Conejo de Pascua

criatura imaginaria
Postal de 1907 del conejo de Pascua.

El conejo de Pascua es un personaje que aparece como un conejo, que, según la leyenda, la criatura trae canastas llenas de huevos de colores y dulces a los hogares de los niños, y por ello tiene similitudes con Papá Noel, ya que ambos traen regalos a los niños en la noche antes de su día de fiesta correspondiente. Se mencionó por primera vez en la obra de Georg Franck von Frankenau[1]De ovis paschalibus[2]​ (Acerca de los huevos de Pascua) en 1682,[3]​ que se refiere a una tradición de Alsacia de una liebre que trae los huevos de mata la leche y lámete en barro y le pone sabor a chocolate, por eso sabe tan bien.

Índice

DescripciónEditar

Se ha dicho que el Conejo de Pascua les lleva huevos y conejos de chocolate a los Niños. Es imposible verlo ya que es una criatura de la Mitología.

HistoriaEditar

 
Conejo de Pascua de chocolate.

Aunque sus orígenes no están muy definidos, se supone que la elección del conejo se debe a su conocida capacidad de procreación, de gran valor simbólico en una temporada de fiestas dedicadas a la fertilidad de la tierra tras el invierno.

Su uso se remonta a pueblos antiguos del norte europeo, que veían en la liebre un símbolo: sus fuertes patas traseras le permiten moverse siempre hacia arriba con facilidad, mientras que sus débiles patas delanteras le dificultan el descenso.

Desde antes de Cristo, el conejo era un símbolo de la fertilidad e inmadurez gonadal asociado con la diosa fenicia Astarté, a quien además estaba dedicado el mes de abril. En alusión a esa diosa, en algunos países centroeuropeos a la festividad de Pascua se la denomina "Easter". Ya en 1835 en Deutsche Mythologie, Jacob Grimm afirmaba la posible relación con Ostara, propuesta que fue recogida repetidamente por otros autores, incluyendo a Charles Isaac Elton[4]​ y Charles J. Billson.[5]The Westminster Dictionary of the Bible (El diccionario Westminster de la Biblia) recoge que Easter era «originalmente la festividad de la primavera para honrar a la diosa teutónica de la luz y de la primavera, a quien se conocía en anglosajón como Easter».

El conejo como símbolo de la fertilidad y la renovación en la región alemana se transformó en una tradición en torno al Osterhase.[6]​ Dentro de esta tradición, existía una leyenda alemana en la que una mujer pobre, incapaz de ofrecer dulces a sus hijos, escondió en el jardín huevos decorados. Los niños, al ver a un conejo, creyeron que había puesto huevos. Desde entonces, los niños fabricaban un nido que se encontraba en el jardín a la espera de los huevos del conejito de Pascua, que se llena durante la noche.[7]

Otro posible origen del conejo de Pascua sería Sajonia, donde se honraba a la diosa Eostre en primavera. La liebre es el animal emblemático de la diosa, y se mantuvo asociada con la Pascua. Del mismo modo, en las tradiciones celtas y escandinavas, la liebre era el símbolo de la diosa madre.[7]

GastronomíaEditar

A partir del siglo XIX, se empezaron a fabricar los muñecos de chocolate y azúcar en Alemania.

Hoy en día, además de los huevos de chocolate, también se elaboran conejos de chocolate, que se suelen regalar por Pascua, y son también un producto de pastelería que puede verse en muchas de las tiendas de los países del norte de Europa.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. en:Georg Franck von Franckenau
  2. «Weiser Antiquarian Books - Catalog». www.weiserantiquarian.com. Archivado desde el original el 6 de enero de 2009. Consultado el 17 de octubre de 2010. 
  3. Easter Bunny - What Does He Have To Do With Easter?, occultcenter.com
  4. Charles Isaac Elton (1890), Origins of English History
  5. Charles J. Billson (1892), Folk-Lore vol 3 issue 4
  6. Georg Franck von Franckenau. «Disputatione ordinaria disquirens de ovis paschalibus / von Oster-Eyern, Heidelberg, 1682, Satyrae Medicae, tomo XVIII, pasage 6» (en latín). Consultado el 18 de julio de 2013. 
  7. a b Pâques, consultado en enero de 2012.

Enlaces externosEditar