Abrir menú principal

Conservadurismo libertario

ideología política

El conservadurismo libertario o libertarismo conservador es una ideología y filosofía política que combina la política libertaria y los valores conservadores. El conservadurismo libertario aboga por la mayor libertad económica posible y la menor regulación posible de la vida social por parte del gobierno, lo que lo acerca al liberalismo laissez-faire, pero une esto a una creencia en una filosofía social más tradicional y conservadora que enfatiza la autoridad y el deber. [1]​ El conservadurismo libertario prioriza la libertad como su énfasis principal, promoviendo la libre expresión, la libertad de elección y el capitalismo de libre mercado para lograr fines social y culturalmente conservadores, ya que rechazan la ingeniería social progresista,[2]​ o, en sentido contrario pero sin excluir el anterior, el conservadurismo libertario podría entenderse como la promoción de la sociedad civil a través de instituciones y autoridad conservadoras - tales como familia, patria, religión, educación - en la búsqueda de los fines libertarios de menor poder estatal.[3]

Teoría políticaEditar

Uno de los principales teóricos libertarios, el filósofo, sociólogo y economista Hans-Hermann Hoppe, en el ensayo Un libertarismo realista es un libertarismo de derecha sostiene que la filosofía libertaria es una teoría del gobierno y la ley y que fuera de esos ámbitos no está equipada teóricamente para tratar otros aspectos de la vida social como por ejemplo los estilos de vida o los valores culturales, por tanto si se entiende a la derecha y la izquierda desde coordenadas culturales el libertarismo es neutral; sin embargo dado que los conservadores culturales, o derechistas, parecen más orientados a cultivar valores y costumbres largoplacistas y que ese largoplacismo es necesario para el desarrollo de un movimiento libertario y una sociedad libertaria sólida, los libertarios por realpolitik deben ser también derechistas o conservadores.[4]

Para Larry Johnston, en ciencia política, el término "conservadurismo libertario" se usa para referirse a las ideologías que combinan la defensa de principios económicos como la disciplina fiscal, el respeto por los contratos, la defensa de la propiedad privada y los mercados libres[5]​ y el tradicional énfasis conservador en el desarrollo personal y la libertad de elección bajo un laissez-faire y una sociedad capitalista económicamente liberal con principios sociales tales como la importancia de la religión y el valor de la moral convencional[5]​ a través de un marco de gobierno constitucional limitado y representativo.[5]

Para Margaret Randall, el conservadurismo libertario comenzó como una expresión del individualismo y la demanda de libertad personal.[6][7]

Libertad y virtud: el debate conservador / libertario, editado por George W. Carey, contiene ensayos que describen "la tensión entre libertad y moralidad" como "la principal línea de falla que divide las dos filosofías".[8]​ Para Cathy Young los conservadores sostienen que los valores compartidos, la moral, las normas y las tradiciones son necesarias para el orden social, mientras que los libertarios consideran la libertad individual como el valor más alto. Según Young los libertarios que quieren a la vez derechos individuales pero preservando los valores culturales se hacen llamar libertarios conservadores.[9]

Nelson Hultberg escribió que existe un "terreno común filosófico" entre los libertarios y los conservadores. "El verdadero movimiento conservador [norteamericano] fue, desde el principio, una mezcla de libertarismo político, conservadurismo cultural y no intervencionismo en el extranjero que nos fue legado a través de los Padres Fundadores". Dijo que tal conservadurismo libertario fue "secuestrado" por el neoconservadurismo, "por los mismos enemigos con por el que fue creado para luchar: los fabianos, los New Dealers, los estado-bienestaristas, los progresistas, los globalistas, los intervencionistas, los militaristas, los constructores de naciones [estados extranjeros intervenidos] y todo el resto de la gente colectivista. que estaba trabajando asiduamente para destruir la República de Estados de nuestros Fundadores".[10]

Thomas DiLorenzo escribió que los conservadores libertarios de tipo constitucionalista creen que la manera de limitar el gobierno es hacer cumplir la Constitución de los Estados Unidos. Sin embargo, DiLorenzo los criticó escribiendo: "La falla fatal en el pensamiento de los constitucionalistas libertarios / conservadores se debe a su desconocimiento o ignorancia voluntaria de cómo los propios fundadores creían que la Constitución podía ser aplicada: por los ciudadanos de los Estados libres, independientes y soberanos, no por el poder judicial federal". Escribió que los poderes de los gobiernos federales durante la Guerra Civil estadounidense derrocaron la Constitución de 1787.[11]

En la década de 1950, Frank Meyer, un destacado colaborador de National Review, llamó a su propia combinación de libertarismo y conservadurismo como "fusionismo".[12][13]​ El fusionismo fue una característica importante para el equilibrio de algunas alianzas entre libertarios y conservadores de diversos orígenes dentro del Partido Republicano de los Estados Unidos en la Era Reagan, mantieniendo así un punto de flexibilidad ideológica. Meyer abogaba por una alianza para combatir tanto los retos de la Guerra Fría -lo que lo llevaba a ciertos puntos de vista imperialistas que son ajenos al conservadurismo clásico norteamericano- como el declive de la sociedad civil. Murray N. Rothbard identificaba a los "fusionistas" como "libertarios fallidos". [14]

En la década de 1990, Lew Rockwell, Murray Rothbard y otros describieron sus puntos de vista conservadores libertarios como paleolibertarismo.[15]​ Continuaron con la oposición libertaria a "todas las formas de intervención gubernamental: económica, cultural, social, internacional", pero también defendiendo el conservadurismo cultural en el pensamiento y el comportamiento social. Se opusieron a un libertarismo licencioso que defendía "la libertad en contra de la moral burguesa y la autoridad social".[15]​ Rockwell declaró más tarde que abandonaron esa autodescripción porque la gente la confundió con el paleoconservadurismo, que rechazaron.[16][17]

Laurence M. Vance escribió: "Algunos libertarios consideran que el libertarismo es un estilo de vida más que una filosofía política... Estos libertarios de "estilo de vida" o "cosmopolitas", algunos de los cuales - en detrimento de su causa - son permisivos, snobs pomposos, no se contentan con los libertarios conservadores personalmente y culturalmente (como Ron Paul). Al parecer, no conocen la diferencia entre libertarismo y libertinaje".[18]

Friedrich Hayek, Ludwig von Mises, Milton Friedman, Richard Posner, Richard Epstein y Albert Jay Nock han sido descritos como conservadores libertarios.[2][19]​ El ex congresista estadounidense Ron Paul[20]​ y su hijo, el senador estadounidense Rand Paul, han sido descritos como una combinación de ideas de "gobierno pequeño" libertario y conservador y muestran cómo la Constitución defiende al individuo y muchos puntos de vista libertarios.

En 1975 Ronald Reagan, quien sería luego Presidente de Estados Unidos, declaró: "Creo que el corazón y el alma del conservadurismo es el libertarismo". Sin embargo, algunos libertarios criticaron a Reagan por posiciones políticas no libertarias.[21]

Edward Feser enfatizó que el libertarismo no requiere que los individuos rechacen los valores conservadores tradicionales. El libertarismo apoya las ideas de libertad, privacidad y el fin de la guerra contra la marihuana a nivel legal, sin que eso implique cambiar los valores personales.[12]

Sin embargo aquellos que se denominan conservadores libertarios podrían no coincidir entre ellos sobre lo que implica ser partidario del conservadurismo libertario, aunque el punto en común en muchos casos sea el de afirmar la necesidad de tener valores compartidos en la sociedad para garantizar un orden social que respete los derechos individuales. Anthony Gregory ha escrito que el "libertarismo [conservador] puede referirse a cualquier número de orientaciones políticas variables y en ocasiones mutuamente excluyentes".[22]​ Usando el mismo término de conservador libertario puede encontrarse al interesado principalmente en las libertades económicas sin tener una opinión fuerte sobre otros temas, al seguidor de lo que denomine un "estilo de vida conservador" a nivel personal mientras tiene opiniones políticas libertarias, o a la militancia para que otros abracen ese estilo de vida conservador, mientras para unos el conservadurismo libertario implica estar a favor de algún tipo de nacionalismo o de patriotismo como cohesionador de la sociedad, para otros ese rol de lo cumplen mejor la religiosidad y las asociaciones religiosas, mientras para algunos ser conservador libertario es dar énfasis a la defensa familia conyugal en cambio para otros es enfatizar la defensa de la Cultura Occidental como la base de las instituciones que permitan una sociedad que garantice libertades y a la vez sea funcional, y para otros ser conservador libertario significa tener una oposición al imperialismo al estilo Old Right - conservadurismo clásico aislacionista norteamericano.[23]

Teoría económicaEditar

El conservadurismo libertario se adhiere a la idea libertaria del capitalismo de libre mercado, abogando por una interferencia mínima o nula del gobierno en el mercado. Un número importante de conservadores libertarios favorecen la escuela austriaca de economía y son críticos con el dinero fiduciario, con muchas políticas de apoyo a la libre empresa. Los conservadores libertarios también abogan por formas de privatizar los servicios administrados por el Estado.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Heywood, Andrew (2015). Key Concepts in Politics and International Relations:Palgrave Key Concepts. Macmillan International Higher Education. ISBN 1-1374-9477-8.
  2. a b J. Richard Piper, Ideologies and Institutions: American Conservative and Liberal Governance Prescriptions Since 1933, Rowman & Littlefield, 1997, pp. 110–111, ISBN 0847684598, ISBN 978-0847684595.
  3. Getting Libertarianism Right. Hans-Hermann Hoppe. ISBN 978-1-61016-690-4. Ediciones del Instituto Mises.
  4. Un libertarismo realista es un libertarismo de derecha. Conferencia dada por Hans-Hermann Hoppe en la Property and Freedom Society (2016)
  5. a b c Johnston, Larry (2007). Politics: An Introduction to the Modern Democratic State. University of Toronto Press. ISBN 1-4426-0040-3.
  6. Schlesinger, Arthur (September 1933). «Vol. 48». The Rise of the City: 1878-1898. The Academy of Political Science. pp. 454-456.  Parámetro desconocido |orig-year= ignorado (ayuda)
  7. Randall, Margaret (14 de enero de 2018). «Preface». Sandino's Daughters: Testimonies of Nicaraguan Women in Struggle. Rutgers University Press. pp. ii.  Parámetro desconocido |orig-year= ignorado (ayuda)
  8. George W. Carey (Editor), Freedom & Virtue: The Conservative Libertarian Debate, Intercollegiate Studies Institute, 1998. ISBN 1-882926-19-6.
  9. Cathy Young, Enforcing Virtue: Is social stigma a threat to liberty, or is it liberty in action?, review of Freedom & Virtue: The Conservative Libertarian Debate, Reason, marzo 2007.
  10. Nelson Hultberg, "True Conservatism vs. Neo-Conservatism"
  11. DiLorenzo, Thomas. «Constitutional Futility». LewRockwell.com. Consultado el 2 de julio de 2008. 
  12. a b Edward Feser, "What Libertarianism Isn't", Lew Rockwell.com, December 22, 2001.
  13. Ralph Raico, "Is Libertarianism Amoral?", New Individualist Review, Volume 3, Number 3, Fall 1964, 29–36; republished by Ludwig von Mises Institute, April 4, 2005.
  14. Frank S. Meyer: The Fusionist as Libertarian ManquéFrank S. Meyer: El fusionista como libertario (1981)
  15. a b Rockwell, Lew. «The Case for Paleo-libertarianism». Liberty (Enero 1990): 34-38. Archivado desde el original el 7 de septiembre de 2018. Consultado el 20 de noviembre de 2018. . Traducción al español: En defensa del paleolibertarismo.
  16. Johnsson, Kenny. «Do You Consider Yourself a Libertarian?». LewRockwell.com. Consultado el 2 de julio de 2008. 
  17. Rockwell, Llewellyn H. «What I Learned From Paleoism». LewRockwell.com. Consultado el 2 de julio de 2008. 
  18. Vance, Laurence (29 de enero de 2008). «Is Ron Paul Wrong on Abortion?». LewRockwell.com. Consultado el 1 de julio de 2008. 
  19. El pensamiento cultural de Ludwig von Mises. Journal of Libertarian Studies, 1991. Instituto Mises.
  20. Mafaldo, Lucas. «The Conservative Case for Ron Paul». LewRockwell.com. Consultado el 2 de julio de 2008. Uso incorrecto de la plantilla enlace roto (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  21. "Inside Ronald Reagan"
  22. Anthony Gregory, Left, Right, Moderate and Radical, LewRockwell.com, December 21, 2006.
  23. Antiimperialismo de derechas: La tradición política del aislacionismo norteamericano. Miguel Anxo Bastos.[Extraído de Revista de Investigaciones Políticas y Sociológicas, vol. 4, nº 1 (2005): pp. 97-113]. Sobre el conservadurismo libertario y aislacionista Old Right.

Enlaces externosEditar