Abrir menú principal

Donax trunculus

especie de molusco
(Redirigido desde «Coquina»)

La coquina (Donax trunculus) es un molusco bivalvo acéfalo de la familia Donacidae.[1]

Symbol question.svg
 
Coquina
Donax trunculus MHNT.jpg
Donax trunculus
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Mollusca
Clase: Bivalvia
Subclase: Heterodonta
Orden: Veneroida
Familia: Donacidae
Género: Donax
Especie: D. trunculus
Linnaeus, 1758

Son moluscos pequeños, de 2-4 cm de media,[2]​ y 5 cm las más grandes.[3]​ La concha es ovalada, y cuneiforme, de tacto fino y suave y el color varía entre blanco amarillento a púrpura. Se le denomina también coquina truncada para diferenciarla de otras especies de Donax como la coquina xarleta (Donax vittatus). La tellina o tellerina es similar y es normal confundirla con la coquina, pero son especies diferentes.

Tradicionalmente se pueden desenterrar con el mismo pie, aunque hoy en día existen instrumentos especiales de arrastre para capturar varias coquinas de vez. Se hace cuando la marea baja. A este oficio de le llama coquinero.[4]​ En España se capturan en Galicia y Andalucía occidental, donde también más se consumen.

ReproducciónEditar

Se trata de un molusco unisexual y con fecundación externa, expulsando sus huevas al agua. Al eclosionar éstas, nacen las larvas que quedan suspendidas en el agua (plancton) hasta que desarrollan la concha y se establecen en el fondo marino.[3]

DistribuciónEditar

Se extiende por los fangos de marismas, desembocaduras de ríos, y costas de Europa, tanto en el Atlántico Norte como en el Mediterráneo, enterrada a poca profundidad en la arena cerca de la costa, hasta unos 15-20 metros de profundidad (nivel inframareal).[3]

GastronomíaEditar

Por su sabor fino y sabroso, en la península ibérica las coquinas se consideran un manjar. Su uso gastronómico equivale al de la almeja (se pueden hacer, por ejemplo, coquinas a la marinera, derivado del plato gallego de almejas a la marinera), pudiéndose servir crudas, salteadas, en sopas, con arroz...

Por su sabor delicado, se recomienda no condimentarla mucho. Una de las maneras más populares y tradicionales de cocinarlas es sólo con ajo, perejil y aceite. Luego se sirve como aperitivo o entrante acompañado de vino.

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar