Destreza

capacidad de realizar una tarea o actividad con eficacia

Destreza (en latín: dextra)? es la capacidad de una persona para realizar de manera satisfactoria una tarea o un trabajo.[1]​ En el ámbito académico, el concepto de destreza cada vez se centra más en las habilidades motrices.[2]

EtimologíaEditar

El origen de la palabra está en el latín dextra, que significa «derecha». La mano derecha (o diestra) se asociaba con valores positivos, divinos; mientras que la izquierda (o siniestra) lo hacía con los negativos, o demoníacos. De allí que una persona diestra fuera aquella que hiciera las cosas bien. Y que «hacer las cosas bien» se conociera como destreza.[1]

Conceptos relacionadosEditar

 
Si un niño ejecuta un movimiento deportivo tal y como las normas dicen que debe hacerlo, se dice ya adquirió la «habilidad»; pero si no consigue su objetivo (encestar en el aro), aun no tiene la «destreza».[3]

En el ámbito vulgar, aptitud, destreza, habilidad y competencia se utilizan indistintamente, puesto que son términos relacionados, pero no son lo mismo. Todos ellos hacen referencia a la capacidad de una persona de realizar una tarea, pero tienen diferentes significados específicos.[4][5]

«Aptitud» son las condiciones que hacen a una persona especialmente idónea para llevar a cabo una tarea.[5]​ Habilidad y destreza son los dos conceptos que más fácilmente se confunden.[3]​ «Habilidad» es la capacidad de ejecutar una acción o tarea de forma correcta mientras que se habla de «destreza» si se consigue realizarla con éxito.[3][6]​ En cambio, «competencia» es cuando se desarrolla una habilidad para resolver una actividad compleja.[7]

El conjunto de todas las habilidades, destrezas y competencias conforman la inteligencia humana.[8]

Habilidad y destreza motrizEditar

Dentro del ámbito de la educación física, la habilidad y la destreza motora se suelen estudiar en conjunto, a veces confundiendo los conceptos. Por lo que, en la literatura especializada, se habla de «habilidad y destreza motriz» como un todo, aun cuando ambos conceptos estuvieran diferenciados.[3]

ReferenciasEditar

  1. a b Raffino, María Estela (26 de junio de 2020). «Concepto de destreza». concepto.de. Consultado el 9 de marzo de 2021. 
  2. Cañizares Márquez, José María; Carbonero Celis, Carmen (2017). Cómo mejorar las habilidades y destrezas de tu hijo. Sevilla, España: Wanceulen Editorial. ISBN 9788499935867. OCLC 1105418881. Consultado el 9 de marzo de 2021. 
  3. a b c d Díaz Lucea, Jordi (1999). La enseñanza y aprendizaje de las habilidades y destrezas motrices básicas (primera edición). Barcelona, España: INDE Publicaciones. pp. 51-54. ISBN 9788487330995. OCLC 43587218. Consultado el 9 de marzo de 2021. 
  4. Carosio, Alba; Silva Pacheco, Jesús; Olivera, Ángel (2007). Tópicos, métodos y problemas de investigación en ciencias administrativas. Cuadernos de postgrado. vol. 25. Caracas, Venezuela: Universidad Central de Venezuela. p. 133. ISBN 9789803250959. OCLC 276309794. Consultado el 9 de marzo de 2021. 
  5. a b Moreno Bayardo, María Guadalupe (1998). «El desarrollo de habilidades como objetivo educativo: una aproximación conceptual». Educar (Guadalajara, México: Universidad de Guadalajara) 6: 1-9. ISSN 1405-4787. OCLC 644033597. Consultado el 9 de marzo de 2021. 
  6. Peñalver, Juan de (1842). El diccionario de la rima. Panlexico, diccionario universal de la lengua castellana. Tomo 2. Madrid, España: Imprenta de Ignacio Boix. p. 134. OCLC 81857710. Consultado el 9 de marzo de 2021. 
  7. Alsina Catalá, Claudi; Pérez Gómez, Rafael (2008). Competencia matemática e interpretación de la realidad. Aulas de verano. Madrid, España: Ministerio de Educación. ISBN 9788436946802. OCLC 804340575. Consultado el 9 de marzo de 2021. 
  8. Ortiz Ocaña, Alexander (2012). Educación infantil: pensamiento, inteligencia, creatividad, competencias, valores y actitudes intelectuales. Pedagogía, didáctica, currículo y evaluación. vol. 1. Editorial Académica Española. p. 54. ISBN 9789589897041. Consultado el 9 de marzo de 2021.