Comisión Chilena de Derechos Humanos

La Comisión Chilena de Derechos Humanos es un organismo no gubernamental cuyo objetivo es la defensa de los derechos humanos en Chile, además de la documentación de las violaciones a los derechos fundamentales cometidas durante la dictadura en ese país. Tiene su sede en la antigua Clínica Santa Lucía en Santiago, centro de detención y tortura durante la dictadura.

Comisión Chilena de Derechos Humanos
Clínica Santa Lucía 20190516.jpg
Tipo asociación
Campo derechos humanos
Forma legal asociación

HistoriaEditar

Fundación y trabajo en dictaduraEditar

La Comisión Chilena de Derechos Humanos fue fundada el 10 de diciembre de 1978 con el objetivo de «[trabajar] en forma pluralista, libre y autónoma, por la vigencia efectiva, respeto, protección y promoción de los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos consagrados en la carta internacional de derechos humanos, en los tratados, resoluciones y acuerdos complementarios de Naciones Unidas y demás organismos internacionales en los cuales Chile es miembro».[1]

Concurrieron a la fundación de este organismo el sindicalista Clotario Blest, el abogado Máximo Pacheco, la escritora Mila Oyarzún y el abogado Jaime Castillo Velasco. El abogado Castillo lideró la Comisión desde 1987 hasta el año 2003. Desde el comienzo de su trabajo, la Comisión Chilena de Derechos Humanos fue recopilando antecedentes orientados a la defensa de los perseguidos por la dictadura, participando en su defensa legal, tanto a nivel nacional como a través de organismos internacionales. Además, la Comisión trabajó en tareas de educación, promoción y estudio del tema de los derechos humanos.[2]

Durante años la Comisión y sus profesionales se encargaron de documentar tanto las denuncias de violaciones a los derechos humanos como la situación política social durante la dictadura. Elaboraban Informes Mensuales, los cuales posteriormente fueron digitalizados y puestos a disposición del público en la página web de la institución.

Archivo de memoriaEditar

Al término de la dictadura, la estructura del organismo cambió a un nuevo ordenamiento basado en cinco Programas de Trabajo. A partir del año 2000 y sobre todo después del 2003, fecha en que fallece Jaime Castillo Velasco, las actividades de la Comisión Chilena de Derechos Humanos se ha enfocado únicamente a la atención del público que consulta el Archivo, que tras el retorno a la democracia ha tenido un importante rol como fuente de información para restaurar la dignidad de los perseguidos, apoyar sus reivindicaciones y mantener la vigencia de los derechos humanos en nuestro país y a realizar capacitaciones sobre el tema de los Derechos Humanos.

En diciembre de 2019 la institución denunció un robo de computadoras desde su sede, las cuales contenían «información sensible en materia de derechos humanos», incluyendo testimonios de víctimas de violaciones de derechos humanos recopiladas durante las protestas ocurridas en Chile desde octubre de ese año.[3]

SedeEditar

El inmueble que aloja actualmente a la comisión ubicado en calle Santa Lucía 162, Santiago, fue sede del Movimiento de Acción Popular Unitaria (MAPU) desde 1972. En 1974 pasó a ser una clínica clandestina de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), conocida como Clínica Santa Lucía. Tras la recuperación de la democracia ha funcionado como sede de la Comisión Chilena de Derechos Humanos.[4]

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar