Comes rerum privatarum

El comes rerum privatarum (en latín; en griego κόμης τη̑ς ἰδικη̑ς παρουσίας, kómis tȋs idikȋs parousías) es un funcionario a cargo de la administración de los bienes del emperador (no de los bienes públicos o res publica) durante el Bajo Imperio romano y durante el periodo protobizantino.

HistoriaEditar

Este cargo se crea probablemente en tiempos de Constantino[1]​, hacia el 318, al mismo tiempo que el comes sacrarum largitionum, aunque no queda evidenciado hasta el 342-345[2]​. Este comes tiene como función principal gestionar y recaudar los ingresos derivados de las res privata[1] (departamento de finanzas imperial creado en tiempos de Septimio Severo)[1][3]​ como podían ser ingresos por los arrendamientos, por las ventas de los bienes muebles y fincas urbanas, la protección de las propiedades de la usurpación, y la recepción de las propiedades de fincas urbanas por donación, legado, confiscación o embargo[2]​. Los bienes de criminales condenados (bona damnatorum) , tierras vacantes (bona vacantia) o sin testamento o herederos (bona caduca), vuelven igualmente al emperador[1][4]​.

Este funcionario es uno de los comites consistoriales[5]​ (donde el sacrum consistorium era el consejo imperial romano establecido por Constantino[6]​). Por su función, es un vir illustris (título creado oficialmente hacia el 372 y aplicable a un reducido número de militares y funcionarios[7]​) y miembro del Senado romano (o, posteriormente, del Senado bizantino). Ambas funciones (rerum privatarum y sacrarum largitionum) son de alto rango dentro de la burocracia imperial del siglo IV al siglo VI.[4]

El departamento de los rerum privatarum, ligeramente menos amplio que el empleado por el comes sacrarum largitionum, estaba distribuido en:

  1. un aparato administrativo central, consiste en cinco oficinas administrativas (scrinia): exceptores (secretarios), beneficia (concesiones de tierras), canones (arriendos), securitates (recibos de los arriendos) y private largitiones (recaudadores de tasas o impuestos).
  2. un aparato administrativo periférico, disponiendo de funcionarios en las diócesis y las provincias. Actuaron los rationales rei privatae (encargados de la actividad contable del patrimonium en las diócesis) y los procuratores rei privatae (representantes provinciales de las res privata).[1]

En la capital, los scrinia están compuestos de palatini rerum privatarum (los palatini que designan los funcionarios en correos al patio, el palatium), que son enviados cada año a supervisar el trabajo de sus colegas de las diócesis y provincias[4]​.

Según el Código Teodosiano, hay unos 399 trescientos de estos funcionarios bajo el comes rerum privatarum[5]. El conde puede por otra parte reagrupar propiedades en una domus divinae que se ubica bajo el control de un funcionario diferente de los funcionarios diocesanos y provinciales[4]​.

Hacia 414, la domus divinae per Cappadociam (la caja destinada al gasto palaciego)[1]​ es transferida del comes rerum privatarum al praepositus sacri cubiculi. En el Imperio romano de Occidente, Glicerio (473-74) crea un nuevo funcionario, el comes patrimonii, para la administración de las propiedades imperiales, que deja al comes rerum privatarum sólo los bienes arrendados y las funciones judiciales relacionadas con los embargos y donaciones[4]​. Antes 509, probablemente en los años 490, Anastasio I (491-518) copia esta reforma en el Imperio de Oriente. Poco a poco, la función pierde su naturaleza fiscal pero ve crecer sus competencias judiciales, hasta cubrir casos relacionados al pillaje de tumbas y matrimoniales. Bajo Justiniano I (527-65), la mayoría de las domus divinae están ubicadas en las manos de curatores independientes.[4]​ En el siglo VII, la función es reemplazada en gran parte por la de sacelario[5]​.

NotasEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c d e f Varela Gil, 2007, pp. 182-184
  2. a b vol. 1, «Comes rerum privatarum», p. 485
  3. Speake, Graham; Bouyssou, Marie-Pierre; García Quintela, Marco Virgilio; López Barja de Quiroga, Pedro (1999). Diccionario Akal de historia del mundo antiguo. Akal. p. 317. ISBN 84-460-1033-X. OCLC 57674238. Consultado el 1 de abril de 2020. 
  4. a b c d e f Barnish-Lee-Whitby, 2000, pp. 171-172
  5. a b c vol. 1, «Comes rerum privatarum», p. 486
  6. Speake, Graham; Bouyssou, Marie-Pierre; García Quintela, Marco Virgilio; López Barja de Quiroga, Pedro (1999). Diccionario Akal de historia del mundo antiguo. Akal. p. 100. ISBN 84-460-1033-X. OCLC 57674238. Consultado el 1 de abril de 2020. 
  7. Vegecio Renato, Flavio (2005). «Introducción». El arte de la guerra romana. Signifer. p. 13. ISBN 84-933267-5-5. OCLC 433617936. Consultado el 1 de abril de 2020. 

BibliografíaEditar