Derechos laborales

conjunto de derechos de los trabajadores

Los derechos laborales o derechos de los trabajadores son un grupo de prerrogativas legales y humanos que tienen que ver con las relaciones laborales entre los trabajadores y los empleados, normalmente regida bajo un marco de derecho laboral.

Entre ellos están los beneficios laborales, creación de sindicatos,[1]seguridad y salud laboral, jornada de ocho horas y pago de horas extras, entre otros.[2]​ Los derechos laborales es el tema central de la rama del derecho llamada derecho laboral.

Los derechos laborales en la Industria de la ModaEditar

Como resultado de la creciente importancia de la industria de la moda para la economía global, esta industria se ha convertido en la tercer mayor industria del mundo, detrás de la automotriz y la electrónica, dando empleo alrededor de 60 millones de personas en forma directa e indirectamente a más del doble.

Toda vez que el ciclo de vida de sus productos posee una corta duración, los proveedores se han visto sometidos a una constante presión para reducir los costos y el tiempo de producción, trasladando los riesgos a los sectores más vulnerables de la cadena productiva - en especial a los trabajadores - dando lugar a una forma de esclavitud moderna, donde el trabajo forzoso, acoso laboral y sexual, trabajo infantil, discriminación, pago de salarios bajos, realización de horas extraordinarias excesivas en condiciones peligrosas de trabajo, se han vuelto frecuentes.

A pesar del número de normas internacionales, certificaciones y legislaciones por parte de los Gobiernos, el abuso de los derechos laborales de los trabajadores textiles es una constante en la industria de la moda y la explotación sistemática se encuentra presente.

Asimismo, el salario mínimo legal en la mayoría de los países de fábricas textiles es insuficiente para que los

trabajadores puedan vivir en condiciones dignas. Por ejemplo, en Bangladés está estimado que el salario mínimo solo cubre el 60% del costo viviendo en un barrio humilde.

En el año 2018, la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa se reunió en Ginebra a fin de debatir sobre el rol de la industria de la moda en el medioambiente y la sociedad, revelando un manejo de condiciones deplorables y anti-éticas de empleo relacionadas al sector, y en donde se señaló una cadena de suministro insegura, trabajo infantil y otras prácticas de explotación, especialmente para mujeres, que además representan aproximadamente el 80% de la mano de obra utilizada en la cadena de suministro.

A partir de la tragedia de Rana Plaza, producto del colapso de un complejo de fábricas en Dhaka el 24 de abril de 2013, en donde fallecieron 1.134 personas que se encontraban confeccionando prendas para diversas marcas multinacionales, se suscribió el Acuerdo de Bangladés, donde más de 200 marcas en todo el mundo entre ellas Adidas, H&M e Inditex, firmaron un contrato legalmente vinculante para garantizar la salud y la seguridad de los trabajadores textiles en Bangladés.

Si bien el Acuerdo concluyó en el mes de mayo del año 2021, gracias a la presión de los activistas y sindicatos se anunció un nuevo contrato internacional reforzado a fin de seguir garantizando la seguridad de los trabajadores, el cual entrará en vigencia a partir del mes de septiembre de 2021, y donde además las marcas se comprometieron a expandir el acuerdo para cubrir al menos otro país dentro de los primeros dos años.

Gracias a los Sindicatos y Organizaciones no Gubernamentales como Fashion Revolution, Better Work, CARE, Clean Clothes, Fair Wear Foundation, Fairtrade International, IndustriALL, Labour Behind the Label, Oxfam, TRAID, Traidcraft, War on Want, entre muchos otros, dedicados a mejorar la industria de la moda, se han logrado importantes incursiones en la mejora de las condiciones para muchos de los trabajadores textiles.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar