Deliverance (película)

película de 1972 producida y dirigida por John Boorman

Deliverance (Defensa en España, Amarga pesadilla en México y Perú y La violencia está en nosotros en Argentina) es una película estadounidense de 1972 del género thriller-drama producida y dirigida por John Boorman y protagonizada por Jon Voight, Burt Reynolds, Ned Beatty y Ronny Cox. El film está basado en la novela homónima del escritor James Dickey, quien tiene un pequeño papel como sheriff en la película. El guion fue escrito por el propio Dickey y por Boorman, quien no figuró en los créditos.

La supervivencia y el contacto íntimo con la naturaleza, presentes en otras películas de John Boorman como Infierno en el pacífico y La selva esmeralda, son los temas principales.

La película fue nominada a 3 Premios Óscar (entre ellos el de mejor película) y a 5 Globos de Oro (incluido el de mejor película dramática), no logrando ninguno de estos galardones.

ProducciónEditar

Deliverance fue rodada mayormente en los estados de Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte (EE.UU.). El tema más famoso de la película, "Dueling Banjos", fue un éxito y llegó a ganar un disco de oro que Boorman guardaba en su casa hasta que fue robado por Martin Cahill, el delincuente irlandés cuya vida contaría en la película de 1998 The General.

ArgumentoEditar

Cuatro empresarios de Atlanta, Ed Gentry (Jon Voight), Lewis Medlock (Burt Reynolds), Bobby Trippe (Ned Beatty) y Drew Ballinger (Ronny Cox), deciden descender un río en piragua en el remoto norte del estado de Georgia y disfrutar del paraje natural antes de que el valle del río (llamado ficticiamente Cahulawassee) sea inundado por la construcción de una presa. Lewis (Burt Reynolds), experimentado amante de la naturaleza, es el líder de la aventura. Ed Gentry (Jon Voight)también ha viajado alguna vez con Lewis, pero Bobby Trippe (Ned Beatty) y Drew Ballinger (Ronny Cox) son principiantes.

Los cuatro hombres tienen sus diferencias en su encuentro con los habitantes del valle, algunos de ellos particularmente salvajes. Los locales sospechan de los hombres de ciudad, mientras que estos hombres de clase media actúan como si fueran superiores a los locales, pobres y con una ínfima educación. Bobby es especialmente desdeñoso con la naturaleza pobre y tosca de los habitantes. A pesar de ello, Drew comienza a tocar la guitarra y empatiza con un discapacitado mental del pueblo, que resulta ser un auténtico fenómeno tocando el banjo. Entre los dos realizan una impresionante batalla improvisada de banjos, pero el chico rehúsa darle la mano cuando terminan la bonita batalla, lo que Drew encuentra extraño, y más cuando el chico había estado sonriendo momentos antes. El chico aparece en un puente peatonal sobre el río momentos después, justo cuando los hombres están comenzando su viaje. Éste mira misteriosamente a los hombres, que ya comienzan su viaje, lo cual Drew vuelve a encontrar inquietante.

Cuando deciden pasar su primera noche en el valle, Lewis decide investigar un extraño ruido en el bosque colindante, pero vuelve sin haber encontrado nada. Al día siguiente, la canoa de Bobby y Ed se adelanta durante el viaje y paran a descansar en una orilla del río. Los dos son abordados por un par de hombres poco civilizados de la montaña (hillbillies) quienes, a punta de pistola, atan a Ed a un árbol y violan a Bobby ordenándole "gruñir como un cerdo". En el momento en que los hillbillies se preparan para violar a Ed, Lewis y Drew aparecen en escena matando al violador de Bobby y haciendo escapar al otro salvaje.

Los hombres discuten sobre como enfrentarse a la situación. Drew insiste en que su deber es acudir a la policía y contarles el incidente, pero Lewis propone enterrar el cuerpo alegando que la inundación del valle cubrirá toda prueba que pueda incriminarles y que el hombre que ha escapado no acudirá a la policía dada su participación en la violación. Defiende que los dos hombres eran amigos y que si se les ocurre acudir a la policía cualquier juez le condenaría escuchando las testificaciones de los locales. Ed está de acuerdo con Bobby, ya que le ha salvado la vida. Bobby, quien no quiere que salga a la luz su violación, también vota por enterrar el cuerpo.

Los cuatro deciden ir río abajo a toda prisa con tal de acortar su viaje, pero pronto el desastre les alcanza: Drew, en estado de shock dados los acontecimientos, cae de la canoa en un tramo peligroso de rápidos haciendo que Ed, su compañero en la canoa, y sus compañeros en otra, pierdan el control y se estampen contra las rocas. Las consecuencias son devastadoras: Drew desaparece en el río, pierden una canoa y Lewis se rompe el fémur. Lewis, ya en la orilla con Ed y Bobby, cree que el hillbilly que escapó sigue por el bosque y ha disparado a Drew. Esa noche, Ed escala con un arco y dos flechas hasta la parte más alta de la zona para encontrar al salvaje. A la mañana siguiente, ve un hombre con un arma mirando por el acantilado y piensa que es el hillbilly. Ed, nervioso, dispara una flecha al hombre, quien le responde con otro disparo fallido y Ed, a punto de deslizarse por las rocas, se clava la flecha restante en el costado. Al momento, Ed se saca la flecha, inspecciona el cuerpo y aprecia que el hombre al que ha disparado tiene los dientes completos, mientras que al violador le faltaban los dientes delanteros. Vuelve con el cuerpo del hombre asesinado a la orilla, donde están Bobby y Lewis —este último delirando—, quienes son incapaces de identificar el cuerpo y lo hunden en el río. Los hombres reemprenden su viaje ya desesperados y descubren el cuerpo de Drew ya sin vida entre dos rocas, y no son capaces de discernir si ha sido disparado o no, por lo que deciden enterrarle.

Finalmente, consiguen llegar a su destino: Aintry, pueblo que está siendo reubicado ya que pronto quedará inundado por la presa. El sheriff local parece sospechar de la historia sobre el ahogamiento de Drew que le cuentan los tres hombres, ya que es avisado de que el cuñado de un hombre del pueblo ha desaparecido cuando estaba cazando en el área de caza —el hombre asesinado por Ed— . Aun así, el sheriff no tiene pruebas y deja marchar a los tres hombres, quienes mantendrán el secreto de lo ocurrido durante el resto de sus vidas. En la escena final, Ed se despierta sobresaltado por una pesadilla en la que aparece una mano de un hombre muerto surgiendo del agua en el lago recién formado.

Recepción y críticaEditar

Considerada como una de las mejores películas de la historia por muchos, destaca en ella la memorable escena musical del duelo de banjos que abre la película al inicio. Fue bien recibida por los críticos y reconocida como una de las grandes películas de 1972, y el diario The New York Times la consideró una de las «1.000 mejores películas de todos los tiempos». El film consiguió un 94% en Rotten Tomatoes.

Deliverance fue todo un éxito en las taquillas estadounidenses, convirtiéndose en el quinto film más rentable de 1972 junto a títulos como El padrino, tras recaudar un total de 46 millones de dólares en el ámbito nacional. El éxito financiero del film continuó durante el año siguiente logrando una suma de 18 millones de dólares en Estados Unidos.

El crítico Roger Ebert, del Chicago Sun-Times, hizo una crítica negativa: «Dickey, quien escribió la novela original y el guion, agrega a este argumento un montón de simbolismo. Está, claramente, bajo la impresión de que está contando algo sobre la naturaleza del hombre y la habilidad de los hombres especialmente civilizados para sobrevivir en retos primitivos.[...] Pero no creo que esto funcione de este modo.[...] Lo que en la película falla totalmente es en intentar hacer algún tipo de declaración significativa de la acción. [...] Dickey nos ha mostrado una fantasía sobre la violencia, no una consideración realista de ella.[...] Es posible realizar un enfoque sobre el hombre civilizado en confrontación con la naturaleza salvaje sin mostrar violaciones ni payasadas indios-vaqueros con un único afán sensacionalista».

Escena míticaEditar

La escena del duelo de banjos fue interpreteda por el personaje de Drew (Ronny Cox) y un extraño chico discapacitado mentalmente pero muy habilidoso con el banjo, y que fue interpretado por un joven actor ocasional, Billy Redden, al que un banjista doblaba en los planos cortos. Este tenía 16 años y fue elegido en un casting organizado en su escuela del condado de Rabun, Georgia, donde se filmó parte de la película, y el actor declaró cuarenta años después que nunca ha salido de su localidad natal.[1]

La música del duelo de banjos era una composición de 1954 de Arthur "Guitar Boogie" Smith, y estuvo nominada al Globo de Oro a la mejor canción original en la 30º edición de 1973. Los nominados fueron el propio Arthur Smith y Eric Weissberg.

PremiosEditar

Premios ÓscarEditar

NominacionesEditar

Academy Award for Best Picture

Academy Award for Best Director — John Boorman

Academy Award for Best Film Editing — Tom Priestley

New York Film Critics Circle for Best Film and Best Director

Golden Globe Award for Best Motion Picture – Drama

Golden Globe Award for Best Director – Motion Picture — John Boorman

Golden Globe Award for Best Actor – Motion Picture Drama — Jon Voight

Golden Globe Award for Best Original Song — Arthur "Guitar Boogie" Smith, Eric Weissberg, and Steve Mandel

Golden Globe Award for Best Screenplay — James Dickey

ReferenciasEditar