Abrir menú principal

Herrera es el nombre del periodo prehistórico de desarrollo cultural vivido entre los siglos IV a.C. hasta el siglo IX en el periodo conocido como formativo temprano, si bien se puede extender hasta las sociedades más complejas del Muisca temprano en el territorio central de la actual República de Colombia. Debe su nombre a las investigaciones de Silvia Broadbent en la Laguna de la “Herrera” en Mosquera Cundinamarca. También se ha localizado territorialmente en excavaciones arqueológicas en el Tolima, Santander, Boyacá y Cundinamarca, como signo de un desarrollo paralelo de diversos pueblos en esa zona durante ese periodo.

El periodo Herrera es característico por su alfarera con decoración de incisiones unguladas y en forma de puntos, motivos monocromáticos, diseños tipo “mocasín” y algunos motivos zoomorfos (serpientes), decorando recipientes pequeños y de supuesto uso ceremonial.

En el plano político hubo una aglomeración de aldeas en torno a los terrenos más fértiles sin que se denote una primacía política de una aldea sobre otra ni tampoco una alta diferenciación social interna.

Otra característica fue la evolución de la economía hacia una agricultura de subsistencia en el Herrera temprano (siglos IV a I a.C.) y una producción de excedentes que daría paso a sociedades más complejas en el Herrera tardío (desde el siglo V hasta el siglo IX).

ReferenciasEditar