Abrir menú principal

En lógica, se usa el símbolo , denominado cuantificador universal,[1]​ antepuesto a una variable para decir que "para todo" elemento de un cierto conjunto se cumple la proposición dada a continuación.[2]

Índice

EjemploEditar

Si tenemos dos conjuntos diferentes A y B, y A es un subconjunto de B:

 

Todo elemento x de A pertenece a B:

 

Al ser A y B conjuntos diferentes como indica el diagrama, podemos decir que no todos los elementos y de B pertenecen a A, siendo esto una garantía suficiente para que dos conjuntos cualesquiera puedan ser diferentes:

 

Es decir: no para todo elemento y de B se cumple que y también pertenezca a A.

Relación cuantificador universal y el cuantificador existencialEditar

Dada una expresión P(x), según el cuantificador universal se puede transformar en otra equivalente con el cuantificador existencial:

 

que podríamos leer: si para todo x se cumple P(x) no existe un x que no cumpla P(x).

Según el ejemplo anterior:

 

Para todo x que pertenece a A, se cumple que x pertenece a B. Que podemos expresar:

 

No existe un x de A, que cumpla que x no esté en B.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Lista de signos o símbolos no alfabetizables en el diccionario panhispánico de dudas, apéndice 4
  2. Real Academia de Ciencias Exactas, Física y Naturales, ed. (1999). Diccionario esencial de las ciencias. Espsa. ISBN 84-239-7921-0. 

Enlaces externosEditar