Conformidad

sentimiento o filosofía de aceptación

Conformismo es el grado hasta el cual los miembros de un grupo social cambian su comportamiento, opiniones y actitudes para encajar con las opiniones del grupo.

Un grupo puede influenciar a sus miembros por medio de procesos subconscientes o a través de una manifiesta presión de pares sobre los individuos.[1]

El tamaño del grupo, la unanimidad, cohesión social, estatus social, compromiso previo y opinión pública, ayudan a determinar el nivel de conformidad que un individuo reflejará hacia su grupo.

SubtiposEditar

Herbert Kelman identificó tres subtipos de conformidad:[2]

  • cumplimiento - estar de acuerdo solamente públicamente, pero manteniendo las opiniones propias en privado
  • identificación - estar de acuerdo mientras se es miembro del grupo, pública y privadamente, pero no luego de abandonar el grupo
  • internalización - estar de acuerdo pública y privadamente, durante y luego de ser miembro del grupo

Los sociólogos creen que

  • El cumplimiento es conformidad como resultado de una orden directa,
  • mientras que la internalización es la conformidad que procede de la convicción total y absoluta en los propios actos.

Otra distinción puede hacerse entre:

  • conformidad informacional (o influencia social informacional), que ocurre cuando uno recurre a miembros del grupo para obtener información sobre una situación ambigua (p. ej. al resolver un problema matemático difícil o decidir a donde ir al escaparse de un incendio)
  • conformidad normativa (o influencia social normativa), que ocurre cuando uno está de acuerdo para ser apreciado o aceptado por los miembros del grupo

Experimentos famosos sobre la conformidadEditar

  • El experimento del punto luminoso de Muzafer Sherif, que estuvo diseñado para medir hasta qué punto un participante, al pedírsele que resolviera un problema difícil, compararía (y adaptaría) su respuesta a la de los demás participantes (un tipo de conformidad llamado influencia social informacional).
  • El Experimento de Milgram de Stanley Milgram, quien se propuso medir la disposición de un participante a obedecer órdenes de una autoridad, incluso cuando las mismas (en este caso, torturar a otros por medio de descargas eléctricas) estuviesen en conflicto con la conciencia personal del participante.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Aronson, E; Wilson, T. D.; Akert, R. M. (2007). Social Psychology (6th ed.). Upper Saddle River, NJ: Pearson Prentice Hall. ISBN 978-0-13-233487-7. 
  2. Kelman, H. C (1958). «Compliance, Identification, and Internalization: Three Processes of Attitude Change». Journal of Conflict Resolution 2 (1): 51-60. doi:10.1177/002200275800200106. 

Enlaces externosEditar