Departamentos Ejecutivos Federales de los Estados Unidos

unidad primaria del poder ejecutivo del gobierno federal estadounidense

Los Departamentos Ejecutivos Federales son los principales órganos administrativos del Poder Ejecutivo del gobierno federal de los Estados Unidos, análogos a los ministerios comunes en sistemas parlamentaristas o semiparlamentaristas, siendo el de Estados Unidos un régimen presidencialista presidido por un presidente, quien es el Jefe de Estado y el Jefe de Gobierno. Actualmente hay 15 departamentos ejecutivos.[1]

Los jefes de los departamentos ejecutivos reciben el título de Secretario de su respectivo departamento, excepto el Fiscal General, que es jefe del Departamento de Justicia, y el Director General del Servicio Postal. Los jefes de los departamentos ejecutivos son nombrados por el Presidente y toman posesión de su cargo tras ser confirmados por el Senado, y ejercen sus funciones a voluntad del Presidente. Los jefes de los departamentos son miembros del Gabinete de los Estados Unidos, un órgano ejecutivo que normalmente actúa como órgano consultivo del Presidente. En el Artículo II de la Constitución de los Estados Unidos, a los jefes de los departamentos ejecutivos se les define como "funcionario principal de cada uno de los Departamentos ejecutivos".

DepartamentosEditar

 
Departamento de Estado
 
Departamento del Tesoro
 
Departamento de Justicia
     
 
Departamento del Interior
 
Departamento de Agricultura
 
Departamento de Comercio
     
 
Departamento de Trabajo
 
Departamento de Defensa
 
Departamento de Salud
     
 
Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano
 
Departamento de Transporte
 
Departamento de Energía
     
 
Departamento de Educación
 
Departamento de los Veteranos
 
Departamento de Seguridad Nacional
     

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «La Rama Ejecutiva». Casa Blanca. Consultado el 22 de marzo de 2021.