Abrir menú principal

Deseo de una mañana de verano

película británica-italiana de 1966

Blow-Up es una película ítalo-británica de 1966, conocida en España e Hispanoamérica como Deseo de una mañana de verano, dirigida por Michelangelo Antonioni y con David Hemmings en el papel principal. Producida por Carlo Ponti, que había contratado a Antonioni para hacer tres películas para la Metro-Goldwyn-Mayer (las otras dos eran Zabriskie Point y El reportero), fue la primera película del realizador rodada enteramente en idioma inglés.

La película también cuenta con las actuaciones de Vanessa Redgrave, Sarah Miles, Peter Bowles y la modelo Veruschka. El guión de la cinta fue escrito por el propio Antonioni, en colaboración con Tonino Guerra, apoyándose en la traducción al inglés del dramaturgo Edward Bond.

La historia está basada en el relato de Julio Cortázar Las babas del diablo, aparecido en el libro Las armas secretas, a su vez inspirado por un relato del fotógrafo Sergio Larraín.[1]​ Cortázar aparece como cameo en una de las fotografías mostradas en la película. En el relato, la pequeña historia y su significado es completamente distinto al de la película de Antonioni. Posteriormente al estreno de la película, el director confesó que necesitaría otra película para explicar el significado de la misma. El personaje principal está inspirado en un fotógrafo real, David Bailey.

La música está compuesta por Herbie Hancock, pero no como banda sonora, sino como música ambiental. También aparecen en la película The Yardbirds (con Jimmy Page y Jeff Beck) interpretando el tema Stroll On, la crónica de la vida del fotógrafo David Bailey, durante el llamado Swinging London.

El título en inglés Blow Up significa la explosión de una burbuja, aunque se entiende en la jerga fotográfica como una gran ampliación durante el revelado de una foto.

Fue premiada en 1966 con la Palma de Oro del Festival de Cine de Cannes.

SinopsisEditar

Thomas es un reconocido fotógrafo de moda de Londres[2]​, que realiza por encargo una serie de fotografías que reflejan diversas situaciones cotidianas para ilustrar libros, desde una mirada y óptica tan peculiar como íntima. Una mañana, mientras se encuentra recorriendo un parque y tomando diversas fotos a los paisajes de la zona, comienza a fotografiar a una pareja que casualmente estaba conversando en ese lugar. La mujer, sobresaltada, le pide que le devuelva las fotos, ofreciéndole incluso dinero por ellas, propuesta a la cual Thomas se niega. Finalmente, y ante un juego de seducción llevado a cabo por la mujer en la propia casa de Thomas, este accede. Sin embargo, al quedarse con un rollo de la cinta, encuentra algo en las fotos que le llama la atención. Al ampliar la fotografía en grandes cuadros, descubrirá que la acción y la circunstancia de la pareja en ese parque no fueron tan casuales como en su momento parecía.

InterpretacionesEditar

Alrededor del significado de este relato, han surgido muchas incógnitas. Por ello, existen diversas hipótesis que ofrecen diferentes explicaciones o perspectivas según las cuales entender la película. Las mostradas a continuación son las que con más fuerza han sonado:

Interpretación principalEditar

El film trata sobre un fotógrafo que tras tomar unas fotos en un parque, cuando una chica a la cual ha fotografiado le exige dichas fotografías. Él se niega y revela las fotos, y al hacerlo se da cuenta de que ha captado un asesinato, en el que parece que la mujer está implicada y entre unos matorrales se encuentra el asesino. El protagonista vuelve al parque para verificar sus sospechas y se encuentra un cadáver. Cuando regresa a su estudio de fotorgrafía, descubre que le han robado las fotos, únicas pruebas del homicidio. Al volver por segunda vez al lugar del crimen, el cadáver ha desaparecido también. [3]

Interpretación ilógicaEditar

El film trata sobre un fotógrafo que va a tomar unas fotos a un parque, cuando una chica a la cual ha fotografiado le exige dichas fotografías. Él se niega y va a su estudio a revelar las fotos. Ella lo persigue y empieza a comportarse de manera extraña. Partimos que trato del fotógrafo hacia las mujeres es agresivo y posesivo desde el comienzo del relato. En cuanto al asesinato, cabe destacar que el cuerpo de la víctima está tendido en un césped verde, algo poco creíble por el tiempo que ha pasado y porque la manera en el que la mujer roba las fotografías al fotógrafo es inverosímil (¿Cómo entraron en la casa?). Por lo tanto, la única interpretación que daría lógica a la película sería que la mujer del parque es una deidad femenina cuyo objetivo es castigar al protagonista por su trato al género opuesto. Así, todo lo que va pasando, son trampas realizadas al protagonista para confundirlo y enloquecerlo.

Interpretación intermediaEditar

Esta interpretación es, como su nombre indica, un punto intermedio entre las dos anteriores. Nos preguntamos ¿por qué sigue el cadáver en el lugar del crimen?, ¿dónde está la sangre? o ¿por qué el protagonista no escucha el disparo?. Entendemos que el protagonista no está contento con su vida y que el cansancio agrava esta sensación. Su deseo de huir de la realidad se cristaliza en un asesinato; uno que sólo existe en su mente. La mujer posiblemente sólo intente recuperar las fotos porque es infiel a su marido e intenta ocultar las pruebas de la infidelidad. Esta hipótesis se corrobora en el final del relato, con la aparición de mimos que refuerza la idea de una metáfora "todo el tiempo ha estado buscando una ilusión".

Interpretación extremaEditar

Esta idea se basa una idea extrema del cansancio del autor, que lo llevaría a imaginarse el escenario por completo; desde la mujer hasta el cadáver que ve. De este modo, estaría sacando fotos a un parque vacío. Del mismo modo que la interpretación intermedia, la paranoia se refuerza con la presencia de los mimos.

CuriosidadesEditar

  • Contiene el primer desnudo frontal integral femenino en la historia del cine inglés.
  • Uno de los vagabundos que aparece en el álbum del fotógrafo es Julio Cortázar, creador de la historia original en la que se basa la película.
  • La cámara empleada por el protagonista es una Nikon F. que salió en 1959; que gracias a esta película fue conocida entre profesionales y principiantes de la fotografía.
  • A Antonioni no le gustaba el color del césped, así que hizo que lo pintaran para que concordase con el conjunto cromático de la película. Llegaría a pintar árboles, calles e incluso casas para reflejar la realidad que él quería.

RepartoEditar

PremiosEditar

Premios Oscar
Año Categoría Persona Resultado
1966 Mejor director Michelangelo Antonioni Nominado
1966 Mejor guion original Michelangelo Antonioni
Tonino Guerra
Edward Bond
Nominados
Globo de Oro
Año Categoría Persona Resultado
1966 Mejor película extranjera de habla inglesa Nominada
Premios BAFTA
Año Categoría Persona Resultado
1966 Mejor película británica Nominada
1966 Mejor fotografía (en color) Carlo Di Palma Nominado
1966 Mejor dirección artística (en color) Assheton Gorton Nominado
Festival de Cine de Cannes
Año Categoría Persona Resultado
1966 Palma de Oro a la mejor película Ganadora

LiteraturaEditar

  • Brigitte Tast, Hans-Jürgen Tast: light room - dark room. Antonionis "Blow-Up" und der Traumjob Fotograf, Kulleraugen Vis.Komm. Nr. 44, Schellerten 2014, ISBN 978-3-88842-044-3

Enlaces externosEditar

ReferenciasEditar

  1. Forn, Juan. «El rectángulo en la mano». Página 12. Consultado el 11 de agosto de 2017. 
  2. Konstantarakos, Myrto. «Spaces in European cinema». Consultado el 4 de octubre de 2019. 
  3. González, David. «Blow Up - Michelangelo Antonioni (Análisis en profundidad)». Consultado el 1 de octubre de 2019.