Abrir menú principal

Costillas flotantes

cuatro últimas costillas ubicadas en la última parte de la caja toraxica

Las costillas flotantes son cuatro costillas atípicas (dos pares, los XI-XII) situadas en la parte más baja de la caja torácica humana. Se llaman así porque están unidas solamente a las vértebras, y no al esternón o el cartílago que sale del esternón. A algunas personas les falta uno de los dos pares, mientras que otras tienen un tercer par. La mayor parte de las personas, sin embargo, posee dos pares.[1]

Costillas flotantes
Costillas.png
Vista anterior de las costillas del lado derecho. En azul, las costillas flotantes.
Latín [TA]: costae fluctuantes;
[TA]: costae fluitantes
TA A02.3.01.004

CostillasEditar

Son los huesos que conforman el armazón de la caja torácica. Las costillas son huesos alargados que se unen por un extremo, de par en par, a las llamadas vértebras torácicas y por el otro extremo al hueso alargado llamado esternón. En esencia, el tórax lo conforman sólo siete de los doce pares disponibles en el cuerpo humano, debido a que sólo éstas se unen al esternón formando una cavidad en la que se hallan los pulmones y el corazón. A las restantes se les llama costillas falsas, pues no se unen directamente en el esternón, sino que se adhieren por un medio cartilaginoso a la séptima costilla.

GaleríaEditar


ReferenciasEditar

  1. José Gay, ed. (2007). Diccionario de Medicina Océano Mosby. Inglés (original). Océano. p. 328. ISBN 978-84-7555-074-9.