Desoxicitidina

compuesto químico

La desoxicitidina, abreviado como dC, es un desoxirribonucleósido, componente de los ácidos desoxirribonucleicos derivado de la citosina. Es, junto con su forma fosforlilada monofosfato de desoxicitina (dCMP), una molécula de interés en la terapia contra el cáncer.

 
Desoxicitidina
General
Fórmula estructural Imagen de la estructura
Fórmula molecular ?
Identificadores
Número CAS 951-77-9[1]
ChEBI 15698
ChEMBL CHEMBL66115
ChemSpider 13117
DrugBank 02594
PubChem 13711
UNII 0W860991D6
KEGG C00881

Propiedades químicasEditar

La fórmula química de la desoxicitidina es C9H13N3O4. Su estructura es similar a la de la citidina, con la diferencia de que carece del grupo 2'-grupo hidroxilo en su anillo de ribosa. La enzima desoxicitidina quinasa cataliza la fosforilación de desoxicitidina en una reacción que tiene como resultado la formación de nucleósido difosfato y desoxicitidina monofosfato.[2]

Propiedades médicasEditar

Su administración protege a las células sanas contra los efectos de los medicamentos contra el cáncer.[3]​ Al mismo tiempo, su producción por los macrófagos asociados a un tipo común de cáncer de páncreas debilita el efecto de la gemcitabina, un compuesto similar utilizado para tratar turmores malignos: la desoxicitidina se une preferentemente a la desoxicitina quinasa e impide así la fosforilación de la gemcitabina, que es necesaria para la disrupción del metabolismo de las células cancerosas.[4]​.

La desoxicitidina se estudia como terapia para aliviar los síntomas de la carencia de la forma TK2 de la timidina quinasa, un desorden caracterizado por la disfunción muscular que puede llegar a provicar la muerte por insuficiencia respiratoria.[5]

ReferenciasEditar

  1. Número CAS
  2. «Deoxicitidine quinasa». Descriptores en ciencias de la salud. Consultado el 15 de febrero de 2020. 
  3. «Diccionario de cáncer». National Cancer Institute. 2 de febrero de 2011. Consultado el 15 de febrero de 2020. 
  4. «Células inmunes asociadas a tumores dificultan la quimioterapia de primera línea en el cáncer de páncreas». Redacción médica. Consultado el 15 de febrero de 2020. 
  5. «Una nueva terapia con nucleósidos mejora las funciones motoras y la supervivencia de los pacientes con déficit de TK2». Biotech Spain. Consultado el 15 de febrero de 2020.