Abrir menú principal

En astronomía, dos objetos en órbita, como por ejemplo planetas, satélites, o asteroides, presentan una conmensurabilidad[1]​ si el cociente de sus respectivos períodos orbitales puede escribirse bajo la forma de un número racional.[2]

Por ejemplo, los períodos de revolución de Neptuno y de Plutón son conmensurables: su resonancia orbital es de 2:3.

Otro ejemplo, los exoplanetas Gliese 876 b y Gliese 876 c son conmensurables con una relación orbital de 2:1.

Notas y referenciasEditar

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar