Abrir menú principal

Compañía de Comandos 601

La Compañía de Comandos 601 es una unidad de élite del Ejército Argentino creada en 1975 para combatir a los grupos guerrilleros en el Operativo Independencia, acción primigenia en democracia en el combate contra el terrorismo marxista en las décadas de 1970 y el 1980.[1]

Compañía de Comandos 601
País Bandera de Argentina Argentina
Rama militar Bandera del ejército de Argentina Ejército Argentino
Especialización Reconocimiento especialinfantería ligeraasalto aéreofuerzas aerotransportadas
Parte de Agrupación de Fuerzas de Operaciones Especiales
Asiento Campo de Mayo
Insignias
Símbolo de
identificación
Escudo de los Comandos Argentinos.png
Cultura e historia
Lema Pugna usque ad mortem pro veritatem
Condecoraciones Campaña de Malvinas 1982
Campaña del Atlántico Sur[1]
Guerras y batallas
Operativo Independencia
Guerra de las Malvinas
Copamiento del cuartel de La Tablada

La compañía se constituye por tres secciones de asalto. La unidad está estacionada en Campo de Mayo, Partido de San Miguel, provincia de Buenos Aires.[2]​ Los miembros de esta compañía utilizan una boina verde con el emblema de los comandos.

En los últimos años esta unidad ha avanzado mucho tecnológicamente

HistoriaEditar

Guerra de las MalvinasEditar

Con el surgimiento de las hostilidades con el Reino Unido en 1982, se decidió su empleo en la Guerra de las Malvinas. Su formación se basó en el «Equipo Especial Halcón 8» creado por el teniente coronel Mohamed Alí Seineldín en 1978. Esta unidad combatió en Malvinas bajo el mando del mayor Mario Castagneto. Durante la guerra, derribaron dos Harriers GR-3 en Puerto Mitre y derrotaron a una patrulla del Servicio Aéreo Especial al norte de dicho puerto, y forzaron a un pelotón entero del 3 PARA —3rd Battalion, Parachute Regiment; alrededor de treinta paracaidistas británicos— a abandonar su base de patrulla frente al monte Longdon.

El 27 de abril, la Compañía de Comandos 601 arribó a las islas Malvinas. Se estructuraba en tres secciones y cerca de 60 efectivos. Su jefe, mayor Mario Castagneto y sus oficiales inmediatos se han presentado horas antes ante al gobernador militar de las islas Malvinas, general de brigada Mario Benjamín Menéndez. Este decidió solicitar el concurso del grupo al Estado Mayor. El 30 de abril sus secciones fueron aerotransportadas hacia sus primeras misiones de exploración y control en la península de Frecynet a fin de desactivar un faro y hacia la isla Gran Malvina en búsqueda de una posible emisora clandestina.[3]

El 19 de mayo nuevos informes de presencia enemiga en Puerto Mitre reportados por el Regimiento de Infantería 5, para entonces el único objetivo no atacado en el área por los británicos en la isla oriental, llevan a movilizar nuevamente dos secciones de la 601 en misión de exploración en profundidad quedando luego de su arribo nuevamente privadas del concurso de los helicópteros.[3]

El 21 de mayo, establecen su bautismo de fuego en Puerto Howard, la fuerza expedicionaria británica inicia el desembarco en la isla occidental desde el estrecho de San Carlos. En Howard la incursión de aviones Harriers a baja altura permite que un grupo de emboscada antiaérea de la 601 alcance mediante disparos de misiles Shorts Blowpipe a dos aviones Harriers, uno de ellos cae en aguas de la bahía y su piloto el teniente William Glover volando el Harrier con matrícula XZ972 logra ser rescatado;[3]​ fue alcanzado otro avión poco más tarde piloteado por el teniente Steve Thomas. El teniente comandante Nigel Ward en el libro Sea Harrier Over The Falklands[4]​ refiriéndose al incidente en el cual el creyó Thomas había sido derribado escribió:

De vuelta a bordo, me enteré que Steve había sido alcanzado en la parte aviónica por fuego de 20 milímetros desde Puerto Howard y él perdió su radio, no podía comunicarse conmigo, y pensó que no le quedaba otra cosa que hacer que volver a base. Yo estaba demasiado contento en verlo para enojarme.

Un día después, un helicóptero enviado desde Puerto Argentino al rescate de dos pilotos de la Fuerza Aérea eyectados sobre la isla oriental permite la evacuación del prisionero y acompañado del oficial médico de la 601 con escala en Goose Green y destino en Puerto Argentino.[3]

Los comandos de la 1.ª Sección de Asalto a cargo del teniente 1.º José Martiniano Duarte y un grupo de emboscada Aires de la 2.ª Sección en Puerto Howard han quedado aislados desde el comienzo del desembarco británico conjuntamente con los efectivos del Regimiento de Infantería 5. Privados de suministros y atacados furtivamente por la aviación británica los infantes han sufrido once bajas incluyendo cinco muertos. El 5 de junio el arribo del buque sanitario Bahía Paraíso arriba para evacuar heridos y provee de algunos alimentos subrepticiamente a los efectivos.

El 6 de junio en las afueras de Puerto Argentino, la 2.ª Sección de Asalto de la Compañía de Comandos 601 (liderada por el capitán Rubén Eduardo Figueroa) se propone tender una emboscada en el puente sobre el río Murell a la Compañía D del 3 PARA. Los comandos argentinos son sorprendidos desde una elevación rocosa por dos recientemente llegadas patrullas al mando de los cabos Pete Hadden, Mark Brown del Pelotón de Reconocimiento, que habían llegado como refuerzos para los paracaidistas del sargento Ian Addle y los zapadores del 9 ° Escuadrón de Paracaidistas (Ingenieros Reales) protegiendo el puente. Luego de un eficaz intercambio de disparos, los comandos argentinos sufren un herido pero logran poner en fuga a tres patrullas enemigas reforzadas por zapadores —aproximadamente treinta paracaidistas británicos— capturando una intacta radio PRC-351 encendida, claves y una bandera Union Jack.

En la noche del 7 al 8 de junio, la 3ra Sección de Asalto bajo el mando del capitán Jorge Eduardo Jándula tomó posiciones de emboscada cerca de las posiciones abandonadas británicas, pero no hubo más contacto entre la Compañía D de 3 PARA y la Compañía de Comandos 601.[5]​Durante su estadía en cercanías del Río Murrell, la patrulla del capitán Jándula detecta la presencia del enemigo en Monte Kent, obligando (con el fuego de artillería argentina) al pelotón de marines reales del teniente Chris Caroe —perteneciente al Batallón de Comandos 45— a retirarse de sus posiciones avanzadas.[6]

El 9 de junio integrantes de la 601 al mando del teniente 1.º Duarte capturan en misión de reconocimiento sobre la costa, luego de un breve combate, a un comando británico y elimina a otro que posteriormente será identificado como el capitán Gavin John Hamilton del SAS. Fueron las últimas operaciones trascendentes hasta el fin de la guerra por los comandos de la 601 en la Isla Gran Malvina.

En la noche del 13 al 14 de junio, la 3.ª Sección de Asalto bajo el mando del Capitán José Ramón Negretti se hizo cargo de la defensa de Stanley House (el Cuartel General de la Br I Mec X), una tarea que las Boinas Verdes de la Compañía de Comandos 601 resentieron amargamente, prefiriendo la acción en el frente.[7]

Durante la Batalla de Wireless Ridge, el comando y control en el Regimiento de Infantería Mecanizado 7 se desmoronaron y las Boinas Verdes de la 2.ª Sección de Asalto recibieron instrucciones de restablecer el orden y matar a tiros a los comandos británicos, que se creía, se habían infiltrado entre los sobrevivientes en las compañías en la retirada a Puerto Argentino..[8]

PosguerraEditar

En enero de 1989, se produjo el copamiento del cuartel de La Tablada, por elementos subversivos, pertenecientes al Movimiento Todos por la Patria; la Compañía de Comandos 601, fue llamada al combate. Teniendo participación destacada en la recuperación del regimiento, sufriendo la pérdida del teniente Ricardo Alberto Rolón y el sargento Ramón Wladimir Orué.[1]

El 24 de mayo de 2006, varios miembros de la Compañía de Comandos 601 participaron en una ceremonia en honor a los militares muertos en la lucha contra la subversión y se vieron obligados pasar al retiro como resultado.

EquipamientoEditar

 
Comando con un subfusil Colt 9mm SMG durante un desfile.

La compañía suele usar armas de corta distancia, cuchillos de combate, granadas, explosivos y armamento antitanque. Sin olvidar los rifles de francotirador que sirven para el apoyo.[9]

Modelo Origen Tipo Calibre
FN Browning GP-35 Bélgica  Bélgica Pistola 9 mm
FMK-3   Argentina Subfusil 9 mm
Colt 9 mm SMG   Estados Unidos Subfusil 9 mm
M4A1   Estados Unidos Fusil de asalto 5,56 mm
M16A2   Estados Unidos Fusil de asalto 5,56 mm
Steyr AUG Austria  Austria Fusil de asalto 5,56 mm
FN MAG Bélgica  Bélgica Ametralladora 7,62 mm
M24 SWS   Estados Unidos Fusil francotirador 7,62 mm
CZ 750 S1 M1 República Checa  República Checa Fusil francotirador 7,62 mm
Steyr HS .50 Austria  Austria Fusil francotirador 12,7 mm
Lanzagranadas M203   Estados Unidos Lanzagranadas 40 mm
AT4 Suecia  Suecia Lanzacohetes antitanque 84 mm

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c «COMPAÑÍA DE COMANDOS 601». EJERCITO ARGENTINO. 5 de junio de 2008. Consultado el 11 de agosto de 2017. 
  2. Libro Blanco de la Defensa 2015 (Primera edición). p. 90. ISBN 978-987-3689-22-2. 
  3. a b c d «OPERACIONES TERRESTRES DURANTE LA GUERRA DE MALVINAS EN EL ATLANTICO SUR». paralibros.com. Consultado el 26 de agosto de 2017. 
  4. Nigel Ward (1992). Sea Harrier Over The Falklands [Sea Harrier Sobre Las Malvinas]. Naval Institute Press. p. 211. 
  5. Sin otra novedad, por la tarde fueron relevados por la tercera sección mandada por el teniente primero González Deibe, a quien acompañaba el capitán Jándula, para mantener la emboscada. Comandos en Acción, Isidoro Jorge Ruiz Moreno, p. 331, Emecé, 1986
  6. The Landrover was eventually found by 2 Troop and the code books and radios were recovered and duly returned to their owners. The rations and the booze that they also found were not. The Landrover was peppered with shrapnel and there were around 10 shell holes in the surrounding area, and it was clearly still under observation because the patrol came under accurate artillery fire as they withdrew. The Yompers: With 45 Commando in the Falklands War, Ian Gardiner, Pen & Sword, 2012
  7. El capitán Negretti, presente en el puesto de mando, resume el cuadro: “Era esperar, vacilación total, falta de asesoramiento, de iniciativa”... Poco más tarde, el jefe de la sección Comunicaciones de ese puesto comentó amargamente al teniente Alejandro Brizuela: —Mirá, ya no va más esto: no salimos del pozo. Comandos en Acción, Isidoro Jorge Ruiz Moreno, p. 378, Emecé, 1986
  8. Entre tanto, la segunda sección de la misma Compañía marchó con el teniente primero García Pinasco a cuidar la entrada de Puerto Argentino con la prevención de evitar la infiltración enemiga, controlando el camino de acceso. Era un panorama desolador, por la retirada de los soldados de los Regimientos, dentro de cuyas filas podían venir ingleses mezclados; una retirada lamentable” Comandos en Acción, Isidoro Jorge Ruiz Moreno, p. 378, Emecé, 1986
  9. «Algunas armas utilizadas por el actual Ejército Argentino» (HTML). Aquellas armas de guerra. 5 de noviembre de 2012. Consultado el 24 de diciembre de 2016.