratistas Generales, RAL Contratistas y Servicios Generales, Granja Juan Diego Vascos, Agronegocios Procam y Terrapuerto Wari. Luego, a través de García Alcázar, Prialé y Prevoo se encargaban de dar las coimas a los funcionarios del MTC, quienes daban el visto bueno a los acuerdos.[9]

La estructura del ClubEditar

Según la tesis de la fiscalía, el Club de la Construcción era una organización criminal conformada por tres componentes:[10]

  • El primer componente estaría integrado por diversas empresas nacionales y extranjeras dedicadas al rubro de la construcción.
  • El segundo componente era Rodolfo Prialé de la Peña, quien fungía de representante de las empresas constructoras, quien se encargaba de transmitir la decisión del 'club' al entonces funcionario del MTC, Carlos García Alcázar.
  • El tercer componente, que según la fiscalía estaba constituido por los funcionarios y/o servidores del MTC Carlos Paredes Rodríguez, Carlos García Alcázar, Marco Antonio Garnica Arenas (ex gerente de la Unidad Gerencial de Provías Nacional) y a los ex miembros del comité de contratación del MTC. Además, de José Guillermo Paredes Rodríguez, hermano del ex ministro [quien era el intermediario entre éste y el Club].

Autoridades involucradasEditar

El ex ministro Carlos ParedesEditar

Entre las autoridades de alto rango involucradas está el ex ministro de Transportes y Comunicaciones Carlos Paredes Rodríguez, uno de los hombres fuertes de Ollanta Humala, que estuvo en dicho despacho entre 2011 y 2014, precisamente en la época en que funcionó el Club. De acuerdo al testimonio de uno de los colaboradores eficaces, el nexo de Paredes con los promotores del Club habría sido su hermano José “Pepe” Paredes Rodríguez, a cuyas manos habrían ido a parar 17 millones de soles de las coimas.[11][12]

Según testimonios de un aspirante a colaborador eficaz, el ex ministro Paredes era muy exigente en apurar los pagos que debía hacer el Club, luego de que se adjudicaban las obras a las empresas, pero Carlos García le explicaba que debía esperar pues era necesario que las empresas justificaran la salida del dinero. El ex ministro tiene impedimento de salida del país por 18 meses por este caso.[10]

Supuesto financiamiento a la campaña electoral de PpKEditar

En febrero de 2019, la prensa dio a conocer el testimonio de uno de los aspirantes a colaborador eficaz, según el cual, Pedro Pablo Kuczynski recibió un aporte de cien mil dólares de parte del Club de la Construcción para financiar su campaña electoral del 2016 (la misma que lo llevó a la presidencia de la República, con Martín Vizcarra como primer vicepresidente). En la reunión para el ilícito pago habrían estado presentes Martín Vizcarra como jefe de campaña, Kuczynski como presidente del partido y Alfonso Grados Carraro como secretario de economía.[13]​ Consultado el presidente Vizcarra sobre dicha revelación, respondió que se trataba de una patraña, que su participación en la campaña de 2016 fue solo política, y que no intervino para nada en las finanzas del partido. Mas bien, adujo, que el había sido el primero en denunciar y combatir al Club de la Construcción, cuando fue ministro de Transportes y Comunicaciones en el 2016-2017.[14]

Graña y Montero se acoge a la colaboración eficazEditar

En 2019, la empresa constructora Graña y Montero inició el proceso para acogerse a la colaboración eficaz con la Fiscalía, siendo la primera empresa peruana implicada en el caso Odebrecht en hacerlo. La colaboración se ha hecho a título corporativo y no alcanza a los ex directivos de la empresa.[15]

Como parte de dicho proceso, Graña y Montero empezó a dar información a la Fiscalía. Admitió que, cuando formó parte del consorcio Vial Quinua, junto con las empresas ICCGSA y EIVI, pagó una coima de S/ 12.5 millones a manera de reembolso, por la adjudicación de una obra licitada por Pro Vías Nacional (dependiente del Ministerio de Transportes y Comunicaciones), bajo el esquema ilícito del Club de la Construcción. Esa obra era el proyecto de rehabilitación y mejoramiento de la carretera Quinua-San Francisco, tramo 2, en Ayacucho. La coima total fue de S/ 35 millones, que fue pagada por ICCGSA. A su vez, Graña y Montero entregó a esta empresa S/ 12.5 millones, como la parte que le correspondía en la coima, a manera de reembolso. La obra, valorada en S/ 476.7 millones, terminó costando más. Ello ocurrió en el gobierno de Ollanta Humala.[16]

Acciones judicialesEditar

El caso del ex ministro Carlos Paredes Rodríguez, quedó a cargo de la fiscal de la Nación Zoraida Ávalos, por tratarse de un ex ministro de Estado.

En febrero de 2019, la Fiscalía de la Nación, a través del área de Enriquecimiento Ilícito y Altos Funcionarios, a cargo del fiscal supremo Luzgardo Ramiro González Rodríguez, abrió investigación preliminar al ex ministro Carlos Paredes por presuntamente haber recibido sobornos del denominado Club de la construcción, usando como intermediario a su hermano Pepe Paredes.[17]

El 18 de mayo de 2019, el Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Suprema de Justicia, a pedido de la fiscal Ávalos, dictó ocho meses de impedimento de salida del país para Carlos Paredes.[18]

La Fiscalía solicitó la prisión preventiva por 18 meses para José Paredes Rodríguez (hermano del ex ministro Carlos Paredes), así como para José Fernando Castillo Dibós (ex presidente de la empresa ICCGSA), Edgard Ricardo Unzueta Zegarra (gerente comercial de la constructora brasileña Andrade Gutierrez) y Javier Lei Siucho (representante de la constructora CyM). En la audiencia realizada el 21 de mayo de 2019, la jueza María de los Ángeles Álvarez Camacho aceptó imponer la prisión preventiva a José Paredes Rodríguez, al considerar que existían graves elementos de convicción sobre la comisión de presuntos delitos que se le imputaban, además de peligro de fuga y de obstaculización procesal. Pero rechazó el pedido de prisión preventiva sobre Javier Lei Siucho, a quien solo aplicó comparecencia restringida. En cuanto a Castillo Dibós, la misma fiscalía retiró su pedido de prisión preventiva y pidió solo comparecencia restringida.[19]

ReferenciasEditar

  1. «Club de la construcción: el presunto cartel de firmas peruanas y extranjeras». Semana Económica (Lima). 2017. 
  2. Pedro Francke (8 de febrero de 2019). «Club de la Pudrición». Hildebrandt en sus trece (Lima) (430). 
  3. Gabriela Villasís Rojas (23 de mayo de 2019). «OAS pagó coima de S/25 millones al 'club de la construcción'». El Comercio (Lima). 
  4. Karla Ramírez Camarena (31 de enero de 2019). «Testigo afirma que el ‘club de la construcción’ existe desde los 90». El Comercio (Lima). 
  5. Gabriela Villasís Rojas (23 de febrero de 2019). «Testigo afirma que el ‘club de la construcción’ existe desde los 90». El Comercio (Lima). 
  6. César Romero C. (3 de febrero de 2019). «Promotores del Club de la Construcción delatan a empresarios». La República (Lima). 
  7. «La operación del “club de la construcción” en cinco claves». El Comercio (Lima). 25 de enero de 2018. 
  8. Ministerio Público del Perú (2018). «Caso Club de la Construcción». Consultado el 17 de febrero de 2019. 
  9. César Romero C. (5 de febrero de 2019). «Colaboradores entregaron contratos ficticios y facturas que justificaron sobornos». La República (Lima). 
  10. a b Karem Barboza Quiroz (20 de mayo de 2019). «Club de la construcción: Ex ministro Carlos Paredes insistía en que el club haga los pagos según aspirante a colaborador». El Comercio (Lima). 
  11. Karla Ramírez Camarena (30 de enero de 2018). «Carlos Paredes: Testimonios implican a ex ministro de Ollanta Humala con el ‘club de la construcción’». El Comercio (Lima). 
  12. Eloy Marchán (1 de febrero de 2019). «Paredes vistosas». Hildebrandt en sus trece (Lima) (430). 
  13. «'Club de la Construcción' aportó a la campaña de PPK el 2016, según colaborador eficaz». Gestión (Lima). 12 de febrero de 2018. 
  14. «Martín Vizcarra: ¿Quién combatió al ‘club de la construcción’: Yo”». El Comercio (Lima). 13 de febrero de 2019. 
  15. «Graña y Montero inició proceso de colaboración eficaz con la fiscalía». El Comercio (Lima). 1 de junio de 2019. 
  16. Ángel Páez (7 de junio de 2019). «Club de la Construcción Graña y Montero admitió que pagó soborno de S/ 12.5 mllns». La República (Lima). 
  17. Karem Barboza Quiroz (28 de febrero de 2018). «Fiscalía de la Nación abre investigación a ex ministro Carlos Paredes». El Comercio (Lima). 
  18. «Dictan ocho meses de impedimento de salida para el ex ministro Carlos Paredes». El Comercio (Lima). 18 de mayo de 2019. 
  19. «Poder Judicial dictó prisión preventiva para hermano del ex ministro Paredes». El Comercio (Lima). 21 de mayo de 2019.