Abrir menú principal

Accidente del Piper PA-46 en 2019

Accidente de aviación ocurrido el 21 de enero de 2019
(Redirigido desde «Desaparición del Piper PA-46 en 2019»)

El 21 de enero de 2019, se informó de que un avión Piper PA-46 Malibu se había perdido en el Canal de la Mancha.[1][2]​ El avión salió desde el Aeropuerto de Nantes Atlantique, Francia, al Aeropuerto Internacional de Cardiff, Reino Unido. Los ocupantes del avión eran el futbolista argentino Emiliano Sala y el piloto David Ibbotson. Luego de que el gobierno británico diera por finalizada la búsqueda, la familia de Sala contrató una empresa privada para que continuara el trabajo. Finalmente el 3 de febrero, tras estar 2 semanas el avión desaparecido, gran parte del fuselaje del avión fue hallado en las profundidades del Canal y al día siguiente, el 4 de febrero, se encontró un cuerpo entre los restos que fue recuperado el 6 de febrero. El 7 de febrero se confirmó que el cuerpo era el de Sala.

Accidente del Piper PA-46 Malibu
N264DB Piper Malibu 46 (26999975375).jpg
Piper PA-46 Malibu N264DB, el avión accidentado en 2019.
Suceso Accidente de aviación en el mar.
Fecha 21 de enero de 2019
Causa Bajo investigación; posible engelamiento de las alas o el motor.
Lugar Canal de la Mancha
Origen Bandera de Francia Aeropuerto de Nantes Atlantique, Nantes, Francia
Destino Bandera de Reino Unido Aeropuerto Internacional de Cardiff, Gales, Reino Unido
Fallecidos 1
Desaparecidos 1
Implicado
Tipo Piper PA-46 Malibu
Operador Vuelo privado
Registro N264DB
Pasajeros 1
Tripulación 1

Índice

AviónEditar

 
El avión accidentado en 2017.

El avión accidentado es un Piper PA-46 Malibu,[3]​ con seis asientos, equipado con un único motor a pistón, registrado en Estados Unidos como N264DB y con el número de serie 46-8408037. El avión fue fabricado en 1984 y el 11 de septiembre de 2015 se emitió un certificado de aeronavegabilidad.

El avión fue registrado ante un administrador de Southern Aircraft Consultancy en Bungay, Suffolk, Reino Unido.

DesapariciónEditar

El avión partió del Aeropuerto Nantes Atlantique a las 19:15 GMT (20:15 CET), con destino al Aeropuerto de Cardiff, Reino Unido. Originalmente el avión iba a salir por la mañana, pero por razones desconocidas se retrasó hasta la noche. El futbolista argentino Emiliano Sala, quien había sido fichado por el Cardiff City Football Club por 17 millones de euros, iba a bordo, mientras que el piloto en un inicio se creyó que era David Henderson, pero después se confirmó que era David Ibbotson. El contacto con el control de tráfico aéreo de Guernsey se produjo cuando se realizó una solicitud para descender a 5000 pies (1500 m). El avión estaba a una altitud de 2300 pies (700 m) cuando se perdió el contacto.[4]​ Eran las 20:30 GMT y estaba a 7 millas náuticas (aproximadamente 13 km) al noroeste de Alderney, Canal de la Mancha, en el momento de la desaparición. Las condiciones climatológicas ese día no eran buenas.[5]

Un mensaje de audio enviado por Sala a sus amigos a través de WhatsApp desde el avión fue publicado por Olé,[6]​ donde dice:

Hola hermanitos, ¿cómo andan loquitos locos? Hermano, estoy muerto. Estuve acá en Nantes haciendo cosas y cosas y cosas y cosas y cosas y cosas y no termina más no termina más no termina más no termina más. Así que nada, muchachos. Estoy acá arriba del avión, que, parece que se está por caer a pedazos, y me estoy yendo para Cardiff loco que, mañana sí, ya arrancamos. A la tarde arrancamos a entrenar muchachos, en el nuevo equipo, a ver qué pasa... Así que ¿cómo andan ustedes hermanitos todo bien? Si en una hora y media no tienen novedades mías... no sé si van a mandar a alguien a buscarme porque no me van a encontrar pero, ya lo saben. Papá, qué miedo que tengo.[7]

BúsquedaEditar

 
 
Ubicación aproximada de la desaparición del avión en el Canal de la Mancha.
 
Imagen de la "Subdivisión de Investigación de Accidentes Aéreos" (AAIB en inglés) de los restos del Piper PA-46 Malibu que se encuentran en el fondo marino.

Se inició una operación de búsqueda y rescate, pero se suspendió a las 02:00 GMT del 22 de enero debido al empeoramiento de las condiciones climáticas. Aunque fuera del área de responsabilidad del Reino Unido, HM Coastguard envió dos helicópteros para ayudar en la búsqueda de la aeronave. También se envió un helicóptero francés para participar en la búsqueda, al igual que los barcos de salvamento Alderney y Guernsey.

La búsqueda se reanudó a las 08:00 GMT. A las 11:45 GMT del 22 de enero, se habían cubierto un total de 1000 millas cuadradas (2600 km cuadrados) con un total de cinco aeronaves y dos botes salvavidas, sin embargo, no se encontró rastro de la aeronave. Un barco de la Armada francesa también participó en la búsqueda. A las 15:30 GMT del 22 de enero, un avión y un barco de salvamento seguían buscando, lo que hace que el área total cubierta sea de 1155 millas cuadradas (2990 km cuadrados). La búsqueda fue nuevamente suspendida en la tarde del 22 de enero. Se encontraron varios objetos flotantes, pero no se confirmó que vinieran del avión desaparecido. La búsqueda se reanudó a las 08:00 GMT del 23 de enero con dos aeronaves en las zonas costeras de Alderney. A las 11:30 GMT, un helicóptero y tres aviones continuaban la búsqueda e intentaban revisar imágenes de satélite y datos de teléfonos móviles. Sin embargo, todavía no hay rastro de la aeronave.

El 23 de enero de 2019, un portavoz de la Búsqueda Aérea de las Islas del Canal dijo que no había "ninguna esperanza" de encontrar sobrevivientes en el agua. La búsqueda se centró en la posibilidad de que los sobrevivientes estén en una balsa salvavidas en el Canal de la Mancha. El 24 de enero, la búsqueda fue cancelada, y se dijo que las posibilidades de supervivencia eran "extremadamente remotas".[8]​ La búsqueda cubrió unas 1700 millas cuadradas (4400 km cuadrados) de tierra y mar, cubriendo Burhou, Les Casquets, Alderney, la costa norte de la península de Cherbourg y la costa norte de Jersey y Sark.

Después de la suspensión de la búsqueda de Emiliano se abrió en el sitio web GoFundMe una página para recaudar fondos y así seguir con la búsqueda de Sala de forma privada, con el objetivo inicial de 200 000 euros. Gracias a donaciones de personas anónimas y futbolistas como Kylian Mbappé (30 000 euros) o Adrien Rabiot (25 000 euros), se logró rápidamente esta cantidad, con lo que la familia de Sala logró contratar dos barcos para así seguir con la búsqueda. Después la cifra ascendió a 300 000 euros para cubrir todos los gastos, que al final se lograron recaudar.[9]​ El jefe operativo de la búsqueda era el científico marino David Mearns, directivo de la empresa Bluewater Recoveries, que participó en la búsqueda del Vuelo 370 de Malaysia Airlines. David Mearns reveló más detalles el 28 de enero, quien anunció que un vehículo no tripulado operado por control remoto (ROV), se estaba movilizando en un intento por encontrar los restos del avión en el fondo marino, ya que las posibilidades de que el avión estuviera en el fondo marino eran muy altas. Se esperaba que el buque de búsqueda estuviera en su lugar "al final de la semana", aunque las operaciones de búsqueda probablemente se verían obstaculizadas por las malas condiciones climáticas.[10]​ Mientras tanto, los dos barcos siguieron realizando la búsqueda en la superficie del área donde se perdió el contacto con el avión.

El 30 de enero, aproximadamente a la 13:58 GMT, la Subdivisión de Investigación de Accidentes Aéreos informó que el 26 de enero alrededor de las 17:00 de la tarde, Josette Bernard había encontrado un cojín para asiento en una playa cerca de Surtainville, en Cotentin, Normandía. Poco después, a las 17:30, Camille Leblond encontró un segundo cojín mientras paseaba a sus perros. Tras dos exámenes preliminares, se determinó que los cojines probablemente eran del avión de Sala.[11]​ El 31 de enero, un usuario holandés público en Twitter una foto en la que se mostraba una pieza de aluminio con los colores del avión de Sala. La pieza fue encontrada en Maavslatke, cerca del puerto de Rotterdam, Holanda. Una fuente le dijo al diario holandés Telegraaf: "Puede venir de cualquier parte, incluso de un barco. Es demasiado pronto para decir algo al respecto, no podemos excluir nada". Horas mas tarde, tras analizar la pieza, la policía local comunicó en Twitter: "El bulto encontrado en Maasvlakte no viene de un aeroplano. La investigación está cerrada".

El 3 de febrero se encontró el avión en las profundidades del Canal de la Mancha, a unos pocos kilómetros de la Isla de Guernsey, en las cercanías del faro de Casquets, sitio donde fue avistado por última vez en el radar antes de desaparecer el lunes 21 de enero cerca de las 20:30 de la tarde (GMT). Al día siguiente, la Subdivisión de Investigación de Accidentes Aéreos comunicó que se había encontrado un cuerpo entre los restos del avión, gracias al vídeo que grabó un ROV.

El 6 de febrero las autoridades informaron que el cuerpo encontrado había sido rescatado de los restos del avión. "En condiciones adversas, se recuperó con éxito el cuerpo previamente visto en los restos de la avioneta. La operación se desarrolló con la mayor dignidad posible y las familias fueron informadas de los progresos alcanzados. El cuerpo está siendo actualmente trasladado a Pórtland para dejarlo a cargo del forense del condado de Dorset", señaló la Subdivisión de Investigación de Accidentes Aéreos. Aparte, también señalaron que la recuperación del avión se canceló definitivamente: "La operación de rescate queda cerrada. Las previsiones meteorológicas para el futuro próximo son malas, por lo que se tomó la difícil decisión de dar por cerrada la operación".

El 7 de febrero, las autoridades del condado de Dorset informaron a las familias de Sala e Ibbotson y a la prensa a través de Twitter que el cuerpo hallado era el de Sala.

El 13 de febrero hubo una polémica en Reddit en donde un usuario anónimo publicó la foto del cadáver de Sala en la morgue. Dicha foto fue capturada por un trabajador de la morgue que recibió el cuerpo y la subió originalmente a dicha plataforma mencionada, muchos usuarios indignados dieron con la identidad del sujeto y quedó despedido de su trabajo, además enfrenta cargos legales.

InvestigaciónEditar

El 23 de enero, la Subdivisión de Investigación de Accidentes Aéreos abrió una investigación sobre el accidente. La asistencia se presta por el sobre de Investigaciones et d'Analyses Oficina, de Investigación de Accidentes de Aviación Civil Junta y la Junta de Seguridad de Transporte Nacional. Parte de la investigación cubrirá la licencia del piloto, David Ibbotson. Se informó que Ibbotson tenía una licencia de piloto privado, lo que no le habría permitido transportar pasajeros con fines de lucro.[12]​ También se publicó que trabajaba también como DJ y plomero para pagar su enseñanza en los aviones debido a que estaba endeudado. El mismo Ibbotson dijo en su Twitter que estaba "algo oxidado" con el ILS. El 31 de enero, el periódico The Sun publicó que el 9 de mayo de 1995 Ibbotoson había tenido otro accidente en el aeródromo de Hibaldstow. Estaba pilotando un Piper Cherokee, un avión que se utiliza para entrenamientos, mientras que simulaba una falla en el motor, pero al no poder bajar el tren de aterrizaje del avión se acabó estrellando en la pista.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar