Cráter secundario

cráter de impacto formado por trozos eyectados por un impacto mayor

Los cráteres secundarios son cráteres de impacto que se forman por trozos eyectados por un impacto mayor. A veces forman cadenas de cráteres.[1]

Los trozos pueden viajar por muchos cientos de kilómetros antes de volver a colisionar con el cuerpo mayor. En la Tierra, los restos de los cráteres son erosionados rápidamente por el clima y la actividad de los seres vivos, por lo que los cráteres secundarios son más claros en otros cuerpos celestes, como la Luna o Marte.

Ejemplos lunaresEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar