Derivación apreciativa

La derivación apreciativa es un tipo de derivación que altera semánticamente una palabra base, modificando su sentido de un modo subjetivo, emotivo, sin cambiar su categoría.[1]

Algunos ejemplos en español son:

  • gato - gatito,
  • sombrero - sombrerazo.

Este tipo de derivación no se da solo en lenguas indo-europeas, por ejemplo el náhuatl (idioma con el que el español no tiene origen ni desarrollo en común) tiene dos sufijos diminutivos uno reverencial -tzin (usado para personas queridas o familiares) y otro depreciativo (usado con personadas despreciadas u objetos poco importantes) -ton. Por ejemplo:

  • No-nān-tzin ('mi apreciada madrecita'), Cihua-tzin ('amada esposa').
  • cihua-ton ('mujercilla'), chichi-ton ('perrucho')

Apreciativos en españolEditar

En español existen diversos sufijos apreciativos, que expresan valoración o aprecio al referente de una palabra. [2]​ Estos sufijos se suelen dividir en tres tipos:

  • Diminutivos: Los sufijos diminutivos expresan afecto o bien indican tamaño pequeño, como por ejemplo lapicito o librito. También puede ocurrir que un sufijo diminutivo sirva como peyorativo (caudillito).
  • Aumentativos: Los sufijos aumentativos pueden expresar valoración tanto positiva como negativa, según el caso, o bien indican tamaño grande, como por ejemplo librazo.
  • Despectivos: Los sufijos despreciativos expresan valoración negativa, como por ejemplo bichejo.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Soto, Camilo (14 de diciembre de 2012). «¿Qué he aprendido hoy?: Derivación apreciativa: caracterización». ¿Qué he aprendido hoy?. Consultado el 25 de noviembre de 2020. 
  2. Martínez Jiménez, José Antonio; Muñoz Marquina, Francisco; Sarrión Mora, Miguel Ángel (2011). «Análisis morfológico. La formación de palabras: Derivación y composición». Lengua Castellana y Literatura(Akal edición). Madrid: Akal Sociedad Anónima. p. 9.