Abrir menú principal

Cruz monumental

tipo de cruz
Crucero en Inglaterra, semejante a los gallegos.

Una cruz monumental es una cruz cristiana, normalmente de una piedra, aislada o que me la fuere parte de un calvario o de un viacrucis. Desarrolladas desde el siglo XI con el brotar del arte románica, las cruces monumentales consiguen o su apogeo en el siglo XVI excepto en el caso de los cruceros (llamados en otras lenguas cruces de encrucijadas: ‘’croix de chemins’’ en francés o wayside crosses en inglés) que consiguen su apogeo en los siglo XVIII y especialmente los calvarios y cruceros más elaborados (calvaires en francés) en el XIX.[1]​ Particularmente en este período, estas estructuras se convierten en lugares de reunión para rogar en las fiestas religiosas (como el Corpus Christi, el mes de María o el Viernes Santo) o para pedir la gracia de Dios contra males de todo tipo (guerras, epidemias, incendios, secas…) En Galicia y Norte de Portugal son muy abundantes (entre 10.000 y 12.000 sólo en Galicia y unos 9.000 en la Bretaña) y normalmente se erguían en encrucijadas y lugares en los que a veces existían ya cultos paganos a la naturaleza, de ahí la existencia de cruces semejantes en otras zonas de la Europa atlántica con semllantes ritos ancestrales.[2][3][4]

HistoriaEditar

 
Astilla grabada en Galicia.

Según los relatos en parte legendarios que aparecen a partir de los años 350,[5]​ unos diez años después de la more de Constantino I el Grande converso al cristianismo en 337, es santa Helena, la madre del emprerador, quien descubrió la verdadera Cruz de Xesús en el Monte Calvario (Golgotha) luego de una peregrinación a Palestina en 326.[6]​ Constantino hizo luego construir la primera cruz monumental en el beso del monte. San Xoán Crisóstomo, declaró que la cruz, luego de los suplicios que en ella se sufrieron, convertiríase en el más santo de los emblemas de Cristo. De este modo la cruz se convirtió en la señal del mundo Cristiano primeramente como cruz triunfal: sin el Cristo esculpido, ya que podía ofender la sensibilidad de los Cristianos.[7]

Son los monjes irlandeses quien, en el siglo VII son los primeros en hacer de la cruz un verdadero monumento en forma de astillas grabadas, con forma de cruz celta (cruz griega con un círculo) a partir del siglo VIII y de la crucifixión en el siglo[8]​ IX. Asistimos a una multiplicación de las cruces a partir de 1095, fecha en la que lo Concilio de Clermont establece que el derecho de asirlo se simboliza en los cruceros de los caminos, que Tendrán un rol duplo: de guía y de protección. En el caso de Galicia, desde los principio del cristianismo se procuró una sacralización de los lugares de culto pagano o sospechosos de tener tal culto tan abundantes en tierras atlánticas. Con ese objetivo se colocaron cruces sobre piedras con alguna simbología, sobre menhires, petroglifos o piedras significativas, como sobre miliarios romanos,.[9]​ En cualquiera caso, parece aceptarse unánimemente la teoría de Castelao de que los cruceros gallego-portuguese son una creación gótica.[10]​ El origen de los cruceros, tal como los entendemos hoy, puede situarse en la segunda mitad del siglo XIV[11]

El vandalismo (espcialmente las guerras religiosas o la Revolución en el caso de Francia), el paso del tiempo, la intemperie y más recién el tránsito rodado y la mecanización de la agricultura, son responsables de la fuerte disminución en el número disteis monumentos. Por otra parte estas cruces de una piedra cuentan con figuras de protección, tanto en Francia (Tesoros Nacionales) como en Galicia (Patrimonio Cultural).[12]

Las diferentes cruces monumentalesEditar

 
Crucero en Causse du Larzac, Francia.

Podemos distinguir :

  • Cruces de cristianización: cruceros (cruces de caminos y de encrucijadas), cruces de mercados, de plazas, de puentes, de puertos, de megalitos, de árboles, de iglesias (de adro), de fuentes, de pozos, etc. (las comunes en Galicia, Norte de Portugal, Francia e Islas Británicas).
  • Cruces de culto a los muertos : cruces de cementerios, de epidemias (« cruz de peste »), de naufragios, de claustros, o cruces de conmemoración: por una muerte brutal (que aún se yerguen en las carreteras gallegas), o por el contrario de una victoria militar…;
  • Cruces de procesión : cruces de Ramos, del Santo Sacramento, los viacrucis, las cruces dedicadas al culto de alguno santo;
  • Cruces de peregrinaje, que en la mayoría de los casos no marcan una etapa, sino que llaman a la limosna;
  • Cruces de término, que sirven de límite a las entradas y salidas de la villas. Son las comunes en Cataluña, Aragón y Valencia;
  • Cruces de la justicia ;
  • Cruces de misión, común en lugares cristianizados.

CruceroEditar

Los cruceros (cruzeiros en portugués) son cruces grandes de una piedra, lisas o con figuras esculpidas, sobre largas columnas asentadas en una plataforma, que se sitúan principalmente en las encrucijadas, al lado de los caminos, en los límites de las parroquias y en los adros de las iglesias, muy comunes en Galicia, Norte de Portugal y Francia (principalmente en la Bretaña).[13]​ En esta definición entrarían varias de las cruces monumentales de Europa de fasquía semejante: las cruces gallegas, portuguesas, bretonas (calvaires), así como muchas cruces de Francia, Alemania y las Islas Británicas. También encontramos ejemplos muy aislados de cruceros en todo el norte de España.

CalvarioEditar

Aunque en francés calvaire es sinónimo de crucero, en gallego suene denominar la tríade de cruces: normalmente representa la central donde fue crucificado Xesús, y a los lados las dos cruces de los pecadores. En la Bretaña suelen compartir pedestal, además como en el caso del Crucero del Hío, el granito está muy trabajado.

Cruz de mercadoEditar

Existen ejemplos semejantes de cruceros en Gran Bretaña en caminos o también las típicas cruces que marcan en las plazas centrales de las villas donde se hace la feria llamadas market crosses (en inglés) o mercat crosses (en escocés). En Escocia existen unas 126, la mayoría del siglo XVIII. En Inglaterra muchas veces son monumentos más complejos semejantes a los cruceros cubiertos gallegos y portugueses.

PerronEditar

Llamadas perroen en neerlandés son columnas de una piedra, normalmente rematadas con un orbe (un globo con una cruz), que se irguieron en ciudades que pertenecían al antiguo principado de Liexa, en Bélgica y Países Bajos (980-1795). Las cruces-columnas simbolizan la libertad y autonomía local.

Cruz de términoEditar

Una cruz de termo (en lengua catalana: Creyó de tenerme) es un tipo de hito o marco clavado antaño a la entrada de las villas y ciudades como muestra de piedad del pueblo y para su fomento entre los viaxantes (finalidad diferente a la de los cruceros). Se encuentra en algunas villas de Cataluña, Aragón y Comunidad Valenciana. Consiste en una cruz monumental, habitualmente de una piedra, muy semejante a los cruceros gallegos sobre unos escalones de planta circular o poligonal sobre las que se yergue el fuste rematado en nudo, broche o chapitel, que sustenta la cruz de una piedra labrada en cantería.[14]

Cruces cubiertasEditar

Son cruceros y cruces de tenérmelo con una especie de alpendre, normalmente la cuatro aguas, sostenido por cuatro piares. Se construyen a partir del siglo XV, mayormente de estilo gótico y renacentista, aunque también encontramos ejemplos barrocos. Encontramos ejemplos en el levante español (creus cobertes), Galicia y Norte de Portugal.

ViacrucisEditar

Viacrucis en este caso se refiere al conjunto de catorce cruces monumentales que representan los diversos momentos de la Pasión de Cristo que señalan el recorrido de un camino y donde se suene rezar ante cada una de ellas en memoria del camino que hizo Xesús Cristo por el Monte Calvario.[15][16]​ Suenen colocarse en las subidas a montes donde existen santuarios.

Wayside crossesEditar

Wayside cross es el término empleado en inglés para referirse a las cruces de una piedra al lado de los caminos (Croix de chemin en francés) y a las de las encrucijadas (croix de carrefour), en el que ellos incluyen los cruceros gallegos, portugueses y bretones, las cruces de tenérmelo aragonesas y los cruceros alemanes y de los Alpes. Los definen como cruces en las intersecciones de caminos, senderos o carreteras (pero que también aparecen en campos y bosques) quepoden estar hechos en madera, piedra o metal y que suenen tener la finalidad de proteger a los caminantes y peregrinos de lugares peligrosos (como los cruceros gallegos).[17]​ También incluye las cruces de conciliación o (stone crosses), clavadas donde ocurrió una desgracia, comunes de Centroeuropa, en Alemania, Polonia y la República Checa.

Cruces mayoresEditar

Las cruces mayores (High Crosses en inglés) son cruces de una piedra de las Islas Británicas normalmente muy decoradas que se clavaban en encrucijadas o fincas. Muchas de ellas tienen forma de cruz celta con los típicos nosotros. Datan de la época medieval tempranera.[18]

SteinkreuzeEditar

Las Steinkreuze (literalmente en alemán "cruz de una piedra"; stone cross en inglés) son pequeñas cruces monumentales de una piedra que se hallan en Europa Central y miden entre 80 a 120 centímetros de alto y 40 a 60 centímetros de ancho, normalmente labradas en un solo bloque de una piedra, normalmente de granito, arenita, caliza o basalto. Se trata de las cruces al aire libre más antiguas. En otras zonas, como en la República Checa o Polonia le llaman la unas cruces semejantes cruces de la conciliación, ya que se yerguen donde ocurrió algo malo.[19]

Una variante mayor de estas cruces, sin embargo con elementos de los bolsillos de ánimas son los Schaftkreuz (Shaft cross en inglés), con el esteo más largo y semejantes a los cruceros gallegos.[20]

OtrasEditar

Existen las cruces memoriais, para recordar algún evento, por ejemplo una peste, como las llamadas cruces de pestes (plague crosses) en el Reino Unido, que no dejan de ser cruceros. También existen las cruces de cumbre, cruces en las cumbres de una montaña o colina que marcan el beso del incluso, normalmente marcan un hito o logro.[21]

También existen cruces de una piedra en lugares como el Tirol o el este de Europa (Polonia, Ucrania, Rumanía, Rusia...).

Cruces monumentales contemporáneasEditar

NotasEditar

  1. Hervé et Louis Martin, Croix rurales et sacralisation de l’espace.
  2. Jacques Baudoin, Croix du Massif Central, éditeur Créer, 2000, p. 432; e Christophe Lefébure, Croix et calvaires, chefs-d'oeuvre de l'art populaire, Flammarion, marzo de 2004.
  3. Gran Enciclopedia Galega, tomo 12, px. 236; e La Voz de Galicia, 17.02.2007.
  4. teoría xa proposta por Murguía e mantida por case tódolos autores
  5. Cirilo de Xerusalén, Les Catéchèses baptismales et mystagogiques, col.
  6. Jacques Briens, La Jérusalem byzantine reconstituée, en Le Monde de la Bible, hors-série trois religions à Jérusalem, 2008, pp. 32-34
  7. Jacques Baudoin, op.cit., p.4
  8. Paul Thoby, Le Crucifix des origines au Concile de Trente, ed.
  9. Así temos, en Pedrouzos (Castro Caldelas) un penedo natural, chamado Pena do Pendón, sobre o que se colocou unha cruz; ou o Penedo de Queiroás, en Allariz, sobre o que se levantou un cruceiro.
  10. Teoría compartida por investigadores como Xosé Filgueira Valverde ou Xosé Carlos Valle Pérez.
  11. Filgueira Valverde menciona un cruceiro citado nun documento do arquivo da Catedral de Lugo, datado en 1215, pero é máis probable que se trate da referencia a un "castiñeiro" ou "carballo das cruces", que marcaban os lindes entre lugares ou parroquias, frecuentes na montaña luguesa ata hai pouco.
  12. Jean Simard Historien et ethnologue.
  13. Definición proposta polo Servizo de Normalización Lingüística da USC
  14. «creu de terme».
  15. ’’Vocabulario ortográfico da lingua galega’’, A Coruña, Real Academia Galega / Instituto da Lingua Galega, 2004
  16. Definicións en Portal das palabras da (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión). RAG.
  17. Sakrale Kleinbauten: Flurkreuze / Wegkreuze
    • Archivado el 30 de octubre de 2014 en la Wayback Machine.(PDF; 256KB) Redaktion: ibid Altbau AG, CH-Merkblätter des Bundesamtes für Bevölkerungsschutz, Kulturgüterschutz
  18. David M. Wilson; Anglo-Saxon Art: From The Seventh Century To The Norman Conquest, Thames and Hudson (US edn.
  19. Kurt Müller-Veltin: Mittelrheinische Steinkreuze aus Basaltlava. 2nd, reworked and expanded edn., Colonia: Rheinischer Verein für Denkmalpflege und Landschaftsschutz, 2001 ISBN 3-88094-570-5
  20. Störzner, Bernhard Friedrich: Was die Heimat erzählt, Verlag Arwed Strauch, Leipzig, 1904 (digitalisation by SLUB Dresden)
  21. Michel Printz, Les Bildstock du Pays des Trois Frontières, 1996.