Abrir menú principal

La dermatología es la especialidad médica del estudio de la estructura y función de la piel, así como de las enfermedades que la afectan, su diagnóstico, prevención y tratamiento.[1]

Índice

FormaciónEditar

 
Láser dermatológico.

La piel es el órgano de mayor extensión del cuerpo, su superficie oscila entre 1,6 y 2 metros cuadrados en el adulto. Muchas enfermedades de este órgano se presentan aisladas, sin embargo otras son exteriorizaciones de dolencias internas. El médico especialista en dermatología se llama dermatólogo, para obtener la titulación es preciso completar la licenciatura en medicina y posteriormente realizar la formación especializada en dermatología que es de duración variable dependiendo del país, en la Unión Europea generalmente son 4 años.[1]​ El dermatólogo además de saber diagnosticar y tratar las enfermedades de la piel, posee conocimientos de cirugía y otras especialidades médicas, incluyendo reumatología, inmunología, neurología, enfermedades infecciosas y endocrinología.

SubespecialidadesEditar

Lesiones elementalesEditar

Las lesiones elementales de la piel son la base de todos los problemas dermatológicos. Se dividen en primarias y secundarias. Las primarias son: pápula, nódulo, roncha, vesícula, ampolla, pústula, absceso y quiste. Las secundarias son: costra, escara, úlcera, grieta, fisura, atrofia, esclerosis y liquenificación.[2]

EnfermedadesEditar

Algunas de las enfermedades de las que se ocupa la dermatología se mencionan en la siguiente tabla.

ReferenciasEditar

  1. a b Guía de formación de especialistas. Dermatología médico-quirúrgica y venereología.
  2. Roberto Arenas: Dermatología. Atlas, diagnóstico y tratamiento.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar