Abrir menú principal

Congregación (población)

entidad de población de menor tamaño que la ranchería y de carácter rural

Una congregación, en términos de población en México, es un tipo de asentamiento definido oficialmente por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI),[1]​ se le nombra así a una localidad de acuerdo a la costumbre o a las leyes de cada estado mexicano.[2]

OrigenEditar

El término congregación utilizado para nombrar a un conjunto de viviendas, se originó con la llegada de los colonizadores españoles a la Nueva España, que en ese tiempo comenzaban a formar éstos asentamientos dispersos unos de otros, los residentes obraban el cultivo por lo que les era necesario vivir cerca de sus campos, en esos lugares donde habitaban se encontraban pequeños centros ceremoniales, que eran cabeceras religiosas y económicas, en los cuales vivían sólo gobernantes, sacerdotes y cierta gente de la nobleza, pero sí eran visitados por los demás residentes para las celebraciones religiosas, comprar en el mercado, pagar sus tributos o para trabajar. Después de que los españoles habían impuesto esta formalidad de vida, notaron que no estaba siendo eficiente para poder evangelizar ni explotar a los nativos ya que seguían estando muy dispersos y seguían practicando sus creencias que iban en contra del catolicismo que los colonizadores querían imponerles, y vieron que les era necesario congregar a los habitantes nativos alrededor de sus poblaciones indígenas ya establecidos para después buscar lugares aptos para formar nuevos pueblos.[3]

Cuando llegaron los primeros misioneros franciscanos a la Nueva España, se dieron a la tarea de organizar los pueblos indígenas, que en su mayoría estaban asentados en lo que actualmente es el centro de México, la organización y formación de éstos pueblos se dieron según las reglas y lineamientos del virrey Antonio de Mendoza, dándose así las primeras congregaciones en la década de 1540, donde también se les llamaban "juntas" o "policías", y a fines del siglo XVI se les conoció también como "pueblos de reducción" siguiendo ya con modelos urbanos traídos desde España. Los colonizadores iniciaron una separación de nativos, españoles y esclavos africanos, congregando a los nativos en éstas poblaciones que carecían de vivienda.[3]

En 1567, para establecerlas en un sitio ya se tenía que tomar en cuenta la opinión de los caciques, las órdenes religiosas y los residentes de la zona, y así se fue implementando la modalidad de congregación en el resto del virreinato de la Nueva España.[3]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Instituto Nacional de Estadística y Geografía. «Manual de cartografía geoestadística». Consultado el 22 de diciembre de 2016. 
  2. Instituto Nacional de Estadística y Geografía. «Marco geoestadístico». Archivado desde el original el 21 de diciembre de 2010. Consultado el 22 de diciembre de 2015. 
  3. a b c «Breves Historias de los Estados». Congregaciones y formación de pueblos. Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa. Consultado el 22 de diciembre de 2016.