Corriente del Atlántico Norte

La corriente del Atlántico Norte, es una potente corriente marina, continuación de la corriente del Golfo hacia el noreste.[1]​ Al oeste de Irlanda se divide en dos ramas, una de ellas se dirige hacia el sur mientras que la otra continúa hacia el norte paralelamente a la costa atlántica de Europa occidental, influyendo notablemente en su temperatura y clima. Otras ramas incluyen la corriente de Irminger y la corriente noruega. La corriente del Atlántico Norte está considerada como parte de la corriente del Golfo y llega hasta el océano Ártico después de atravesar el Atlántico de suroeste a noreste.

Corrientes oceánicas mundiales, entre las que se encuentra la corriente del Atlántico Norte.

El cambio climático y en especial el calentamiento global pueden tener efectos importantes en esta corriente, ya que se cree que en un futuro esta choque con la corriente del Ártico y provoque un cambio brusco en las temperaturas de países europeos y de Norteamérica.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «The North Atlantic Current». oceancurrents.rsmas.miami.edu. Consultado el 4 de mayo de 2020.