Dennis Nilsen

asesino en serie británico (1945-2018)

Dennis Andrew Nilsen (Fraserburgh, Aberdeenshire, Escocia; 23 de noviembre de 1945-Yorkshire del Este, Inglaterra; 12 de mayo de 2018) fue un asesino en serie y necrófilo británico.

Dennis Nilsen
Nombre real Dennis Andrew Nilsen
Nacimiento 23 de noviembre de 1945
Fraserburgh, Aberdeenshire, Escocia
Fallecimiento 12 de mayo de 2018 (72 años)
Yorkshire del Este, Inglaterra
Cargo(s) criminal(es) 15 asesinatos y 8 intentos de asesinato.
Condena Cadena perpetua
Ocupación Asesino en serie
Padres Olav Nilsen, Betty Whyte

Asesinó a 15 jóvenes hombres en una serie de asesinatos cometidos entre 1978 y 1983 en Londres (Inglaterra). Convicto del homicidio de seis de ellos y dos de intento de homicidio en Old Bailey, fue sentenciado a cadena perpetua el 4 de noviembre de 1983, con una recomendación de cumplir un mínimo de 25 años. Años más tarde, fue encarcelado en HM Prison, una cárcel de máxima seguridad en Full Sutton en East Riding de Yorkshire (Inglaterra).

Todos sus homicidios fueron cometidos en el norte de Londres, alternados en su residencia a través de los años en que conocería a quienes iba a matar. Sus víctimas eran atraídas a estas direcciones mediante engaños y asesinados por estrangulación, en algunas ocasiones acompañadas de ahogamiento. Siguiendo a los homicidios, Nilsen realizaba un ritual en el cual bañaba y vestía a las víctimas, las cuales conservaba por un buen tiempo, antes de diseccionarlas y luego quemarlas en una hoguera o tirarlas por el inodoro.

Fue conocido como the "Muswell Hill Murderer" cuando aceptó los homicidios realizados en el distrito de Muswell Hill en el Norte de Londres. Fue también conocido como "the Kindly Killer" (amable asesino) en referencia a que su método de asesinar era lo más humano. Dueño de un modus operandi similar de homicidios, Nilsen fue descrito como the "British Jeffrey Dahmer". Murió en prisión el 12 de mayo de 2018, sin saberse las causas.

Índice

BiografíaEditar

Hijo de Olav Nilsen (noruego) y de Betty Whyte (escocesa), Dennis tuvo una infancia muy dura debido al desastroso matrimonio de sus padres y al alcoholismo de su padre. El matrimonio solo duró siete años y tras el divorcio todo seguía como antes; nada había mejorado la vida del pequeño Nilsen, quien tenía dos hermanas más que vivían con sus abuelos, al igual que él.

Cuando Nilsen contaba seis años, falleció su abuelo, Andrew Whyte. Debido a su edad no fue informado de los acontecimientos, pero su madre, fanática religiosa, llevó al pequeño Nilsen a ver el cadáver de su abuelo, lo cual le creó un gran vacío emocional que lo marcaría de por vida. Cuando tenía ocho años, Nilsen fue a nadar a la playa, y estando a punto de ahogarse, fue rescatado por un chico, quien supuestamente se excitó sexualmente con él y se masturbó sobre Nilsen, encontrando éste una sustancia blanca en su estómago al despertar de su desmayo.

Si bien la mayoría de los asesinos en serie tuvieron una infancia plagada de problemas, como la crueldad hacia los animales o piromanía, hay que resaltar que Nilsen tuvo una infancia bastante pacífica. Los mayores problemas de Nilsen derivaron de las vivencias que tuvo que pasar y de las muertes a las que sobrevivió, como la de su abuelo o la de un hombre que se había ahogado en un río. Ver los cadáveres marcaría de por vida a Nilsen. Desde su juventud, Nilsen tuvo una clara orientación homosexual y, de hecho, quedó impresionado una vez con el torso desnudo de su hermano; fantaseando, intentó explorarlo, pero descartó inmediatamente la idea.

En 1961 se alistó en la armada británica, donde aprovechó la soledad de su cuarto para colocar un espejo frente a su cama y fantasear con que era un cadáver, por los que sentía adoración. En 1972 dejó la armada para trabajar como empleado de vigilancia, pero duró poco tiempo y entró a trabajar en una agencia de trabajo, donde permaneció hasta su arresto.

Primeros crímenesEditar

En 1978, conoció a un joven en un bar y le invitó a su apartamento, donde mantuvieron relaciones homosexuales. A la mañana siguiente, Nilsen se despertó y al ver a su compañero de cama durmiendo, se dio cuenta de que ya faltaba poco para que su compañero se vistiera y se fuera. En ese momento, Nilsen tomó una corbata y lo estranguló para luego ahogarlo en agua y observar su cadáver. A la mañana siguiente, Nilsen bañó el cadáver y lo llevó a su cama, donde mantuvo relaciones sexuales con él (necrofilia). Luego guardó el cadáver bajo las tablas de su habitación. Siete meses después, juntó los restos y los quemó en una fogata.

Así, Nilsen asesinó a 14 hombres, estudiantes, indigentes o parejas suyas, a los que estranguló, ahogó, descuartizó y tiró sus restos por el desagüe.

Arresto, juicio y sentenciaEditar

A principios de 1983, los vecinos de Nilsen no aguantan el olor que sale de sus cañerías, y al estar atascadas, llaman a un fontanero. Este encuentra carne humana putrefacta flotando en las tuberías del edificio, por lo que llama a la policía. Tras una larga investigación, la policía llega a la casa de Nilsen, un funcionario de 37 años. Un día en que Nilsen regresaba del trabajo, ve a tres hombres ante su puerta. El astuto oficial de policía Peter Jay responde a la pregunta de Nilsen sobre por qué estaba interesada la policía en él, diciéndole terminantemente: «Muéstrenos los otros cuerpos, Nilsen», a lo que Nilsen sorprendentemente respondió «sí, pasen; están en el armario y en el baño». Cuando le preguntaron cuántos había matado, Nilsen respondió «15 o 16, no me acuerdo». Fue arrestado de inmediato. Según el oficial Jay, el asesino admitió que si no lo hubieran arrestado en ese momento, este no habría dejado de asesinar jóvenes.

Finalmente, el 4 de noviembre de 1983, Nilsen fue juzgado por cometer seis asesinatos y otros dos intentos de asesinato, y fue sentenciado a cadena perpetua con un mínimo de 25 años de reclusión.

Años después se demostró una muerte adicional, la de su primera víctima, un muchacho de tan solo 14 años. Por ello, Nielsen volvió a ser condenado, sin optar a la libertad condicional.

VíctimasEditar

  • Víctima 1: Stephen Dean Holmes tenía 14 años cuando Nilsen lo asesinó el 30 de diciembre de 1978. Lo había conocido en un bar gay.
  • Víctima 2: Kenneth Ockendon, un estudiante canadiense de 23 años, fue estrangulado el 3 de diciembre de 1979.
  • Víctima 3: Martyn Duffey, de 16 años, de Birkenhead, Merseyside, Inglaterra. Fue asesinado en mayo de 1980.
  • Víctima 4: Billy Sutherland, de 26 años, de Escocia, Reino Unido.
  • Víctima 5: Fue un hombre que hacía servicios sexuales que jamás fue identificado; se estima que provenía de Tailandia o de Filipinas.
  • Víctima 6: Nilsen poco recordaba de este, según dijo; recordaba que se trataba de un hombre irlandés.
  • Víctima 7: Nilsen lo definió como un "hippie" que encontró en Charing Cross, Londres, Inglaterra.
  • Víctima 8: Poco se acordaba Nilsen de esta víctima; solo que recuperó tres piezas un año después de asesinarlo. Luego lo enterró.
  • Víctima 9 y 10: dos jóvenes escoceses que encontró en el Soho, Londres.
  • Víctima 11: fue un skinhead que Nilsen encontró en Piccadilly Circus.
  • Víctima 12: Malcolm Barlow, joven asesinado el 18 de septiembre de 1980.
  • Víctima 13: John Howlett, asesinado en diciembre de 1981.
  • Víctima 14: Graham Allen, que conoció a Nilsen en Shaftesbury Avenue.
  • Víctima 15: Stephen Sinclair, estrangulado el 1 de febrero de 1983; después Nilsen hirvió sus restos y los desechó por el inodoro. Fue su última víctima.